Coberturas

Babasónicos volvió a mutar y agotó la capacidad de Obras

La banda de Adrián Dárgelos regresó a Obras reestrenando su formato eléctrico. Sin adelantos de temas de su nuevo álbum, pero con un sonido reinventado, revisitaron su discografía ante un público deleitado.

Babasónicos en Obras (Martín Bonetto)
Babasónicos en Obras (Martín Bonetto)

Cuando parecía que habían inventado todo, reinventan la modernidad como espacio de creación artística. Después de más de 25 años de recorrido musical, Babasónicos volvió a Obras para usar su propio repertorio como inspiración antes de sacar a la luz su nuevo material: Me Verás Surgir y Caer.

La noche húmeda del viernes recibió en el mítico Templo Del Rock a una multitud encendida e impuntual que agotó su capacidad. Si bien la llegada fue tarde, no quita la falla de organización en la platea general que desbordó el espacio disponible. Cerca de las diez de la noche, la banda de Adrian Dárgelos subió al escenario con “Tormento” y “Suturno”, que transcurrieron con unos pocos desajustes de sonido que pronto se olvidaron.

Martín Bonetto

Babasónicos es una de las pocas bandas nacionales que está en absolutamente todos los detalles artísticos, incluido el escenario. Una pantalla horizontal a la altura de los músicos lo cubre de punta a punta y primero muestra la imagen de un edificio: el Crow Hall, sede de la facultad de Arquitectura del Instituto de Tecnología de Illinois en Chicago, obra maestra del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe, uno de los arquitectos pioneros del movimiento moderno. La imagen se enlaza perfecta con el diseño arquitectónico de las luces, que quedan a merced de la voluntad de Dárgelos para jugar con ellas, como otro edificio.

Como expresión estética del cambio de piel de los Baba aparece el cambio de look de Adrián. Pelo largo para revolear y barba bíblica entrecana, con la sensualidad desbordada, intacta. Levanta la humedad de la noche con “¿Y qué?”, “Los burócratas del amor” y “Los calientes” mientras se muestra y esconde de las columnas de luz, canta a las plateas generales o se arrodilla en el escenario para tocar una mano que no va lavarse por un par de días.

Lo moderno coquetea con la organicidad de su gira acústica anterior con los discos “Impuesto De Fe” y “Repuesto De Fe”, sin llegar a enfrentar el formato acústico con el formato eléctrico, sino a encontrarlos y dejar que surja algo nuevo. “El maestro” -desde “Impuesto…”- sonó en una versión más eléctrica y desenfrenada. Frente a los ojos y oídos del público aparece, por lo menos en esencia, el sonido del nuevo disco de Babasónicos que saldrá en unos meses. Si bien se esperaba un adelanto, no sucedió, pero no por eso faltaron las sorpresas.

Martín Bonetto

El repertorio recorrió su discografía sin orden, sin jerarquía, y sin bajar ni un voltio. “Pendejo”, “Flora y Fauno”, “Once”, no se desconocen entre sí sobre el escenario a pesar de pertenecer a distintas pieles de la banda de Lanús.

“Fiesta Popular” fue, para el público, el segmento red social que aparecen en la mayoría de los recitales actuales: “esta canción me invita a opinar sobre tal tema”, aunque con una temática algo sorpresiva. El rock que canta “chicos ricos no se asusten tanto, esto es solo una fiesta popular” estuvo acompañado de imágenes de protestas y explosiones, y cuando terminó el público cantó el “hit del verano”: MMLPQTP.

Dárgelos no estuvo  solo y hubo espacio para que la seducción se desparrame. Mariano Roger se soltó, atractivo, en “Curtis” y con él en una punta del escenario y Adrián en otra, no había un sólo punto de foco posible donde posar la mirada. Diego Uma, desatado, ocupó el escenario con toda su energía en “Microdancing”.

Martín Bonetto

Una de las sorpresas de la noche fue el techno “Monga nunca”, corte de “Vol. 1”, primer disco del alterego eléctrico de los Baba, BBS.

No me conformo con nada, ni siquiera con todo”  provoca Dárgelos y le pide más y más a un público que por partes supo estar a la altura del sex appeal que emana la banda. Abrió la segunda parte con “La lanza” e “Ideas”, para pasar a otro regalo. “Fan de scorpions” volvió a sonar en Obras después de diez años, luciéndose renovados el espacio y la canción.

El amague final llegó con los clásicos “Putita”,  “Carismático”, “Yegua” y “El Colmo”.  Pero los bises todavía tenían sorpresas para entregar. El regreso de “Confundismo” parte del álbum en vivo “Luces” y el viaje a 1994 con “Patinador Sagrado” mostró que los clásicos se modernizan y ganan calidad y fuerza con los años.  “Así se habla” terminó el show, como manifiesto, mientras de fondo la pantalla proyectaba, nada más ni nada menos que la palabra “Babasónicos”.

El grupo se agazapó para dar otro ataque con su próximo disco. Por lo pronto, tendremos un adelanto en su próximo show en agosto, nuevamente en Obras.

Babasónicos en Obras

01. “Tormento” – A Propósito (2011)
02. “Suturno” – Infame (2003)
03. “Y Qué” – Infame (2003)
04. “Los Burócratas Del Amor” – Romantisísmico (2013)
05. “Los Calientes” – Jessico (2001)
06. “Fizz” – Jessico (2001)
07. “Desfachatado”s – Miami (1999)
08. “El Maestro” – Desde Adentro – Impuesto De Fe (2016)
09. “Pendejo” – Jessico (2001)
10. “El Ídolo” – Mucho (2008)
11. “Flora Y Fauno” – A Propósito (2011)
12. “Estoy Rabioso” – Mucho (2008)
13. “Once” – Infame (2003)
14. “Para Despertar”
15. “Fiesta Popular” – A Propósito (2011)
16. “Curtis” – Infame (2003)
17. “Monga Nunca” – BBS (2017)
18. “Microdancing” – Mucho (2008)
19. “La Lanza” – Romantisísmico (2013)
20. “Ideas” – A Propósito (2011)
21. “Fan De Scorpions” – Infame (2003)
22. “Putita” – Infame (2003)
23. “Carismático” – Anoche (2005)
24. “Yegua” – Anoche (2005)
25. “El Colmo” – Anoche (2005)
—————
26. “Confundismo” – Luces (2007)
27. “Patinador Sagrado” – Trance Zomba (1994)
28. “Así Se Habla” – Anoche (2005)