Rock

Viaje al corazón de Los Piojos: ¿Cómo vivieron los protagonistas el último River?

Entrevistamos brevemente a varios músicos de la banda y a gente de su equipo de trabajo. Sensaciones, recuerdos y sinsabores del último "ritual".

El último
El último "ritual" de Los Piojos

Hace 10 años, en Figueroa Alcorta y Udaondo el día estaba gris. Hacía un frío de locos y llovía. Llovía mucho. No, River no jugaba ninguna final, pero el Monumental era una fiesta. Una fiesta forzada por un público que llegaba al show con el corazón en la mano. Se estaba por dar el último Ritual Piojoso, y la procesión fue (iba) por dentro, porque desde que sonó el primer acorde de “Te Diría” todo fue fiesta, bengalas, salto y gritos ante una banda que lo dio todo por última vez. Lista extensísima, casi tres horas de show y un “Gracias Totales” que llegó en forma de un extenso finale.

A una década de esa noche que marcó el cierre de una de las bandas más convocantes de la historia del Rock Nacional, en Rock ‘N Ball, quisimos saber cómo lo vivieron ellos. Los que estaban arriba del escenario, los músicos de Los Piojos y la gente que laburó para que ese River saliera muy bien, todos sabiendo que sería el último. Algunos creyendo en la palabra “impasse”; otros sabiendo que no había retorno.

Entrevistamos y le hicimos preguntas muy parecidas a Martín Correa (Jefe de Prensa), Jimena Díaz Ferreira (Diseñadora) y también a aquellos que estuvieron arriba del escenario esa noche fría y lluviosa en el barrio de Núñez. Dani Buira (Baterista 1988-2000), Sebastián “Roger” Cardero (Batería 2000-2009), Juanchi Bisio (Guitarra), Miguel “Chucky” De Ipola (Teclados), Facundo “Changuito” Farías Gómez (Percusión) y Oscar Sofio (Sonido).

Buscamos a Andrés Ciro Martínez, pero no obtuvimos respuesta. Con Micky hablamos en una extensa nota, que también pueden leer hoy, y Piti Fernández nos prometió hablar muy pronto con nosotros, pese a que esa noche él ya no era parte de “Los Piojos”. El Hecho que todos ubican como el principio del final(e). Para todos los curiosos, para todos los nostálgicos, pero sobre todo, para todos los piojosos. Pasen y vean…


DANIEL BUIRA (BATERISTA 1988-2000)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda?
DB: La banda empezó en mi casa de Ciudad Jardín. Ensayábamos en el living así los primeros 3 años, nos conocimos en la escuela Bernardino Rivadavia, nos juntamos para tocar “La Bamba” el día de la primavera en el año 87 y llevamos los instrumentos a mi casa. Ensayamos todo “Chac tu Chac” y lo que quedó afuera de las canciones, la entrada de Andrés y de Pablo Guerra se dio en mi casa. La salida de Diego Chávez el primer cantante fue en mi casa. Andrés vino a casa como Armoniquista y despues quedó como cantante. Mi viejo nos dio una mano como especie de Manager en traslado y de publicidad todo salía de nuestro bolsillo. La primera formación de la banda era Piti, Juan, Micky, Diego Chávez y yo. Cuando deje la banda fue un tema complicado y personal, la verdad es que nunca deje la banda toda mi vida sentí que seguía en la banda, hasta los años que no estuve. Logramos que esto sea una forma de vida, estábamos todos los días juntos. Así fue que a los años volvimos a estar juntos y me invitaron a tocar y en el ultimo River estuve 4 canciones en la batería.

RNB: Si bien habías dejado la banda hace muchos años, ¿Cómo te enteraste del impasse y que sentiste?
DB: Con los chicos siempre estuve en contacto y me venia enterando cosas y las cosas se pusieron difíciles y llevaron a esto.

RNB: ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de aquel River?
DB: Tengo recuerdo de que estaba volviendo a donde quería estar. Estaba volviendo a hacer lo que fui mucho tiempo y tanto tiempo de mi vida dediqué.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
DB: No tengo un gran recuerdo de los temas de esa noche. Me acuerdo que ensayamos para 2 y toque en 4, “Desde Lejos No Se Ve”, que es parte de mi autoría, me gusta mucho y no la habíamos ensayado y la terminamos tocando.

RNB: ¿De los discos que grabaste con la banda cual es tu disco y canción preferida?
DB: Grabe hasta “Ritual”. Fueron 5 discos, se fue volviendo más profesional el tema de la grabación. Me gustan en partes iguales, pero hay una diferencia en “3er Arco” conceptualmente desde que empieza hasta que termina. Se logró un clima hermoso. “Ay Ay Ay” también, pero “3er Arco” es, por poquito, el que más me gusta. “Te Diría” es un tema grabado al palo con un volumen tremendo, cosas que ahora no se si nos permitiríamos hacerlas. Fue una grabación hermosa: “Ando Ganas”, “Ay Ay Ay”, “Cruel”, “Pistolas”, hay tantos temas lindos.

RNB: ¿Una canción que te gustaba tocar en vivo?
DB: “Cruel” me encantaba tocar. Era un momento muy alto pero me gustaban tocar todas.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? ¿Por qué?
DB: Uff un quilombo en la cabeza, todos los show fueron lindos, estoy pensando y quizás de los primeros en la bicicletería, al lado de la escuela 28 de “Ciudad Jardín”…Tocábamos una vez por mes para unas 50/70 personas. Era una locura siempre terminaba la policía sacándonos a palos, de la batería, de los pelos, a los palos (risas). Fueron tantos shows, tantas giras y la gente se portó tan bien en todos lados. Hay familias piojosas en todos lados. “Los Piojos” fueron 11 años en los que yo estuve que era una banda muy ligada a la gente y si la gente te quería vos le dabas absolutamente todo. Así fue en el interior, la gente es el show, la gente es hermosa.


MIGUEL “CHUCKY” DE IPOLA (TECLADISTA)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda o de su grupo de trabajo?
CDI: Es algo que viene de muy chico. Desde los 13 años empecé a estar en contacto con lo que es una banda de rock y lo que es el backstage de los lugares donde tocaban bandas.  En ese momento empecé a ver esto que hoy es el motor de lo que me apasiona. Un día me hacen escuchar algo que yo no conocía.  Una amiga, que era como mi hermana y su hermano, que son almas que llevo en el corazón. Cecilia Gonzalez y su hermano José me hicieron escuchar un cassette diciéndome: “escuchá esta banda que seguro te va gustar”.  Yo era fanático del blues  y el primer tema  de ese cassette era “tan solo” (risas). No llegué a ver la tapa ni nada,  creo que era un cassette copiado, pero recuerdo mucho eso porque me movilizó. Algo que no sé cómo explicar. En ese momento tenía 14 años y este año cumplo 40. Mucho tiempo. Eso sería por un lado  más místico,  fueron  momentos que me marcaron. La otra parte fue gracias a muchos grandes artistas: La Mississippi, que me hizo conocer a Pity Alvarez, a Pity Alvarez por haberme hecho conocer a Alfredo Toth y Pablo Guyot, productores y artistas que yo admiro. Alfredo Toth fue el que personalmente me recomendó para que sea tecladista de Los Piojos. Si tengo que decir cómo llegué a ser miembro de Los Piojos fue por Alfredo, esto fue en el 2002. En el 2003 debuté en vivo en el estadio de River… un antes y un después para mi vida.

RNB: ¿Cuando te enteraste del impasse y cómo reaccionaste?
CDI: Recuerdo que me lo contaron mis propios compañeros en una reunión, pero sé que también lo intuía. En ese momento, quizá, quería negar lo que podía pasar, el curso de las cosas me abrumaba. Tenía 10 años menos que ahora, o sea 29. Pensar en dejar de ver al público, a los chicos piojosos después de tanto amor y dejar de ver a los pibes de la banda y todo lo que eso ocupaba en mi vida,  tan intenso, fuerte,  me traumaba mucho. No tengo palabras para poder describirte eso, lo que se siente cuando los piojosos te quieren. Es un amor indestructible, soy parte de eso, soy piojoso hasta que me muera. Sentí eso que se siente, un vacío gigante y triste, pero con respeto a las decisiones. Yo no estaba en ese lugar de decisión, pero sí de sentimiento y amor con todos los pibes de la banda. No podía hacer más que aceptar lo que pasaba y aprender.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
CDI: “Pacifico” y “Finale”, por el público piojoso y porque representa ese día y me llega.

RNB: De estos 20 años cuál es tu disco preferido y tu canción preferida?
CDI: Siempre va a ser “Todo Pasa”,  también “Ruleta”, pero tengo canciones que me llegan desde otro lado. Muchas,  podría decir tantas… El primero que escuché fue “Ay Ay Ay”,  pero no elijo uno, no me gusta eso. Te digo la verdad, son todos.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? ¿Por qué?
CDI: Mi primer show con Los Piojos, que fue en River el 20 de diciembre del 2003, y, por supuesto,  también  el último ritual.  Lo digo  porque es como ver tu vida desde que empieza y termina, para mí fue así.  No me los olvido más, por el amor que siento por esos momentos.  Pero lo que más agradezco es haber conocido lo más lindo que me paso en Los Piojos… conocer  al Público Piojoso, un amor eterno.


FACUNDO “CHANGUITO” FARIAS GÓMEZ (PERCUSIONISTA)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda o de su grupo de trabajo?
CFG: Yo era amigo y compañero del secundario de Tavo e íbamos juntos al conservatorio. Nos conocimos en el 87 y el entró en el 90 a Los Piojos. Me fui haciendo amigo de los chicos de la banda, grabé en “Verano del 92”, hice de “Cucharacha”, en el 99 me llaman para hacer unos temas y cuando se hace el cambio de baterista me convocan para quedarme como fijo.

RNB: ¿Cuando te enteraste del impasse y cómo reaccionaste?
CFG: Después de tocar en River para el Quilmes ya se venía venir. El año anterior se había ido Piti y era medio difícil de sostener la banda sin el fundador de Los Piojos.

RNB: ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de aquel River?
CFG: No tengo recuerdos, es como un sabor amargo ese show.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
CFG: No me quedo con ninguno.

RNB: ¿De estos 20 años cuál es tu disco preferido y tu canción preferida?
CFG: Me quedo con “3er. Arco”, terminó de redondear el concepto de Los Piojos a Los Piojos y una canción preferida no tengo, una que me gusto mucho grabar fue “Buenos Días Palomar”.

RNB: ¿Una cancion que te gustaba tocar en vivo?
CFG: Me quedo con “A Ver Cuándo” del disco “Azul”.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? ¿Por qué?
CFG: No tengo un show que recuerde porque fueron demasiados, toqué con muchos Pappo, León Gieco, Divididos… Una vez en el 2005 la Rock And Pop nos convocó a nosotros y a Divididos en un cierre de año de “Cuál Es?” y era una canción ellos, una nosotros. Terminábamos de tocar y con Tavo nos íbamos al lado de Ricardo (Mollo) o de Diego (Arnedo) a escuchar como tocaban.


JUANCHI BISIO (GUITARRISTA)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda o de su grupo de trabajo?
JB: Soy amigo y toque muchos años con Fer Cardero, hermano de Seba, y cuando pensaron en un violero para reemplazar a Piti, Seba me convocó a unas pruebas y quedé, así llegue, por intermedio de Roger.

RNB: ¿Cuándo te enteraste del impasse y cómo reaccionaste?
JB: Me llegó por medio de los chicos en una reunión. No fue una noticia feliz, me entristeció mucho, estaba disfrutando mucho lo que me tocaba vivir, pero bueno no quedó otra que aceptarla y llevarla de la mejor manera.

RNB: ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de aquel River?
JB: El show del 30 de mayo fue tremendo, por todas las emociones que traíamos en la banda y por el marco climático que acompañó. Para mí fue el segundo River, ya veníamos de hacer el Quilmes, aunque fue muy distinto el marco. Fue tremendo salir y, a pesar del frío y de la lluvia, el estadio estaba estallado una euforia increíble de la gente. Una lista de temas tremenda, extensa y cada canción se disfrutó a full, a flor de piel, no me quería bajar del escenario.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
JB: Es muy difícil elegir un tema, tengo muchos recuerdos, hay muchos que disfrutaba tocar. Los que disfruté mucho fueron “Esquina Libertad” y “Shup Shup”.  “Esquina” lo toqué mucho en mi casa con mi hermano cuando salió el disco, es un temazo y tocarlo en vivo en el estadio en el último show de la banda es un recuerdo que no me voy a olvidar jamás.

RNB: ¿De estos 20 años cuál es tu disco preferido y tu canción preferida?
JB: Los Piojos tiene una lista de canciones increíbles y la discografía está llena de joyas. Si no estás muy metido, cuando te metes las vas descubriendo. Un disco que me marcó a mí por la edad y por la repercusión fue “3er. Arco”, en cuanto empezó a sonar por todos lados lo dejé de escuchar, pero ni bien llegó a mi casa lo gasté. Es un discazo, pero al acercarme a la banda empecé a descubrir temas que no tenía tan escuchados. Los que me volaron la cabeza  fueron “Quemado”, que me atrapó mucho cuando lo empezamos a ensayar, y “Media Caña”.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? ¿Por qué?
JB: De los shows que tuve la suerte participar cada uno es particular. Recuerdo mucho uno en Neuquén que tocamos “Ando Ganas”, recuerdo la gira por Europa, el show en Alemania en un lugar chico o en Milán en la Sala Alcatraz – ahí ensayaron Los Stones -, muchos shows especiales, también el Quilmes del 4/5, compartir escenario con Kapanga y Divididos.


OSCAR SOFIO (SONIDISTA)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda o de su grupo de trabajo?
OS: Conozco a Los Piojos trabajando en Arpegios. Yo era empleado de ese lugar, que era un lugar de San Telmo donde tocaban muchas bandas y ellos tocaban seguido. Ahí se instaló una empresa de sonido que me ofreció trabajar para ellos. El manager, al ya conocerme, me propuso que trabajara para ellos. La banda era cliente de la empresa y yo el operador de ellos. Hicimos unos shows, salió todo bien, les gustó y, a partir de allí, empecé a ser operador de ellos. En el 93 hubo un cambio de manager y me volvieron a llamar para trabajar con ellos hasta el final.

RNB: ¿Cuándo te enteraste del impasse y cómo fue tu primera reacción?
OS: Me enteré casi cuando se enteró todo el mundo, pero ahí no fue la misma sensación del 2005, daba la sensación que iba a ser definitivo. Había un conflicto resuelto que no estaba resuelto. Esto arranca en el 2005, que se resolvió el conflicto, pero quedaron las asperezas. En el 2008 se va Piti porque vio que no podía seguir de esa manera. En el 2009 los conflictos internos estaban lastimando la relación y me enteré más o menos cuando se enteraron todos, nunca nos dijeron que era una separación final, pero se olfateaba que no había retorno. Estaba claro que se separaban, pero no se sabía si volvían, si no volvían, si volvían algunos o si no volvía ninguno.

RNB: Si bien te enteraste más o menos al mismo tiempo que el público en general, ¿te sorprendió esta decisión? ¿te dio un poco de tristeza?
OS: La decisión no me sorprendió, pero tampoco tenía claro lo que iba pasar. Las cosas no estaban bien y algo iba a tener que pasar. Por otro lado lo mejor que podía pasar era la separación antes de pelearse y pasarla mal en lo que estaban haciendo. Si claro, me dio tristeza por varios motivos, desde lo laboral -porque era una fuente de laburo menos y para los que laburamos de esto era un garrón- y la tristeza concretamente porque todos crecimos con Los Piojos, la gran mayoría del staff. Se separan en el 2009 y trabajaba desde 1993, muchos años, crecí con ellos en edad y en profesionalismo, tuve la suerte de trabajar con una banda que siempre fue creciendo, creciendo en convocatoria y por ende en despliegue técnico, fuimos aprendiendo todos los técnicos, nos fuimos capacitando y a la vez muchos años de conocerse, las giras que tienen esta cosas de convivencia y de familia, entré cuando tenía 23 y me fui a los 39 de la banda. Habían pasado muchas cosas, eso fue bastante triste, se terminaba esa cosas de familia que teníamos las 20 personas del staff.

RNB: ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de aquel River del 30/5?
OS: Un recuerdo triste fue el camarín, porque siempre los camarines de Los Piojos eran divertidos y con energía positiva. Ese camarín era bastante triste, la actitud de todos era así. En las últimas canciones que tocaron la sensación era que no se querían ir, que querían seguir tocando. Los recuerdos de esa noche son tristes, mi visión desde el escenario era esa. Veo primero a la banda y después a la gente y nadie se quería ir.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
OS: Los mismos que aún me siguen pareciendo los mejores para el vivo, “Cruel”.

RNB: ¿De estos 20 años cuál es tu disco y tu canción preferida?
OS: Disco me pasan dos cosas, como obra completa creo que es “Azul”. Después del éxito de “3er. Arco” los chicos se encierran a trabajar más seriamente y es una obra conceptual desde todo punto de vista: desde principio, desarrollo y fin de cada una de las canciones. El orden y la forma de las canciones, la gráfica en función del disco, todo tenía que ver conceptualmente, todo estaba unido. “Azul” me parece brillante, le tengo mucho cariño a “Verde Paisaje” también.

RNB: ¿Cómo surgió la idea de que estés en la tapa de “Verdes Paisaje”?
OS: Yo no tuve nada de qué ver, fue una decisión de Micky y Piti, que estaban con el arte de ese disco. Yo me enteré cuando ya estaba hecho, solo me pidieron autorización para utilizar la imagen. La foto es de Micky, que la sacó con una cámara que compró en un viaje que hicimos a USA con la gira de “Azul” y tenía un ojo de pez. Él me estaba sacando fotos probando la cámara y yo estaba en la pileta. La mutación de cómo llegó a ser ese esa tapa, no tengo la menor idea. Por un lado me parece genial y por el otro me dio la posibilidad de participar directa e indirectamente en la tapa de un disco de una de las bandas más importantes de la historia del rock nacional.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? ¿Por qué?
OS: Con Los Piojos estuve en dos etapas como sonidista: de 92/93 hasta el 99 era sonidista de lo que escucha el público, el sonido de afuera. Del 99 en adelante hice monitores, el sonido que escuchan los músicos y empecé a trabajar en el escenario. Los primeros años era el sonido desde afuera, desde el público, y la segunda etapa ver el show desde adentro, desde el escenario con los músicos. Son dos shows distintos: en la primera etapa se hizo los primeros Obras, All Boys, Atlanta y los Dr. Jekyll. En Arpegios la gente estaba más cerca, uno estaba más cerca del artista, el escenario era más chico. Eran impactantes por Andrés siempre fue una persona fuerte arriba del escenario y verlo de cerca era impactante. En Dr. Jekyll tenía una posición privilegiada porque estaba a 15 metros de distancia y un poco más arriba del escenario, podía ver todo muy bien y los disfrutaba mucho, esa etapa me gusto mucho. La etapa de verlo desde el escenario los shows que disfruté son los Obras del 99 donde estuvo Maradona. Hubo una seguidilla de 7 obras viernes, sábado y domingo dos semanas seguidas y se agregó un show para día martes porque Obras estaba alquilado ese finde por los Harlem Globertrotters. Ese martes Andrés estaba con 40 de fiebre y el médico le dijo que no vaya a cantar. No podía caminar, no podía hablar ni cantar, estaba más para la cama que para hacer el show y llamaron a muchos músicos invitados. Vinieron los Divididos, La Renga, Los Decadentes, el Bocha Sokol… un montón.

RNB: ¿Llevas un registro más o menos de en cuántos rituales estuviste?
OS: Del primero que hice hasta el último, menos en uno del año 95 que no pude ir por un viaje personal y un par de shows al extranjero donde iba un staff reducido, un promedio de 40 shows anuales durante 16 años un total de 700 shows.


SEBASTiÁN “ROGER” CARDERO (BATERISTA 2000-2009)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda o de su grupo de trabajo?
RC: Pase a ser parte de Los Piojos en el año 2000. Cuando se va Dani (Buira) de la banda, me llamaron por medio de Jorge Araujo, que tocaba en Divididos y me recomendó. Me hicieron una prueba de dos días y quedé.

RNB: ¿Cuándo te enteraste del impasse y cómo fue tu primera reacción?
RC:
Era una cosa que se venía charlando y bueno, la reacción fue tomarnos un tiempo, un impasse por cansancio, diferencias de pensamientos. Nos pareció bien hacer una carta y la reacción es de tristeza, de cerrar una etapa espectacular.

RNB: ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de aquel River del 30/5?
RC:
Que llovía, hacía mucho frío, un día gris acorde, muy acorde, a la circunstancia que se vivía, el cierre de una etapa. No lo disfruté al show, estaba muy nervioso, me pasaban muchas cosas por la cabeza y ahora me queda el recuerdo.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
RC:
Con todos, del primero al último, disfruté de tocarlos todos, no quería que se termine nunca. Me parece que fueron 30 y algo de temas, los disfruté del primero al último, los llevé conmigo de una manera especial, sabiendo que era la última vez que los tocaba.

RNB: ¿De estos 20 años cuál es tu disco y tu canción preferida?
RC: Disco preferido “Verde Paisaje” porque es el primero que grabe con Los Piojos. Los toqué a todos, pero el que primero que grabe tiene un plus. Temas son un montón: “Luz De Marfil”, “Fantasma”, “San Jauretche”, tiene que ver con una cuestión musical y por como toco, hay temas que compositivamente más allá de la letra me gustan muchísimo. Lo que pasa, musicalmente hablando, hemos logrados hacer cosas increíbles, un tema que me gusta mucho del último disco es “Unbekant”.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? ¿Por qué?
RC:
El primer show en Argentina, porque el primer show en la banda fue en Miami, en Santa Fe en un estadio que tiene la universidad, un show clave que recuerdo con mucha emoción, nervios y expectativas de mi parte y de los chicos, ese show no me lo puedo olvidar.


MARTÍN CORREA (PRENSA)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda o de su grupo de trabajo?
MC: Empecé a ser parte del grupo de trabajo (en mi caso como Jefe de Prensa) cuando me llamaron tras la salida de su disco “Verde paisaje del infierno” con la intención de organizar la difusión y la relación con los medios…

RNB: ¿Cuando te enteraste del impasse y cómo reaccionaste?
MC: Fui de los primeros en enterarme porque tenía que comunicarlo a los medios y a los piojosos. Reaccioné fríamente porque tenía que contarlo bien, pero luego me quedó una tristeza, porque era muy lindo trabajar con ellos.

RNB: ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de aquel River?
MC: El frío y la lluvia helada.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
MC: Con “Difícil”, uno de mis favoritos de toda la carrera de Los Piojos.

RNB: ¿De estos 20 años cuál es tu disco preferido y tu canción preferida?
MC: Mi disco preferido es “Azul´ y la canción es “A ver cuándo”.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? y porqué
MC: El primero que vi, en Arpegios, en la presentación de “Ay Ay Ay” en 1994. Porque tuve la certeza de estar viendo algo nuevo, potente y con mucho futuro. No me falló la intuición.


Foto: Clarín


JIMENA DÍAZ FERREIRA (DISEÑADORA)

RNB: ¿Cómo llegaste a ser parte de la banda o de su grupo de trabajo?
JDF: Me sumé en el 98 con el disco Azul por Hernán Bermúdez y desde ahí trabajé con los diseños de los discos, de las fechas hasta “Verde paisaje…” que no lo pude continuar porque me fui a trabajar afuera. Me llamaron para “Máquina De Sangre” pero no coincidimos con los tiempos y al año siguiente hablamos nuevamente para diseñar las reediciones, después se vino civilización, el disco para Europa y todas las giras de ahí hasta el final, hasta el último día.

RNB: ¿Cuando te enteraste del impasse y cómo reaccionaste?
JDF: Me enteré de inmediato, luego de la decisión grupal, porque el grupo fijo de trabajo nos reuníamos permanentemente y había que armar el anuncio para la web. La reacción en ese momento fue pensar que era algo temporal un descanso.

RNB: ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de aquel River?
JDF: No hay solo 1 recuerdo, fueron miles, pensá que yo empecé a trabajar con ellos siendo bastante chica es, crecí con ellos, el amor por los piojos es único, son lazos para toda la vida.

RNB: ¿Con qué tema de los que sonó aquella noche te quedas?
JDF: Me quedo con “Cruel”, fue el primer tema que me voló la cabeza cuando los escuché y en el último show subió Dani (Buira) a tocarlo.

RNB: ¿De estos 20 años cuál es tu disco preferido y tu canción preferida?
JDF: “Azul”, “Civilización” ,”Vals Inicial” y “Quemado”.

RNB: ¿Un show que recuerdes de la banda? y porqué
JDF: Los Obras seguidos que vino por primera vez Diego (Maradona), estaba trabajando en el show y veo que el sector izquierdo del escenario del lado de Tavo estaba cercado y me pareció rarísimo, me acuerdo q lo cruzo a Pocho le pregunto que pasaba y me dice: Está viniendo Diego… Entré en shock, fue tremendo…

PRODUCCIÓN: CRISTIÁN SANGERMANO, JAVIER GARCÍA, DAMIÁN BASILE, CATALINA NOCINO