Ada Hegerberg, la primera embajadora Nike del fútbol femenino

Ada Hegerberg se convirtió en la primera embajadora Nike en la historia del fútbol femenino. La jugadora noruega, de 24 años, firmó un contrato con la marca estadounidense por 10 años, donde cobrará 1.3 millones de euros por temporada.

La jugadora de Olympique Lyon entra al selecto grupo de mujeres embajadoras de la marca de la pipa. Hasta el momento, ese privilegio solo lo tenían las tenistas Serena Williams y Naomi Osaka, y la gimnasta Simone Biles. “Es un contrato de patrocinio único en la historia del fútbol femenino”, declaró Alan Naigeon, representante de Hegerberg. Además, con este acuerdo supera ampliamente a las estrellas estadounidenses del fútbol femenino, Megan Rapione y Alex Morgan. Por otro lado, con este con nuevo contrato ganará 15 veces más de lo que cobraba con Puma.

View this post on Instagram

Team. #Nike

A post shared by Ada Stolsmo Hegerberg (@ahegerberg) on

Aunque todavía se encuentra lejos de los grandes contratos del fútbol masculino, Hegerberg cobrará lo mismo que Sergio Ramos, capitán de Real Madrid, y se acerca al acuerdo de 2 millones de euros de la marca con Raheem Sterling, figura del Manchester City. Sin embargo, comparado con el contrato de Nike con Cristiano Ronaldo, el portugués cobra casi 13 veces mas que la futbolista noruega (16,2 millones de euros por año).

Ada Hegerberg es una de las mejores jugadoras del mundo. La delantera noruega conquistó las últimas cuatro Champions al hilo, además de las últimas cinco ligas de Francia. También, a su corta edad, convirtió 220 goles con la camiseta del Lyon y es la máxima artillera en competencias europeas con 53 goles. En 2016 fue elegida mejor jugadora de la UEFA, y en 2018 ganó el primer Balón de Oro femenino de la FIFA.

Con 23 años, fue ganadora del primer Balon de Oro femenino entregado por la FIFA. (Foto: AFP)

Pero, también, Hegerberg es una fuerte activista por la igualdad de género en el fútbol. En 2017 renunció a la selección de Noruega por las desigualdades logísticas y de personal con respecto al equipo masculino. El foco de la protesta se basó en la desigualdad de oportunidades para las futbolistas con respecto a sus pares masculinos.

Las diferencias de salarios, contratos de patrocinio y demás ingresos de los deportistas según su género son muy grandes. Pero esa diferencia se amplía cuando se observa el reparto de premios de la FIFA en sus competencias. En la Copa Mundial de Francia 2019, la selección de Estados Unidos, campeona del torneo, cobró 4 millones de dólares. Es decir, 10 veces menos que la selección de Francia por consagrarse en el mundial de Rusia 2018. Además, los ingresos en premios que recibieron las jugadoras estadounidenses por el logro deportivo son 4 veces menor al percibido por sus pares masculinosp or el mismo torneo.

Hegerberg se negó a participar en el mundial de Francia 2019 en reclamo por las desigualdades de oportunidades para las mujeres en el fútbol.

La brecha entre los ingresos del futbol masculino y femenino las separa un abismo de distancia. Sin embargo, el contrato de Ada Hegerberg con Nike marca un sendero para seguir a partir de ahora. Quizás sea solo un contrato de patrocinio, pero, por primera vez en la historia, una futbolista de elite recibirá ingresos de futbolista de elite.