Coberturas

En la música que escuchás hay vida: Serú por Cinema Verité

El pasado sábado 27 de Agosto, en el teatro porteño Caras y Caretas se dejó de lado el frío y la lluvia para dar lugar a un cálido homenaje a Serú Girán.

PH: Emma Distilo.
PH: Emma Distilo.

Desde su página de Facebook, compartiendo algunos videos donde no se les veía las caras, como adelanto a su primera presentación, Cinema Verité dejó en claro cuál era su propuesta. Así, con un escenario grande, despojado de distracciones visuales, sin más que lo necesario para que la música sea la protagonista, apenas pasadas las 21 empezó a sonar “No llores por mí, Argentina”. “Esperando nacer” seguido del clásico “Canción de Alicia en el País” dieron la punta de que la lista sería un constante cambio de climas.

Para los de hoy, esos que no lloran el pasado sino que lo celebran siguió “A los jóvenes de ayer” y, acorde al vivo, se obvió la exquisita pero lunga introducción con la que quedó registrada en el disco Bicicleta (1980). Continuaron con una del cancionero popular: “Peperina”. Una tenue luz azul para “Noche de perros”, tema en el cual la interpretación de Dande Suarez en la guitarra la salvó de la cuota bajonera.

Con un “llegó Tito Puente” de parte de Emilio Citro (teclas y voz) se presentó en el escenario Martin Arroyo para acompañarlos con la percusión en “En la vereda del sol”, no está de más destacar el trabajo de voces. Los coros fueron ese otro ingrediente que demostró la idea de ‘covers fieles’. Le siguen “Salir de la Melancolía” y “Autos, jets, aviones barcos” anunciado por Jeremias Goñi como un tema que le encanta y está claro que no lo dijo por el tra-bajo (¡ja!) que le toca, porque de ser así tendría que haberlo dicho casi en toda la lista.

Se tomaron 5 minutos y seguro que más de uno habrá pensado en salir a fumarse un pucho, pero lo cierto es que esos cinco minutos arrancaron con la voz de Moro hablando de Serú Giran; si alguien pensó en salir ya ni se acordaba. Y ahora sí, si no alcanzó que Ezequiel “Puchi” Carrera pueda hacer lo que hacía Moro, si tampoco bastó el sonido que logró Dante, ni las espaldas de Jeremías para cargarse tremendo laburo de bajo, este es el momento en el que aceptás la invitación a cerrar los ojos y viajar: Volvió solamente Emilio (a algún fanático empedernido su remera a rayas le recordaría a la de Charly, en uno de esos pocos videos en vivo de Serú que andan dando vuelta por la red), afortunado portador de una voz con tintes Garcíanos, para interpretar el tema que eligieron como primer homenaje “Cinema Verité”.  Toda la banda apareció nuevamente al escenario para “Perro Andaluz” seguida del cover del cover (no, eso no fue un error de tipeo) “Popotito” con el trabajo de Seba Morga quien ha hecho un gran trabajo de luces. Diego Lloret de Sátiro como invitado puso su voz a “Cuánto tiempo más llevará”.

Y siguieron los invitados con, Aznar… Eve Aznar -¡ja! Se comieron el amague- para cantar “Seminare”. Hay que destacar a Eve, porque a un tema tan escuchado y versionado es necesario encontrarle otro gustito. El show continuó con una hermosa “Canción de Hollywood” con los músicos simulando una despedida para dar paso al infaltable corito popular “oooh, oooh, oooh” que los hace volver a sus lugares para un “Encuentro con el diablo” y la cosa no podía terminar sin ese despliegue de virtuosismo titulado “Eiti Leda”.

Sin la idea de sumar caracteres, es bueno recordar que tres de los cuatro integrantes de Cinema Verité forman Circus Dei, una banda activa y ¿por qué se destaca esto? Porque es un detalle que resume la idea de un homenaje con respeto y sin careta, tarea que requiere de mucho ensayo para poder cumplir con la fidelidad sonora. Y, además, porque humildemente, si no se es habitué de las bandas tributo, creemos que Cinema Verité será la excepción que confirme la regla.