Coberturas

León Rogani en el ND: el sueño de un pibe

El cantautor se presentó por primera vez en un reconocido teatro porteño, y la noche contó con una mezcla de sensaciones que la hizo única.

León Rogani
León Rogani

Las 21:30 dio inicio a una noche de Jueves llena de sentimientos y sensaciones, porque tanto arriba como abajo del escenario habían amigos, y el apoyo se hizo sentir desde el primer acorde al último. Comenzó a sonar “Caledonia” luego de que la guitarra le diera una expectativa aún mayor, al no arrancar con la afinación esperada y demorar unos segundos más el tan ansiado arranque del concierto.

La banda comenzó muy arriba y todo sonaba perfectamente coordinado, mientras que la voz del cantautor fue afianzándose con el correr de los temas, y se permitió lujitos vocales que mostraban que talento le sobra.

En la lista de temas sonaron “42 hs”, “Vino a tu sed”, “Las luces del cañaveral”, “La niebla” y “JMT” entre otros, todos con diferentes melodías y momentos de explosión que sumaban muchísimo al sonido de la banda (Pola Huarte (Batería) / Juanma Garrido (Bajo) / Dany Hokama (Guitarra) / Andi Czumadewski (Teclado) / Gallego Salgado (Trompeta) / Lelu Blesa (Coros) / Emi García (Percusión). Que fue sólida y se lució en cada intervención sobre el escenario. 

La velada contó con un público totalmente conectado con lo que estaba viendo, tanto que entre canción y canción había comunicación constante entre León y los presentes, haciendo chistes o hasta hablando del siguiente tema a sonar y explicando lo que significaba para él. Como cuando contó que una amiga le dijo que si tuviera 15 entraría a su fiesta con “Lulabai“, una canción de un sonido muy pausado y disfrutable, con su letra mitad en español y mitad en inglés. o cuando se rió diciendo que “no tenía sentido” verse sobre el escenario al que fue a ver a uno de sus cantantes favoritos, Lisandro Aristimuño, años atrás. Todas esas cosas son las que hicieron de esa un recital especial por donde se lo mirara.
cc_leonrogani_061016_22
Los destacados del show se dieron promediando la presentación, primero con la intervención del guitarrista de Salta La Banca: Beto Grammatico, gran amigo del cantante, como él lo dijo en su presentación: “en la música no siempre te encontrás buenas personas, pero Beto es una de esas personas buenas que me crucé en el camino”, con el que a continuación tocó 2 temas haciendo un gran dúo, a pesar de que bromeaban con que la popularidad de Beto no los había dejado ensayar demasiado. “Vaivén” fue el segundo de ellos,  y la gente lo siguió de memoria mientras ambos se destacaban por lo hecho con sus guitarras.

El otro gran momento sucedió durante su parte solista, ya que la banda fue yendo y viniendo como la lista lo pedía, dejándole momentos en solitario sobre el escenario. En uno de ellos el protagonista de la noche se dio el gusto de entonar un popurrí de música popular que contó con cumbias como “Vamos a bailar”, y clásicos de todo tipo como “Loco” de los Decadentes, “Boys don’t cry” de The Cure”, y “Amor clasificado” de Rodrigo.

En ese momento el ND explotó, se juntó la alegría de esas canciones que te logran transportar a otros lugares, compartida con la de verlo en su primer gran presentación, haciendo realmente lo que deseaba mostrar de sí, sin atarse a nada más que a cantar lo que lo representaba. Sin dudas fue el momento de más disfrute en la hora y media de show.

Para el final llegó una versión de “Luzbelito” para la que sumó a la banda las trompetas clásicas de la canción, y logró una gran versión del clásico del rock nacional. Y luego, antes del final definitivo, sonó también “Gravity” de John Mayer uno de los grandes referentes del artista.
cc_leonrogani_061016_17La noche llegó a su fin con “Insomnio“, uno de los sonidos más esperados que logró poner de pié a todos los presentes, quienes disfrutaban de la música a la vez que aplaudían a cada uno de los que estaban sobre el escenario, y terminó convirtiendo al teatro en una verdadera fiesta, mientras el cantante obervaba, admirado de lo que veía desde su posición.

León Rogani llegó a su primer show grande luego de patear muchos lugares del conurbano para despuntar el vicio de la música, porque cuando no llegaban las oportunidades el las buscó. Y ese paso a paso es lo que lo depositó en el ND y permitió que ese concierto que alguien podría decir que llegó tarde, simplemente llegó para encontrarlo en un gran nivel, tanto vocal como de pisada sobre el escenario.

Fue soñado, pero esta vez fue real, y esa sensación fue la que sobrevoló el lugar durante todo el show. Ahora el deseo es que este sea el primer paso para lograr lo ansiado, porque como se oyó desde el público en un momento de la noche textualmente: “sos arte León”, y eso resume todo lo que se sintió durante ese primer gran recital. Porque la música es arte, y este cantautor al que nadie le regaló nada, merece comenzar a hacerse conocido. Porque no tiene sentido que el arte no se comparta, ¿no?

Fotos de Cinthia Anabella Fotografía

[su_custom_gallery source=”media: 131185,131187,131188,131189,131190,131191,131192,131193,131194,131195,131196,131197,131198,131199,131200,131201,131202,131203,131204,131205,131206,131207,131208,131209,131210,131211,131212,131213″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]s[/su_custom_gallery]