Coberturas

La Plata vibró al ritmo de la “Mustafunk Fever”

En su segunda visita a La Plata, el grupo dejó atrás el Club Cultural Lucamba, donde se había presentado en julio, e hicieron que explote el Concert Live Club.

Mustafunk
Mustafunk

La noche se prestó para ser inolvidable en la ciudad de las diagonales. La empezó a calentar Capitán Crono con un poco de rock y otro poco de pop (pop para divertirse, nada más), y siguió la banda oriunda de Berisso, Lospatasú, que fue ambientando el lugar para darle paso a Mustafunk, la banda protagonista de la noche.

Con muchas ganas de comerse el público, y con la sala repleta de gente y de euforia, cada uno se preparó en su lugar del escenario para abrir, lo que luego descubriríamos, una noche inolvidable. Martín Pedernera en la voz, Turko Marinelli a su izquierda en guitarra y segunda voz, su hermana Camila en la batería, Agustín Petinatto en el bajo y, finalmente, Serafín Rodríguez a la derecha como primera guitarra.

El primero de los 16 temas de su repertorio fue, ineludiblemente, “Monos”, el segundo hit de su segundo disco Laboro Chamanik”, una de las canciones más eléctricas que hizo que el show arranque con la energía, la que ellos siempre saben manejar, al tope. Le siguieron “Ruidos del Parlante” y “Laborochamanik” canción en la cual, como no podía ser de otra forma, estalló el primer pogo de la noche que solo pudo apaciguarse cuando en la guitarra de Turko empezaron a sonar los primeros acordes de “Qué calor” de Damas Gratis. Sin embargo, el factor climático no fue un impedimento para que los Musta y su público pudieran agitar al son de la cumbia y luego intentar bajar de aquel golpe energético, si es que era posible, con “Opera”, y “Pimp my Ride” seguido de “La venganza de Ahmed”, canciones de su primer disco, “Salpica”.
dsc_2525Y ahora sí, “Una para los romanticones…”, dijo Martín mientras que de fondo empezaban a sonar los primeros acordes de “Yogurt”, y el público se acoplaba a las primeras y suaves melodías como a las más rockeras en la segunda parte. “¿Y ahora? Ahora uno viejito”, y segundos después el Concert Live Club se había inundado de palmas al ritmo de “Afuera”, mientras que el cantante acompañaba desde el escenario con sus excéntricos pasos de baile. “En tu mirada” dio lugar a que el público también baile, mientras que “Sincero” y “Ciudad Sapo” le dieron la bienvenida a Adrián Fontana que hizo que el público enloquezca con sus solos en el teclado.

¿Quién le va a quitar lo bailado a Mustafunk? La noche siguió de la mano de “Mambo”, “Mr Lewis” y “No me mires”, en donde ya, acalorados, los integrantes se dedicaron una sonrisa mutua de satisfacción. Lo mejor para el final dicen, a las doce aquel público insaciable se encontró agitando y saltando al ritmo de la “Marihuana Fever” y de “Turviolencia” canción en la que se supieron sortear todas las dificultades técnicas para terminar la noche de la mejor manera. Pero señores, ese no era el fin:  los chicos volvieron a subir al escenario para tocar “Delirios” a altas horas de la madrugada, y fundirse en un abrazo final, lleno de regocijo por lo que fue una de las noches más intensas que ha conocido la noche platense.
dsc_2622Si hay algo que queda claro es que la mejor palabra que define a esta banda es “fiesta”, y a esta fiesta ya le queda chico Niceto y el Concert Live. Lo que soñaron finalmente se está haciendo realidad: crecen a pasos agigantados, fruto de tanto esfuerzo y laburo, y dejan huella a donde quiera que vayan. La banda oriunda de Paso del Rey vino para quedarse, despertando en cada recital la fever mustafunkera en su público, y haciéndolos bailar desde el principio hasta el final.

Fotos de Flor Dakuyaku

[su_custom_gallery source=”media: 133153,133154,133155,133156,133157,133158,133159,133160,133161,133162,133163,133164,133165,133166,133167,133168,133169,133170,133171,133172,133173,133174,133175,133176,133177,133178,133179,133180″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]sscs[/su_custom_gallery]