Coberturas

Empacharon con su verdad a las famélicas almas cordobesas

Las bandas oriundas de la provincia de Buenos Aires llevaron su arte a Córdoba. La cita fue el viernes en Krakovia, y el barrio Ex Abasto se llenó de pibes y pibas que arengaron desde horas antes del comienzo del show sin importarles la lluvia que caía en la capital cordobesa esa noche.

El lugar se llenaba de a poco mientras que Santo Vicio, abría una noche que sin lugar a dudas iba a ser para el recuerdo. La banda cordobesa se creó en el año 2014, tienen en su poder su primer material discográfico titulado Rompiendo Foco, el mismo que hicieron sonar con fuerza y ganas en el escenario de Krakovia.  Siempre agradecidos por la invitación y el espacio, Rafa Consigli junto a sus compañeros y amigos de banda, dieron paso a uno de los momentos más esperados.

Para ese entonces, las tablas ya estaban listas y pasadas las 23:30hs, Rock a la Orden subió al escenario. La banda de Quilmes, que está festejando sus 10 años de vida, volvió a Córdoba después de varios meses y no había dudas que lo que sucedería sería una fiesta. Es que la locura linda de los integrantes de Rocka (Pablo Germade en voz, Esteban Leotta en bajo, Pablo Liotta y Pablo Fontana en guitarra, Matías Reynoso en teclados, Leo Benitez en batería y Lautaro Rombolá en vientos), en conjunto con la de su gente, no dejaba espacio a dudas.

Así fue como en un lapso de un poquito más de media hora, dieron un recorrido por toda su trayectoria, pasando por sus dos discos de estudio Rock a la Orden y Catarsis; y entonando clásicos como “El Rey Manda” y “Doble Golpe”. Subieron como invitados Santi Aysine, Beto Grammatico y Julian Baranchuk, parte de Salta Banca, quienes acompañaron a la banda de Quilmes en algunos temas.

16

Con un sonido potente, unos músicos impecables con una fuerza increíble, una lista corta pero contundente y un público arengador que aguantó la parada en todo momento, se despidió del escenario Pablo Germade junto a sus secuaces, que no dejaron de recalcar en ningún momento el profundo agradecimiento que sentían por ser parte de esa fiesta.

Ya estaba todo listo, no faltaba nada, la gente a punto de estallar de la emoción, con las birras en la mano brindando por el momento, cantando para que la banda de Villa Raffo saliera a escena y les regalara su arte en forma de canción. Las luces se apagaron, el telón se abrió, los cánticos se intensificaron y Salta La Banca con “Mercedes” dio el puntapié para que se sintiera bien fuerte en el corazón y en todo Córdoba “Y en el refugio de mi paz (¿dónde, si no?)” por parte del público.

La lista continuó con “No pierdas cuidado”, “Nosotros”, “Invierno Tibio” y “Brújula” dedicada a Diego Argañaraz, fiel amigo de Santi Aysine. El público no tenía descanso, casi sin poder controlar sus impulsos por todo lo que les provocaba sentirse parte de la fiesta que encabezó Salta La Banca. Chicas en los hombros, risas, abrazos y llanto, todo junto en “Desnudando un ángel” y “Ponele”, es que cuando las canciones cantan verdades, a veces, es imposible contener tantas emociones juntas.

Esto dio paso a “Él” canción dedicada a Luciano Arruga, joven desaparecido en democracia por uso y abuso de la violencia institucional. Continuó con “Yo te culpo”, “El jardín de mis agonías”, “Unos Versos” y “Labios de Café”. Aysine, interactuaba constantemente con su gente, con sonrisas cómplices y la simpatía que lo caracteriza.

Se veía una banda disfrutando de hacer lo que más les gusta, cantar y tocar, regalando canciones que ya no son solo suyas, sino de todos, y un público haciéndolas propias y gozando de eso. Claramente todo era recíproco, y eso se hacía sentir bien fuerte. El show siguió con “Sueño”, “Dolores” , que no dejó ni a una persona quieta, seguida por “Quien Dice”.

45

Increíble”, “Lirio Boreal” y “Vosotros” dieron paso al bloque de cumbias. Sí, leíste bien, con Salta La Banca es así, la fiesta no para ni un segundo, es que si te gusta el rock, te gusta la cumbia. Así fue que todos bailaron al ritmo de Damas Gratis, Vilma Palma y Néstor en Bloque, entre otros. Bloque de cumbia que siguió con unos cuartetos, como no podía ser de otra manera estando en la tierra de Rodrigo y La Mona Giménez. Para bajar un poquito los decibles continuaron con “La Espada del Recelo”.

Un show que comenzó bien arriba, tenía que continuar así. “Ellos”, “El Relato” y “Somos” lograron el momento de esplendor de todos los que estaban en Krakovia, que dejaron la voz y el alma en cada palabra que cantaban. Y eso sólo sucede cuando lo que se canta son verdades.

Seremos” y “Bautismo” fue dándole cierre a una noche que hablaba por sí sola. Pero la banda de Villa Raffo decidió agregar un tema más a la lista y despedirse con “Que Salte La Banca”, para que nadie se quedara quieto, le bailen al destino y cantaran juntos ¡Clavemos el ancla, que triunfe el harapo, QUE SALTE LA BANCA!

Salta La Banca volvió a Córdoba con un show impecable, de un poco más de dos horas, unos músicos del carajo a la altura de las circunstancias y un sonido avasallador. Apostando a la hermandad entre las bandas, junto con Rock a la Orden y Santo Vicio, hicieron de una noche lluviosa, una fiesta cordobesa.

Una vez más, la autogestión y las bandas independientes demostraron que si se quiere, se puede. Así es el movimiento independiente, con huevo, aguante, dedicación, trabajo en equipo y amor, se logran cosas increíbles. Y en Córdoba, lo lograron. Sí, empacharon con su verdad a las famélicas almas cordobesas.

[su_custom_gallery source=”media: 125984,125985,125986,125987,125988,125989,125990,125991,125992,125993,125994,125995,125996,125997,125998,125999,126000,126001,126002,126003,126004,126005,126006,126007,126008,126009,126010,126011″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]