Coberturas

El Cuarteto de Nos cerró su año en La Plata

La banda uruguaya volvió a la ciudad de las diagonales para cerrar la gira “Habla tu Espejo” con una lista con 23 de sus mejores temas, y, además, presentar una canción de su nuevo disco, el cual saldrá el año que viene.

El Cuarteto de Nos
El Cuarteto de Nos

Tac, tac, tac. Se abrió el telón y ahí estaba, el quinteto que se hace llamar cuarteto. Todos sus integrantes, sentados en una silla y con una máquina de escribir en frente, excepto Alvin, claro, que tiene un timbre. Tac, tac, tac. De izquierda a derecha estaban Gustavo “Topo” Antuña (guitarra), Alvaro “Alvin” Pintos (batería), Roberto Musso (voz), Santiago Tavella (bajo y voz) y Santiago Marrero (teclados), todos concentrados y tecleando en sus respectivas máquinas, cuyo sonido sólo se ve interrumpido por el timbre del batero.

Todos los músicos se levantaron y el único que quedó en escena fue Roberto, que empezó a entonar los primeros versos de “Breve Descripción De Mi Persona”, mientras que sus compañeros buscan los instrumentos. Y, obviamente ahí estaba su público, desde los más jóvenes hasta los adultos, saltando junto con el estribillo de la primera canción del show.
dsc_3851Para continuar, y derrochar energía, siguieron “El Hijo De Hernandez”, y “Ya No Sé Qué Hacer Conmigo”, el primero, uno de los temas favoritos de todos los tiempos, y el segundo, también un hit de la banda, los cuales no hicieron distinciones en su público cuando de cantar y poguear se trató. Santiago Tavella se convirtió protagonista de la escena para cantar “Enamorado Tuyo” y bailar con sus peculiares pasos al ritmo cumbianchero que evoca la canción, para luego darle lugar a una versión súper eléctrica de “Bipolar”.

Roberto hizo una pausa para saludar a sus fans, y anunciar que estaban muy felices de estar, en el que fue, el último show de su gira. “Habla Tu Espejo” y “Nada Es Gratis En La Vida” siguieron en la lista y culminaron con Roberto y el Topo cantando a dueto, espalda con espalda, en el micrófono principal.

“Cuando Sea Grande” y “Un Problema Menos” bajaron los decibeles y calmó un poco a las fieras, que seguían coreando y bailando de igual manera. Desde quien sabe dónde, unas voces empezaron a susurrar el nombre de “Roberto”, anunciando la llegada de esa misma canción. Mientras que el cantante recorría el escenario tomándose de la cabeza y estallando en el estribillo, los músicos acompañaban en sus puestos con movimientos desmesurados y apasionados.

Desde abajo se escuchaba a los fans gritando al unísono el nombre de la canción, un gran estallido que continuó con Santiago Tavella tomando la palabra para cantar “Pobre Papá” y deleitar una vez más con sus movimientos de cadera.
dsc_4808Todos se retiraron del escenario, y regresó sólo Alvin, con un bombo legüero. Así fue que hizo participar al público pidiéndoles que aplaudieran al son de la batucada, para continuar con “Todos Pasan Por Mi Rancho”, canción en la que todos se sentaron y acompañaron, mientras que Roberto cantaba, el Topo tocaba la guitarra y Alvin, el bombo. Finalmente, este último junto a todos sus compañeros interpretó “Yo soy Alvin, el batero” e hizo estallar en carcajadas a todos los presentes.

“La Nena No Llora” no podía faltar en el último recital de su gira, e “Invisible”, canción de su nuevo disco, que saldrá el año que viene, sorprendió con un ritmo muy particular y súper pegadizo. “Whisky En Uruguay”, la versión de El Cuarteto de “Whisky In The Jar” protagonizada nuevamente por el bajista, y “Lo Malo De Ser Bueno” que se llevó uno de los mejores pogos de la noche. Roberto, se dirigió a su público y le dijo: “No es lo mismo ver que mirar, quizás vinieron a ver al Topo hacer un show de toalla (mientras que el mismo se secaba el sudor), o quizá a Santiago T. con sus pasos mágicos y sensuales. Tal vez a Santi Marrero tocando “La pachanga”, o a Alvin Pintos cantando “Yo soy Alvin”. Yo les voy a contar lo que vinieron a mirar”. Y entre aplausos y gritos empezó a sonar “Mirenme”.

Para finalizar sonaron “Miguel Gritar”, e “Invierno”. Pero por suerte, y a pedido del público que cantaba la clásica “no nos vamos nada…”, El Cuarteto volvió a entrar en escena para tocar las que no podían faltar. “Benito” la protagonizó Roberto con un pasamontaña, que luego se quitó para poder cantar “Me amo” y ahora sí, para coronar la noche, “Yendo a La Casa de Damián” en donde se organizó un baile en ronda entre el público, para fundirse en el pogo que culminó junto con el recital de la banda uruguaya.
dsc_4597Y aunque anunciaron que inmediatamente después de ese recital se iban de vacaciones, también dijeron que estaban terminando de grabar su último disco en Argentina, por lo que esperamos una nueva visita de El Cuarteto, para que nos hagan bailar, reír, y saltar como en cada uno de sus shows.

Fotos de Florencia Dakuyaku

[su_custom_gallery source=”media: 134062,134063,134064,134065,134066,134067,134068,134069,134070,134071,134072,134073,134074,134075,134076,134077,134078,134079,134080,134081,134082,134083″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]sscs[/su_custom_gallery]