Wos lanzó su nuevo EP: “Tres puntos suspensivos”

Luego de acumular manija durante varios meses, Wos hizo delirar a sus seguidores con su nuevo EP de 4 tracks: “Tres puntos suspensivos”, de la mano de Evlay (Facundo Yalve).

En estos últimos meses, después del debut con “Caravana”, Wos se mantuvo con un bajo perfil y sin dar novedades. Como patada de canguro, con previo aviso, pero no tanto, lanzó su nuevo material: “todos creados y producidos a la distancia durante esta cuarentena”.

“Ojeras negras”, “Alma dinamita”, “40” y “Algo del vacío”, son los títulos de los temas del EP. Una especie de criatura extraña es la portada que fue realizada por los directores Kevin Zeta y N4rf. Como ellos prometieron: “Es una pieza de 10 minutos que combina los aspectos del mundo moderno y condicionado que habitamos con el imaginario del subconsciente”. Unas visuales cargadas de mucha psicodelia y efectos vintage que cuentan una historia. Una nueva faceta del cantante que se mezcla con la mística del rap.

Tapa del EP


“Ojeras negras”
llega cargada de melancolía al igual que su nombre: “No sé si soy cada vez más yo o cada vez más otro. Me desmayo porque no me hallo en mi rostro. Todo está negro a mi alrededor y no me reconozco. Cuando me vaya quiero ser abono”. Un beat que sale de lo clásico y varía entre el rap, indie, y el pop con unas barras muy introspectivas que reflejan los sentimientos del joven rapero en este encierro mundial.

En “Alma dinamita” Wos muestra una faceta similar a la de “Melón vino”. Nos regala una balada romántica con un tono de voz muy dulce y afinado. Además, cuenta con un hype un poco chacarero en el estribillo que le da potencia a las imágenes poéticas que brinda a través de las rimas. A lo largo del vídeo se destacan algunas palabras que se funden con los efectos psicodelicos.

El tercer track, el más rockero, es “40” con una intro muy pesada al estilo Viejas Locas cargada de punk. Un minuto y algo más, una voz distorsionada y una guitarra eléctrica con unas barras que acompañan: “Creo que no puedo dormir, estoy loco y no me dejan salir de acá. Ya no hay nada pa´ tomar y no pienso y no pienso ir a comprar. Si salgo la puedo quedar”. Como si fuera poco, a todo eso se le suma las visuales de un hombre que se distorsiona a medida que avanza la canción. Esta es, sin dudas, una de las facetas más esperadas por sus seguidores.

En el último lugar, se encuentra “Algo del vacío” junto a su hermano Manu Oliva que le suma percusión y voces. Llega con un ritmo más lento que se fusiona entre una guitarra criolla y un beat. La canción es acompañada de unas animaciones muy psicodélicas al estilo Pink Floyd, pero con una estética muy marcada. Las barras son muy reflexivas con estribillo que reza: “No soy Dios y no puedo serlo. Aunque use ese traje para parecernos. Por eso estoy mirando el cielo, será que siempre guardo el vuelo”.

En sus historias de Instagram, compartió vídeos en los que se lo ve creando sonidos que con elementos caseros que se funden con el beat. Obteniendo como resultado un toque distintivo en cada canción.

Con unas bases muy alternativas, mezcla géneros como rock, indie, punk, rap, y pop. Además, juega con los tonos de voz y los matices de las bases que logran complementarse a la perfección en el vídeo psicodelico. En pocas palabras, se ve un estilo muy “rocambolesco”. Con todo eso y más, Wos logra fundir distintos recursos y salir de lo habitual para lucirse en la industria de la música. “Tres puntos suspensivos” es un EP que necesita ser visto y escuchado varias veces para disfrutar de cada detalle artístico.