Entrevistas

Minuto Cero: “La búsqueda del sonido es una empresa interminable”

A la banda llegó la hora de rockear y presentarán su álbum debut en Beatflow junto a Atropello Carregal. "Estamos en un momento muy lindo", dicen.

Minuto Cero
Minuto Cero

“Y es la vuelta de reloj” dice la letra de Minuto Cero, el homónimo segundo tema de su álbum debut, que transcribe en palabras la aventura de la banda: “Toda ida ya no tiene un regreso”. La banda formada por Guido Aprea (cantante y guitarrista), Sebastián Soares Baptista (guitarra y coros), Juan Pablo Otero (Bajo) y Eduardo Martín Santiago (batería) sabe que llegó su hora y se prepara para su desafío más importante, la presentación oficial de “Cantando En El Placard”.

El disco fue grabado independientemente en la sala de la banda, por Guido Aprea como técnico de grabación, Emiliano Sasal, ingeniero de mezcla (Tan Biónica, Los Heladeros Del Tiempo, Jaks) y masterizado en Puromastering – estudio de Eduardo Bergallo– por Max Scenna (ganador de un Latin Grammy 2008 y partícipe en producciones de Soda Stereo, Shakira, Living Colour, entre otros). El diseño y arte del disco estuvieron a cargo de Ezequiel Black (Miranda!, Los Fabulosos Cadillacs, Massacre, Bicicletas, Celeste Carballo), con gran atención puesta al detalle y la presentación tanto del díptico como del cobertor, otorgando una serie de colores y texturas que convierten al disco físico en una experiencia que invita a los sentidos.

Nacidos en 2010, entre rock crudo y algunas baladas, el grupo apuesta por la canción como protagonista con influencias de Guns N’ Roses o Aerosmith, desde lo internacional, hasta Divididos y La Renga, en el campo nacional, por citar algunas, pero que tiene su propio toque, que va tomando cada vez más la forma que pretenden darle a su sonido.

En la previa de ese hito tan importante para el grupo, conversamos con su guitarrista Sebastián Soares Baptista:

RNB: ¿Por qué tomaron la decisión tan difícil de auto producir su primer disco?

SSB: Un poco de decisión y un poco de necesidad u obligación a la vez. Por un lado, si encarás un disco de forma independiente y lo producís vos (en todo sentido, musicalmente también), contás con un margen de libertad creativa enorme en todos los frentes. Podés encarar cuestiones de todos los ámbitos, desde lo estrictamente musical hasta el diseño del arte, por ejemplo. Por suerte, alm margn de encararlo nosotros, trabajamos con gente muy grossa y copada. Para el diseño, trabajamos con Ezequiel Black que es un genio, hizo un trabajo increíble. Y lo bueno es que pudimos ser parte de ese proceso, no lo delegamos. Ese es el costado de elección, ahora, hay otra realidad que es que tampoco es tan fácil llegar a un acuerdo con un sello o una editorial, una productora, etcétera. Muchas bandas encuentran en la vía de la autogestión el único medio para poder materializar sus trabajos. Con lo cual tenés un grado de libertad enorme, pero, a la vez, tenés que trabajar a full, porque estás en todos los frentes lidiando con situaciones distintas. Es un proceso hermoso, pero a la vez requiere que uno ponga todo de sí. Por elección o por necesidad de plasmar nuestras canciones en un disco, fue el camino que seguimos para el primero. El tiempo dirá si repetimos fórmula. Por lo pronto, los resultados son increíbles, estamos muy contentos.

RNB: Tienen 5 años de trayectoria y muchas de las canciones que forman parte de “Cantando En El Placard” vienen del principio de su historia. ¿Cómo cambiaron esas canciones hasta que las grabaron en el disco y cómo cambiaron hasta el vivo actual?

SSB: Cambiaron bastante, porque al encarar el disco de forma independiente, tomamos la decisión de apostar por levantar una sala/estudio propia, donde lo grabamos. Guido (Aprea) es técnico en grabación recibido en EMBA y muchas cuestiones pasaron por sus manos y oídos. Entonces, al tener ese espacio de experimentación, te largás a probar muchísimas cosas y las canciones también van mutando. En definitiva, un disco es eso: es una fotografía de la banda y de su música en un momento dado. Pero claro que después las canciones son seres vivos, pulsantes. Evolucionan, hacen trayectos. Algunas mueren, resucitan, las retomás después de un tiempo con una vuelta de tuerca… En este sentido fue súper importante la incorporación de Edu (Santiago) en la bata, que fue después de que grabamos Cantando…” Hay muchas canciones que tomaron un giro hasta el momento impensado, más por tratarse del batero, que, de alguna manera, es el que en gran parte dirige para qué lado va la cosa. Hoy por hoy, ver a la banda en vivo es realmente una experiencia ampliada; estamos muy orgullosos de nuestro disco, pero el vivo sigue siendo el fuerte de la banda. Además, sumamos mucha gente desde Cantando, hoy tenemos sección de vientos, percu, sintes… Y está muy bien que así sea, de eso se trata un poco también la idea de Minuto, de ir siempre para adelante.

RNB: La ida de su primer cantante los hizo pasar de ser quinteto a un cuarteto y el ingreso de Eduardo en la batería consolidó la formación actual. ¿Cómo se sienten actualmente como banda? ¿En qué estado está la búsqueda del sonido que ustedes pretenden para el grupo?

SSB: Estamos en un momento muy lindo. No sólo desde lo musical, que creemos se vino a completar con Edu, con Fran en la percu y sinte, Toti (Schmeisser) en acústicas, Diego y Mati en vientos y un sinfín de amigos que siempre nos dan una mano, sino que, además, vivimos cosas muy copadas en los últimos años, y eso te afianza como grupo. Compartimos giras por provincia, volanteadas, festivales, y esas son experiencias que te hermanan. La familia minutera se va agrandando, desde la incorporación de músicos hasta en otros aspectos, gente que viene a hacer stage, foto, video, y que también son parte de la formación. Es decir, si bien entendemos que hay un núcelo de cuatro tipos haciendo ruido, hay un montón de gente que orbita ese núcleo y que hoy en día son parte de nosotros y eso es muy gratificante. Y en cuanto a lo musical, desde ya que la incorporación de nuevos músicos enriquece muchísimo la propuesta. Y además, desde las composiciones estamos siempre encarando nuevas influencias, nuevos estilos. La búsqueda del sonido es una empresa constante e interminable. Si bien hay un giro, después de Cantando, en el cual se incorporan vientos, percu, sinte, se abordan otros géneros como el reggae, algunos condimentos más bailables y electrónicos y demás, siempre estamos moviéndonos en nuevos sentidos y direcciones. Lo bueno es que todo eso suena a Minuto Cero, y no a un compilado de bandas, de distintos estilos. El sonido, además, tratamos de consensuarlo en la sala. Cuando se arma un tema tratamos de pensar para dónde queremos llevarlo, sin repetirnos.

RNB: Si bien hicieron la mayor parte de la producción ustedes, contaron con la mano de dos personas experimentadas como Emiliano Sasal como ingeniero de mezcla y la masterización de Max Scenna. ¿Cómo llegaron a ellos y cómo fue trabajar con ellos?

SSB: A Emi llegamos gracias a Guido, que había trabajado hace muchísimos años con él, haciendo sonido en Tabasco, en Flores, así que ya había una relación de amistad. Y a Max llegamos justamente por recomendación de Emi, y después de escuchar algunos de sus trabajos, decidimos hacer el mastering con él. Siempre trabajar con gente tan grossa y con tanta trayectoria es una experiencia gratificante, porque se aprende mucho, sobre todo si te involucrás en el proceso. Con Emi, por ejemplo, nos reunimos muchísimas veces, presencialmente, y acompañamos el proceso de mezcla. Con Max fue todo más online, pero también estuvimos encima del mastering, para llevarlo para el lado que teníamos en nuestras cabezas. Y desde ese lado es que uno aprende, desde acompañar ese proceso, metiéndose de lleno. Recibimos consejos para los próximos trabajos, yeites que hacen la tarea más fácil después. Este año grabamos un single con Emi en Romaphonic y, gracias a la experiencia del disco, fuimos aceitadísimos. Y por otro lado, fue muy positivo trabajar tanto con ambos porque, a pesar de ser dos gigantes del ambiente, son súper humildes, en el sentido de poder llevarles sugerencias, inquietudes y demás. No es que te bajan una línea y listo, sino que respetan tu lugar como artista y realmente se ponen la camiseta de tu proyecto para que realmente llegue a buen puerto, para dejar tu trabajo verdaderamente como vos lo querés dejar y no “lo más cerca posible” de eso. Ahora, otra cosa fantástica es que ese lugar al que querés llegar va cambiando, justamente por trabajar a la par con estos genios. Te dan sugerencias, te muestran, te aconsejan y ahí vas pensando en nuevas posibilidades, nuevos colores. Te brindan un abanico de herramientas que hace que esa idea inicial pueda convertirse quizás en algo más copado, o al menos así pasó con nosotros. Estamos súper agradecidos con ambos.

minuto-cero-prensa-2

RNB: Grabaron una versión de un tema de Nicola Di Bari, ¿cómo llega esa canción a una banda de rock actual y por qué decidieron incluirla en el disco? También grabaron un clásico como “Come Together” de Los Beatles ¿por qué?

SSB: Guido es fanático de Los Beatles y “Come Together” salió zapando sobre el riff un día en una sala a la que íbamos en Abasto, todavía cuando estaban nuestro primer cantante y nuestro primer baterista. Y vimos que si le dábamos rosca era un tema que estallaba, en vez de hacerlo un poco más tranqui, como la versión original. Ya en esa época Guido se hacía cargo de la voz para esa canción. Y salió tan bien que se convirtió en un clásico infaltable en nuestras fechas, no había forma de que quede afuera del disco. Con “Trotamundo”, el tema de Nicola Di Bari pasó algo distinto. Unos amigos que tienen un programa con ese nombre –Trotamundo– en Argentinísima Satelital nos pidieron que reversionemos el tema para usarlo de cortina. Lo hicimos, gustó y quedó en el programa. Todo esto fue antes de encarar la grabación del disco. Probamos tocándolo en vivo y a nuestra gente le gustó mucho, entonces decidimos incluirlo en la primera tirada del disco como bonus track, en las próximas ya no estará. Es una especie de regalito para los primeros que se acerquen al disco.

RNB: ¿Por qué eligieron “Tiempo Perdido” como primer video oficial?

SSB: Elegimos tiempo perdido porque nos pareció que la canción daba para contar una linda historia, desde el video, la imagen, que acompañe a la lírica. No queremos decir mucho acá sobre de qué va el video, para que los lectores puedan verlo por ellos mismos (está en nuestro sitio y en nuestro canal de youtube). Además, la canción es el primer corte difusión del disco, porque creemos que es una de las que más invita a ser escuchada. Tiene varios componentes que nos caracterizan, muchos instrumentos, arreglos, una linda melodía… Y como el video también lo encaramos de forma independiente, en todos los aspectos, queríamos contar una historia como lo hicimos, y a la vez hacerlo de forma divertida, pasarla bien haciéndolo. Y con tiempo perdido vimos esa posibilidad.

Minuto Cero, aprendizaje constante

RNB: Vienen hace un tiempo ya tocando los temas de “Cantando en el Placard”, ¿empezaron a generar nuevo material? ¿Cómo distribuyen la parte de composición en la banda?

SSB: Sí, desde ya que hay muchísimo material que se generó después del disco, así como también hay un montón de canciones previas o que surgieron a la par de la grabación, que no entraron en Cantando. Tenemos muchísimo material, algunas de esas canciones suenan ya y hace un tiempo en nuestras fechas, como es el caso de “Mirando el reloj”, que es el single que grabamos este año. Y esto va de la mano con lo que decíamos antes de ir siempre para adelante, buscando nuevos sonidos, nuevas influencias. Eso te obliga no sólo a repensar tus canciones, sino a componer nuevas. Y en cuanto a la composición, Guido es el principal compositor de la banda. Seba le sigue, entre ellos traen las ideas a la sala. De todas formas, ahí es donde después cada uno lo sazona a su gusto, cada cual hace su aporte. Si bien, como dijimos, la búsqueda del sonido es consensuada, trabajamos con mucha libertad individual y creemos que eso, de alguna manera, hace que la banda termine sonando más a un todo que al a sumatoria de partes. Si cada uno puede trabajar con libertad y disfrutando lo que hace, se nota en el producto final. Ya estamos pensando en el sucesor de Cantando, pero también sabemos que todavía este disco tiene mucho para ofrecer y que hay mil instancias que todavía nos tocan disfrutar.
dsc_cantando

RNB: Vienen de tocar con Fer Pita (Heroicos Sobrevivientes) y van a presentar el disco junto a Atropello Carregal, dos bandas que tienen ya su trayecto recorrido. ¿Cómo viven esa experiencia de tocar con gente que tiene ese recorrido en la música y qué cosas aprenden?

SSB: Es una experiencia única. Fer es una de las majestades del rock de acá, sin lugar a dudas. Y los chicos de Atropello tienen más de diez años de trayectoria y tres discos encima. El hecho de que gente del palo, con trayectoria y reconocimiento se cope con armar una movida que te incluye es impagable, porque te sentís reconocido, sentís que estás haciendo las cosas bien. Lejos de no pasarte cabida por una cuestión de posición o lo que sea, son gente que te abre las puertas de su casa, básicamente, y que se brindan a compartir con uno. Eso es lo mejor que te puede pasar en este ambiente, ir haciendo amigos en el camino, y de todos lados, gente con años de trayectoria, bandas nuevas, bandas con diez discos o con ninguno. Desde ya tiene un sabor especial que un tipo que de alguna manera está posicionado en el campo artístico te tire un guiño, comparta una fecha, te elogie una canción, tu disco. Pero creemos que, más allá de eso, siempre es bueno compartir con todos, es una situación en la que siempre se gana algo. Tenemos muchas bandas amigas, sobre todo en provincia, que quizás no tienen disco, o se manejan con algún demo o EP y sin embargo se brindan al 110% en cada fecha y comparten todo con uno cuando nos reunimos. La música y sobre todo el rock under tiene una especie de magia para unir a la gente y, desde el lugar que hoy nos toca ocupar, tratamos de que eso no se pierda, de hacer girar la pelota desde ese lado.

RNB: ¿Qué tipo de show preparan para el 5 de noviembre en Beatflow? ¿Con qué se encontrarán quienes vayan a verlos?

SSB: Es una apuesta muy grande. Desde la producción, que la encaramos nosotros nuevamente y que incluye un montón de cosas y recursos que hasta ahora no están tan presentes en nuestras fechas, hasta la movida y campaña que estamos haciendo para moverla, por las calles ya pueden verse los afiches y estamos metiendo volanteadas, desde hace rato, en todas las fechas del palo que podamos. Eso desde la organización, se van a encontrar con una gran apuesta de producción. Y desde lo musical, tenemos un montón de músicos que van a participar, instrumentos nuevos, un repaso por la lista de Cantando con algunas vueltas de tuerca que van a sorprender a más de uno. Algunos covers sonarán también, algunos ya escuchados, otros no tanto, siempre tratando de versionar a nuestra manera, como venimos haciendo. Y va a haber también un destello de lo que se viene después de Cantando, algunas canciones que venimos craneando y produciendo desde hace un tiempo que van a dejar entrever por un rato un poquito de lo que vendrá. También va a hacer algo de merchandising exclusivo de la fecha en el stand. Van a haber muchas sorpresas, va a ser una fecha increíble en todo sentido, así que los esperamos a todos el 5 en Beatflow!

minuto-cero-beatflow