Entrevistas

Lobo Ledesma: “El vestuario post derrota con Patronato en la B fue de lo peor que viví”

En Rock And Ball Radio hablamos con Cristian "Lobo" Ledesma y nos contó cómo es su vida luego del retiro, sus próximos pasos profesionales y anécdotas de su extensa carrera. Además, se la jugó y nos contó cuales son los equipos que para él mejor juegan hoy en el fútbol local.

Lobo Ledesma foto Pasion Monumental
Lobo Ledesma foto Pasion Monumental

Hace seis meses dejó el fútbol, pero su impronta sigue vigente. El Lobo Cristian Ledesma, jugador elegante, de paladar negro, charló con Rock ‘N Ball Radio y habló de todo: sus ex equipos, el River de Ramón y sus diferencias con el de Gallardo, su paso por Argentinos, la Selección Nacional e incluso revivió anécdotas del paso del Millonario por la B Nacional.

También habló del torneo actual, dijo que será peleado “hasta el final” y ponderó el juego del Independiente de Holan, de Lanús, de Defensa y Justicia y del Argentinos de Heinze. Ah, nos contó cómo se prepara para su próximo gran desafío: ser DT.

RNB: ¿Cómo es estar alejado de las canchas?

Es totalmente diferente, llevo poco más de 6 meses retirado. Aprovechando el tiempo con la familia, amigos, pero mirando también mucho fútbol. Me recibí de entrenador hace poco.

RNB: ¿Ya tenés definido tu cuerpo técnico?

Voy a trabajar con Mariano Herrón. Tuve la suerte de jugar con él y lo conozco. Lo estamos terminando de hablar, pero estamos cerca. Ya casi tenemos al preparador físico.

RNB: ¿Qué recuerdo tenés de aquel River-Quilmes en el que marcaste ese tremendo golazo, que hasta Barovero te fue a abrazar?

Muchas. Muchos recuerdos, lindos momentos. Fue un partido muy especial para mí, inolvidable. Era mi último partido en cancha de River y con esa camiseta. Me tocó convertir, salimos campeones. No hay mejor manera de cerrar un ciclo de tantos años.

RNB: ¿Por qué volviste a Argentinos?

Esa vuelta a Argentinos fue un gusto que yo me quise dar. Terminar mi carrera donde había empezado. Tuve la suerte de encontrarme con gente que quiero mucho como Román (Riquelme), como Matías (Caruzzo) y también con el Bichi Borghi, que fue quién armó todo eso.

RNB: Sos un jugador que ha vuelto a varios clubes, en más de una oportunidad, ¿nunca tuviste temor a lo desagradecido que suele ser el hincha de fútbol?

Es verdad, cuando terminé mi carrera me dijeron eso, que había vuelto a muchos clubes. No me había dado cuenta. Siempre se dicen que las segundas partes no son buenas, pero no pensé en eso. Además, tuve suerte que sí fueron buenas. Y en River he vivido todo tipo de etapas, viví tres diferentes y en algunos momentos la he pasado mal y no he jugado, y es normal. Y en otras he disfrutado mucho.

RNB: Aquel River de Ramón, para muchos hinchas, es el puntapié inicial del de Gallardo súper exitoso pero, ¿qué tenían de distinto?

¿Qué tenían de distinto? (Piensa) La esencia la mantuvo, ese juego que nosotros teníamos, pero con muchas más variantes y más consolidado. Ahí no se sacaron la mochila de tener que salir campeón y de ahí para adelante siguieron creciendo. Y sin techo. Y hasta el día de hoy que River sigue ganando y no tiene techo.

RNB: Tenés un gran cariño hacia San Lorenzo, ¿cómo viviste la agónica clasificación a la siguiente instancia de la Copa?

La viví como un partido histórico. Al margen de que después gane la copa o no la gane, a todos los que nos gusta el fútbol se disfrutó y mucho. Era un partido que parecía liquidado y terminó entrando.

RNB: Cuando jugabas en San Lorenzo, ¿se sentía esa “mochila” de no haber ganado nunca la Copa Libertadores?

Pesaba. La presión se sentía. La gente de soñaba con esa Copa. Me tocó jugarla, no nos fue bien. Pero se sentía esa presión, la gente quería ganarla.

RNB: ¿Cómo ves el campeonato actual?

Lo veo que en esta última etapa se empieza a jugar mejor, y hay equipos que aparecen y se hacen fuertes, como River e Independiente, que capaz no tuvo un buen arranque y por eso está un poquito lejos, pero de no haber sido así, estaría peleando como serio candidato, porque juega muy bien. Y Boca siente la presión que River viene de atrás con todo, que viene ganando y ganando con contundencia, que no es poco.

RNB: ¿Pero se le puede escapar a Boca o no?

No, eso no lo sé. Pero no me cabe ninguna duda que va a ser peleado hasta el final. Boca venía liderando cómodamente, pero el partido fundamental que gana River es en la cancha de Boca. Ese partido te da un empujón anímico muy importante y además acortó diferencias de manera directa con quien lidera el torneo, que es Boca. La diferencia está ahí. River se puede llegar a poner a un punto. Va a ser muy parejo hasta el final.

RNB: ¿Sentís que Almeyda debería haberte utilizado más en la B Nacional?

No, no, Matías tomaba las decisiones que él creía correctas. Es una etapa distinta a todas las que viví en River. Los que estuvimos en ese plantel sabíamos lo que era jugar en esas condiciones: un torneo tan atípico como era el Nacional B y estando en River. Sabíamos que teníamos que ascender, como sea teníamos que ascender. El que le tocaba jugar lo aprovechaba, el que le tocaba estar afuera tenía que empujar. Fue una etapa que yo disfruté muchísimo, obviamente que quería jugar y se lo decía a Matías, porque tenía relación como para poder hablar con él. Pero ningún reproche. El técnico tiene la potestad de decidir a quien ve mejor para jugar.

RNB: ¿Fue complicado el ascenso no? Incluso había concentraciones en la isla del Delta. ¿Qué te acordas del sábado en que River pierde con Patronato y al otro día Chacarita le da vida ganándole a Central?

Lo que vos me estás diciendo fue así. Ese vestuario fue de lo peor que yo viví en el fútbol. No habíamos sacado un buen resultado en Santa Fe (NdR: Patronato lo venció 1-0 y Alejandro Domínguez erró un penal en el último minuto) y después al otro día, tener vida de vuelta, fue como volver a creer que se podía. Después una concentración lejos, nos instalamos una semana, creo que en el Tigre y esa fue la única vez que le pedí a un técnico jugar: bah, no le pedí jugar. Le dije a Matías ‘yo no sé si estoy para jugar o no, pero este partido lo quiero jugar, pero lo que vos decidas yo te voy a apoyar‘. Él después decidió por otro jugador y no hubo problema (NdR: jugaron Leonardo Ponzio y Ezequiel Cirigliano) pero yo sentía que él tenía que saber que ese partido yo lo quería jugar. El objetivo era ascender y, por suerte, lo pudimos conseguir.

Selección Argentina

RNB: ¿Creés que Argentina puede quedarse afuera del Mundial? ¿Qué le puede aportar Sampaoli?

No le tengo miedo a quedar afuera del Mundial, creo que Argentina va a clasificar. Pero es una incertidumbre lo que puede pasar ahora. Se ve que hay un recambio. Por lo que muestra Sampaoli se viene un cambio de sistema y otro estilo de juego, por lo que mostró en los equipos que dirigió. Pero me entusiasma porque es una manera interesante de jugar y porque Argentina está totalmente capacitado para jugar de esa manera y seguro él elegirá los mejores en cada posición para jugar así.

RNB: ¿De qué técnico aprendiste más y que identidad le imprimirás a tus equipos?

Yo de todos aprendí. De todos. De lo bueno y de lo malo, lo que a mí me gustaba que me hagan y lo que no. Yo toda esa información la tengo que procesar y darle mi idea, obviamente. De Ramón he sacado muchísimas cosas positivas, y de muchos entrenadores más, pero estará en mí darle mi sello, mi estilo.

RNB: ¿Hay algún DT que sea una influencia que vos tomes?

Me gustan los equipos que tienen una identidad de juego, al margen del resultado. Que intentan algo. Que vos mirás un partido y sabes a lo que juegan. Lanús es uno, Defensa y Justicia otro, creo que Argentinos Juniors está jugando muy bien. Son equipos que tienen jugadores como para intentar jugar de una linda manera, juego asociado, vistoso y por abajo. Y eso a mí me gusta mucho.

Foto: Martín Lajnis

RNB: ¿Qué pasó con tu despedida? Ya tenía fecha y al final no se hizo…

Tenía fecha para el 25 de marzo. Era fecha FIFA y venía todo muy bien, pero bueno, el fútbol se atrasó y en esa fecha se jugó el torneo local y bueno, ninguno de mis amigos o de la gente que yo había invitado podía venir, así que se optó por postergarla, porque ellos no iban a poder estar. No tengo una nueva fecha y es muy difícil encontrar una fecha en el fútbol argentino, porque las cosas se van corriendo, y hay todo un trabajo detrás previo a esa fecha. Pero estaba y estoy muy entusiasmado con ese partido y ojalá lo pueda reprogramar.

RNB: Además, el calendario de despedidas está apretado, ¿no? Está la de Fernando (Cavenaghi) y también la de Román a fin de año…

Sí, ahora se viene la de Fernando que va a estar muy linda y que él se lo merece. Y sí, seguramente a ese tipo de eventos uno no puede hacerle sombras, así que hay que esperar una nueva fecha.

RNB: Jugaste con muchos cracks, como Ortega, Román, Trezeguet, ¿Si tuvieras que elegir uno sólo de ellos para compartir un asado?

Es muy difícil, muy difícil, tuve la suerte de jugar con grandes jugadores. Qué se yo, es difícil. Con Román, con Ortega, Saviola, Aimar, es muy difícil elegir a uno. El asado lo comería con todos ellos para seguir charlando de fútbol y seguir compartiendo cosas. Tuve el privilegio de jugar con grandes jugadores, así que es muy difícil para mí elegir a uno.

Foto portada: Pasión Monumental