Entrevistas

Kapanga: “Estamos más cerca de The Clash que de los Rolling Stones”

La banda de Quilmes se prepara para festejar sus 20 con un súper show en el Luna Park. Estuvimos en su búnker y charlamos de todo con Maikel y Maffia.

Kapanga
Kapanga

Aquellos visitantes ocasionales de la ciudad de Quilmes, ubicada al noreste-sudoeste respecto del Río de la Plata, pueden verse envueltos en más de un problema de ubicación al bajar de la autopista. Si, hoy en día los GPS ayudan pero puede suceder que la falta de información o actualización puedan jugar una mala pasada a la hora de cumplir con el rigor horario de una cita de importancia.

Cuando llega el momento de buscar la numeración exacta del destino a visitar es complicado distinguir entre “la numeración vieja” y “la numeración nueva” de las calles, lo que puede llegar a incidir en las tareas a desarrollar allí.

Muy cerca de su ciudad de origen, Kapanga tiene el bunker donde nacen y se desarrollan todos los proyectos que comienzan como un sueño. Es el punto de partida de todas ambiciones de una banda actualmente independiente que está celebrando nada menos que dos décadas en la ruta, un logro no menor y que amerita una celebración como la que están preparando para este sábado 7 de noviembre:

RNB: Este va a ser su tercer Luna Park y es una fecha que anunciaron ya hace mucho tiempo ¿Cómo se preparan para semejante show faltando tan poco?

Maikel: Tenemos que hacer unos ensayos finales para afirmar lo que es el material viejo y del disco nuevo, ya que vamos a adelantar algunas canciones. Básicamente va a ser un racconto por toda nuestra historia, temas que no tocamos nunca. Hay mucho público nuevo o más joven que nunca vio en vivo tal canción y le encantaría escucharla y piensan: “Estos no la van a tocar más”. Esta es la oportunidad, van a tener de todo. Al ser una celebración lo vamos a plantear desde ese lado.

RNB: Es la duda que tenía mucha gente, si la fecha era presentación del disco nuevo o un festejo de los 20 años…

Maikel: No, el disco nuevo lo vamos a presentar el año que viene. Lo que nos habíamos propuesto este año es hacer hincapié en el festejo porque es un número redondo y teníamos ganas de celebrarlo y que mejor que poder volver a tocar en el Luna Park. El disco lo grabamos este año por un berretín personal de que dijimos “Es parte de los 20 años. Las canciones ya están compuestas, en todo caso lo presentamos el año que viene”. Pero al tenerlas ya grabadas vamos a adelantar algunas, tres o cuatro como mucho.

RNB: Siendo una banda que se conoce mucho, ¿Cuánto le falta a esa puesta a punto que la que hablaban antes?

Maffia: Venimos de hacer una gira nacional en la que estamos haciendo la columna de lo que será la lista del Luna Park. Eso lo tenemos resuelto y aceitado, sabemos que ese orden funciona. Si bien hay algunas cosas que pueden variar, está casi todo armado.

RNB: Esa columna de la que hablaban, la lista de temas, ¿gran parte serán las mismas que las de “Mama donde estoy”, su último DVD?

Maffia: Tiene puntos en común pero en la lista  del Luna estarán los temas que  sí o sí tienen que estar. Teníamos una lista de 34 y bajamos a 16 para darle lugar a otras cosas.

Maikel: Los mid-tempo que hicimos en “Mama donde estoy”, por ejemplo, si estaba “Un Lugar” puede llegar a estar “Desearía”, o alguno de ese mismo estilo pero no el mismo setlist, sino sería “Mama donde estoy II”. (Risas)

RNB: ¿Va a haber invitados? ¿Tienen eso resuelto ya?

Maffia: Confirmados no. Hay coincidencias de viaje y cosas así que hacen que algunos invitados que querían estar, no puedan.

Maikel: Más que nada no por hacernos los misteriosos sino por una cuestión de agendas. Un amigo me dijo: “Sé que tocan el 7 pero voy a estar en México”. Para nosotros es una alegría ya que estamos todos en movimiento.

Maffia: Igualmente no nos va a cambiar la lista, eso ya está decidido. Si vemos que se pueden sumar, bienvenido sea.

Mano a mano con los de Quilmes.
Mano a mano con los de Quilmes.

UNA GRAN FAMILIA

La llegada de  “Lima”, su último disco, significó para ellos una renovación, un álbum que fue gestado en su sala y que actualizó su sonido, cosa no menor para una banda que roza las dos décadas.

RNB: Cumplidos 20 años y pensando en las influencias que tienen… ¿ustedes se consideran una banda de rock clásica?

Maffia: Considero que somos una “Orquesta de rock”.

Maikel: Clásico no… siento que estamos más cerca de The Clash que de los Rolling Stones, pero me encantan los Stones también. Al mezclar demasiadas cosas sabemos que seguro no es rythm and blues o punk rock. Es una mezcla que hicimos y que nos salió sin querer. A la vez la terminamos buscando y puliendo y hoy en día es nuestro idioma.

Maffia: Sí había un género al principio era el ska. Lo mezclábamos con el cuarteto pero después mutó tanto… metíamos bases rockeras… era como jugar con la música. Si estas tocando un reggae y tenés ganas de tocar un hardcore ¿Por qué no? Si somos los dueños de la banda.

Maikel: De hecho en el último disco, “Motormúsica”, cuando lo escuchen se van a dar cuenta que tiene un 30% de eso que decís “acá está Kapanga” y el resto también somos nosotros pero tenemos ganas de que digan “acá está Kapanga también”. Es más de canción pero no de ‘canción rutera’ o ‘mid tempo’, sino que le pusimos más énfasis a buscar la melodía más perfecta que se pueda.

Cuando mostrás tu música y pasan tantos años pensás: ¿cómo hago para llegar a un público nuevo? Tenés que escuchar lo que escuchan los más chicos pero no lo digo demagógicamente, sino como aprender un nuevo formato. Al poder darnos el gusto de hacer la música que queremos por ser los dueños de la banda, como decía Maffia, nos gusta experimentar con lo nuevo. Es como una forma de reinventarnos. Me parece que el artista debe buscar eso, escuchar todo y ver después si lo aplicás o no. Ese viaje ya te hizo diferente.

Maffia: Disfrutamos de los ritmos, de los estilos. Del secretito que tiene cada uno.

(Interrumpo) RNB: Es como mezclar en un mismo tema Iron Maiden, La Mona Giménez y Soda Stereo… (Risas)

Maffia: Si, que nos queda después de eso ¿no? Tocar “Agujita De Oro” y cerrar con “Lost”. Eso es lo que nos divierte ya que si tocáramos lo mismo todo el tiempo, nos aburriríamos.

RNB: Siendo una banda que toca tanto, que siempre está buscando cosas nuevas ¿pensaron alguna vez en dejar la música?         

Maffia: Hubo un montón de cosas que nos han desalentado pero no para decir “odio la música” porque ahí estaba nuestro refugio. Para nosotros era un desafío y una inspiración en esos momentos canalizar todo ahí. Si nos mirábamos y nos cagábamos de risa pensábamos “esto funciona”, esa fue la clave para animarnos a todo lo que hicimos, de viajar, de hacer una película, fue todo por ese convencimiento inicial.

Maikel: Es un contrato tácito que tenemos nosotros, los cinco Kapanga. Tuvimos crisis como toda banda… estamos cumpliendo veinte años, sino seríamos robots.

(Interrumpe) Maffia: Pero no al punto tal de decir “odio a mis compañeros”. Jamás pasó. De hecho nuestras familias se formaron en estos años. Con nuestras mujeres e hijos formamos una gran familia. Entendieron que es una forma que tenemos de funcionar: haciendo, yendo y jugando con la música.

RNB: Dentro de ese juego y de esos intentos está el secreto de porque se han animado a hacer tantos videoclips y hasta una película…

Maffia: Yo lo veo en muchas bandas eso. Lo veo a Dave Grohl que se presta a un montón de papeles graciosos y pienso que en esa veta estamos nosotros también. Nos copamos con esas historias absurdas, nos reímos de nosotros mismos. Después nos vemos, nos cagamos de risa y creo que eso entretiene y divierte a la gente.

Maikel: Para que se den una idea, en este momento estamos por empezar a trabajar en la música de una película que no es nuestra, de una comedia, una ficción… a ese nivel. La música incidental, no solamente de canción. Es un desafío. Eso es Kapanga.

Maffia: Preocuparnos en lograr situaciones con la música. Además, la variedad de estilos nos mejoró como músicos, a todos nos nutrió escuchar nueva música y tratar de interpretarla. Eso está puesto de manifiesto en este disco y al servicio de la música hoy haciendo la banda de sonido de otra película. Volar, disfrutar este lugar, ya nos dimos cuenta donde está nuestra realidad. ¿Cómo la llevamos adelante? con más realidad: vendiendo shows, haciendo lo que tengamos que hacer para seguir sin trabajar y dedicarnos a esto.

EL MOTOR PIDE AGUA, LA CABEZA MÚSICA

Martín “Mono” Fabio le puso la voz a “Safari”, tema que Zumbadores incluyó en su anteúltimo disco “Fábulas De La Locura” (2012) en el que cada una de las canciones tenía un invitado especial. Sin embargo, los temas estaban concebidos previamente.

Kapanga está pronto a lanzar “Motormúsica”, su noveno álbum de estudio y el segundo con la producción de Matías Chávez Méndez, que tiene una estructura similar ya que, entre otros, cuenta con muchos invitados especiales de la talla de Piti de Las Pastillas Del AbueloFernando Ruíz Díaz de Catupecu MachuMosca Lorenzo, Cucho Jorge Serrano de Los Auténticos Decadentes, entre otros, pero también los temas estaban creados.

RNB: ¿Nacieron primero las canciones y luego los invitados o fue al revés?

Maikel: Las canciones a medida que se iban haciendo, iban apareciendo los invitados. Era re loco porque cuando las escuchamos y nos acordábamos lo que teníamos en la cabeza inicialmente pensamos “wow, era esto”.

Maffia: Lo que imaginamos se concretó, esa es la magia que tiene la cosa… hasta se me pone la piel de gallina.

Maikel: Nos pasó con el tema “Mis Amigos”, que lo produce la ‘Mosca’ Lorenzo de Los Auténticos Decadentes y en realidad no es que dijimos “como lo produce Mosca, que toque él”. Nada que ver. Vinieron ‘Cucho’ (Parisi), ‘El Perro’ (Jorge Serrano), los tres caños de los Deca… prácticamente son dos bandas en una, un experimento bastante extraño.

Maffia: Es gratificante porque lo escuchas y te das cuenta que nos fusionamos perfectamente, de manera equilibrada.

Maikel: Era importante eso que queríamos hacer. Las dos bandas más fiesteras de Argentina están juntas en una canción. ¿De qué habla la letra? de la amistad. Es un concepto súper trillado pero lo buscamos desde otro lado, desde el humor. Incluso ‘Mosca’ participó en la letra, entonces queríamos hacer ese experimento y creo que nos salió bien.

Una constante en el vivo: Mono, Memo y Maikel. (Rodrigo Pallares)
Una constante en el vivo: Mono, Memo y Maikel. (Rodrigo Pallares)

RNB: ¿Cómo fue este segundo disco con El Chávez en la producción?

Maffia: Teníamos la experiencia de haber trabajado en “Lima” y ahora renovamos los votos con él. Siempre sentimos que nos entraba aire fresco con sus ideas.

Maikel: “Lima” Lo produjimos juntos con Matías (Chávez Méndez) y en este en realidad yo casi no quería participar. Ya habíamos trabajado con él y probamos de vuelta. Había pasado agua debajo del puente, crecimos los dos como artistas y lo pudimos aplicar en el disco, sumado a que la banda también creció. Fue un tándem perfecto: La banda, los productores, los drums que usamos, Nicolás Polo de Asspera como drum doctor, y Martín Méndez ex Caballeros De La Quema y actual Senderos hizo las violas…

Maffia: Nico (Polo) es un joven talento. Digo joven porque lo descubrimos hace poco, fue toda una sorpresa. Estoy identificado con el sonido que logró en el disco y como laburamos juntos. Fue un hallazgo, a mí me ayudó mucho en el disco.

Maikel: También Loli Álvarez que hizo el coach con el Mono (Martín Fabio)

Maffia: Tenemos un lindo equipo y estamos en cancha. (Risas)

TITANES EN EL RING

RNB: En una nota contaron que solo les falta tocar en un velorio y en la Luna, ¿Qué show bizarro recuerdan de su carrera que no lo puedan borrar de su cabeza?

Maikel: Uno que todavía no teníamos disco, tocamos en Quilmes. El show era a las cinco de la mañana, comenzamos a tocar y a los cuatro compases se empezaron a agarrar a trompadas 100 contra 100. Había dos cabecillas que eran Martiniano Molina (Flamante intendente electo de la ciudad) y un jugador de Rugby muy conocido que ahora no recuerdo. Eran dos gladiadores. Nos arruinaron el show y hacíamos como un show de catch arriba mientras tocábamos música country.

Maffia: Hubo gente herida ese día. Corrieron peligro nuestras integridades y nuestras cosas, duró como media hora la bataola. Tuvimos que cortar al rato. Todo fue producto del pogo y lo que se generaba.
Entrevista: Nicoláz López Becerra y Damián Basile