Entrevistas

Daffunchio: “Para amar hay que tener huevos”

El líder de las Pelotas charló con Rock 'N Ball en los míticos Estudio Panda. La música, el nuevo disco, Sumo, Luca, la política, el futuro del mundo, la naturaleza como terapia y el precio que la banda pagó por "Será" es el menú de esta nota imperdible con uno de los tipos que no pide permiso para sentarse en la gran mesa del Rock. "Yo sigo siendo un Sumo, pero no lo digo por marketing". Pasen y lean.

Daffunchio
Daffunchio

Es una experiencia reveladora y, quizás, hasta un tanto peculiar entrevistar a Germán Daffunchio, líder de Las Pelotas e historia viva de las andanzas de Luca Prodan, es muy loco entender que detrás de cada rictus de Daffunchio, de cada gesto, de cada -hay que decirlo, el tiempo pasa para todos- arruga, se esconde la leyenda viva de lo que fue SUMO, la banda que el Pelado le legó a todo el rock nacional. Y, además, es quién lidera artísticamente a una de las bandas con más camino recorrido en nuestro rock. Las Pelotas cumplieron 25 y siguen rockeando y, parecer, sin fecha de caducidad en el horizonte lo cual es una noticia para celebrar.

Agua, puchos, sonrisa a media asta, gorra presente todo el tiempo e incluso alguna caminata. Todo eso tendrá la entrevista con Germán, realizada a pocos días que 2015 le de paso a 2016 y, más importante aún, a horas que Las Pelotas termine de cocinar el sucesor de “Cerca de las Nubes”, su nuevo disco de estudio. Para toda banda, un disco encarna un desafío. Las Pelotas no son la excepción y viven el proceso con una exitación y algo de ansiedad casi adolescente. Y eso es lo que nos transmite Germán cuando habla de su nuevo “hijo“, del que no quiere adelantar mucho, pero se sale de la vaina por contar todo. Es por eso que durante la entrevista también hablaremos de SUMO, política, la televisión, la vida en las Sierras y lo que le pasa cada vez que abandona la tranquilidad de Nono, en Traslasierra, para venir a darse una vuelta por “Porteñópolis“.

En el último piso de los míticos Estudio Panda, elegidos por la banda por “la calidad de los micrófonos que tiene, en un estudio convencional no tenés eso” y por lo que la banda denomina como “una cuestión de la calidad de lo que vos querés hacer”, Daffunchio enciende su primer cigarrillo, da una pitada, lo apoya en el cenicero y clava la mirada en este cronista, que sólo atina a apretar REC y a ajustarse el cinturón. Una entrevista con Daffunchio es impredecible. “Mirá, el disco va a salir en marzo porque tenemos en cuenta que la gente se va de vacaciones”. Sí, con 25 años de carrera, Las Pelotas están en absolutamente todos los detalles. Ojo, quizás por eso ya acumulen un cuarto de siglo de música.

El track difusión de su nuevo disco se llama “El Amor hace falta“, un nombre llamativo y sobre él indagamos: “El tema que sacamos es una especie de adelanto y ahora quedó mucho mejor todavía”, tira Daffunchio y, enseguida, se desboca en cuanto al disco en sí: “Está buenísimo y nos llevó muchísimo. Estamos muy contentos con el trabajo que hicimos. Es un desafío siempre tratar de superarte o mejorar lo que venís haciendo.  todos estamos extremadamente felices por la resultante, pero no puedo decir mucho más porque no puedo ser muy objetivo”, reconoce al fin, mientras vuelve a darle un “beso” al pucho que se va consumiendo.

RNB: ¿Cómo compone hoy ‘Las Pelotas’?
Nosotros somos un grupo que hemos encontrado nuestra forma de trabajar, aunque no siempre es igual. Tenemos la suerte de tener el estudio en las Sierras de Córdoba y hacemos muchos períodos de encuentros ahí, y tenemos una libertad creativa total. Una  búsqueda total. Y la búsqueda de estos últimos dos años, está acá.

[su_pullquote]Todos los discos parecía que nos iban a dar la chance de subir los escalones. Y ‘Será’ nos hizo subir como diez escalones juntos. Fue una situación difícil.[/su_pullquote]

RNB: ¿Este es un disco que va por los mismos carriles de “Cerca de las Nubes” o es otra cosa?
Es muy distinto a “Cerca de las Nubes”, este es un disco muy poderoso. Va muy para adelante. En último nos fumos para un lado más tranquilo. Este disco tiene canciones, no sé como definirlas… pero va para adelante.

RNB: ¿Podrían intentar otra cosa musicalmente?
Nos une gran pasión por lo que hacemos. Y es una gran responsabilidad. El arte es esto. Decir lo que uno siente, de la forma que sale y como lo expresa. Cada persona lo tomará como quiera, nosotros nunca fuimos un grupo buscador de hits que canten en la cancha y esas cosas. Nosotros somos Las Pelotas. Y sobre todas las cosas, decimos las cosas que se sienten.

RNB: ¿Y que es lo que sentís en este disco?
Es difícil explicarlo, me parece una pelotudez tratar de definir una obra. Es importante que lo escuches y que veas lo que te genera. Cada disco es un desafío artístico, tanto musical como melódico, como de estructura. La mayoría de los artistas no les importa donde van las flechas, saben a qué lugar van. Con Las Pelotas no es eso. Nosotros somos como somos, y estamos felices. Y este disco es re contra grosso, tiene mucho laburo encima, y se recontra nota.

[su_pullquote align=”right”]La peor condena que tiene un grupo es estar obligado a tocar ese hit y ver la gente escuchar ese hit y en el resto estar parados como una momia.[/su_pullquote]

RNB: Algunos artistas cuando terminan de grabar, hablan de que ya le cambiarían algo a algún tema o incluso a la totalidad del sonido, ¿A ustedes les pasa?
Naaaah. Tenemos mucha pasión por lo que hacemos. No dejamos que salga una cosa que no sintamos todos que era lo que estábamos buscando. Somos así como banda. Siempre sacamos lo mejor del otro.

"BRINDANDO POR NADA" es el disco de estudio número once de Las Pelotas.
“BRINDANDO POR NADA” es el disco de estudio número once de Las Pelotas.

RNB: ¿Y Esa pasión se convierte un poco en ansiedad?
No, la ansiedad es una enfermedad del Siglo XX,XXI, no sé. La pasión lleva a tomar el trabajo como lo tomamos. Un trabajo recontra profundo, de búsqueda sonora y de todo. Que esa etapa de búsqueda, de creación. No vivirlo como una carga, si no que el disco sea una resultante de todo eso.

RNB: La canción dice, repite, casi como un mantra ‘el amor hace falta’, ¿Dónde hace falta el amor?
Yo te preguntaría, ¿dónde ves amor?. En esta sociedad. Es espantoso. Es muy lindo hablar del amor, pero es muy difícil amar. Es muy difícil encontrar amor entre la gente. El amor también se da como producto. “Demostrale a Papá cuánto lo querés, comprale esta afeitadora, sacá un crédito y pagala en 1500 cuotas”, ¿me entendés lo que quiero decir? En las religiones todo es amor, peor el mundo está recontra hecho mierda. El otro día vi un extracto de un tipo en Siria filmando con el teléfono los bombardeos. ¡Y es espantoso, loco! Para amar hay que tener huevos.

[su_pullquote]La televisión, las series…Me recontrapudre la adicción que crea todo eso. Me gustan las películas estúpidas, el mundo está demasiado oscuro. Estamos llenos de realismo. [/su_pullquote]

Daffunchio habla encendido, convencido y es elocuente. Es un tipo que, si le sumamos los años de Sumo, ya tiene más de 30 sobre los escenarios. Es inevitable -y además este cronista no tiene ningún tipo de intención de evitarlo- hablar de Luca Prodan, de su legado, pero sobre todo de su enseñanza. Lejos del mito, Germán reivindica la esencia Sumo, la cual define como un espíritu: “Si lo ves a través de la historia, fue una revolución”, dice, revelador.

RNB: Si Luca escuchara este disco, ¿creés que le gustaría?
No tengo la menor duda, pero nunca pienso en eso. Sumo era corazón, era pasión. Si partimos de esa base, él estaría muy orgulloso, vio lo que hicimos.

RNB: Vos siempre decis que “sos un Sumo”, ¿qué significa eso?
Las palabras muchas veces no sirven. Sumo para mí es un espíritu. Tuvo sus cimientos (piensa) si lo ves a través de la historia, fue una revolución. No por la música, si no por la actitud, por el ser.

RNB: Claro, es una trayectoria muy chica, un tercio de la que hoy tienen Las Pelotas…
Sí, ni hablar. Pero es difícil de explicarlo. Luca siempre me decía: “Esto es Sumo Germán, esto no”. Era la música desde el corazón, desde las entrañas. Es difícil explicar. Yo sigo siendo un Sumo, pero no lo digo por marketing. Estuve en ese escuadrón, peleé esas batallas, tenga las heridas de esa guerra encima mío. Eso realmente no me parece importante, es parte de mi vida. Yo me río. Me río de los ídolos, los ídolos muertos. Todas las leyendas que hay atrás. Es mitología. Hay cosas que leí en el último libro que le hicieron a Luca que no las puedo creer (NdR: de Oscar Jalil) . Son mentiras totales. Son parte del cuento. Al mito hay que dejarlo. Lo importante es el presente. Nadie mejor que yo sé lo que fue, y por eso me sigo sintiendo y me voy a morir siendo un Sumo. 

[su_pullquote align=”right”]Nunca fuimos un grupo buscador de hits que canten en la cancha. Somos Las Pelotas. Y sobre todas las cosas, decimos las cosas que se sienten.[/su_pullquote]

RNB: Y a veces te dan ganas de contar vos cómo fue, de hacer un libro, o algo así?
Eso me llevó a hacer lo que hice toda mi vida. ¿Un libro? Tengo muchas ganas de hacer muchos libros. Pero más que nada tengo ganas de hacer un Manual de Instrucción para músicos de rock (risas) Cuando te venden cosas, que pasa todo el tiempo, te venden el “ser rocker” y eso es para hacer un gran manual. Hay materías que son inevitables, que si no las pasas, quedás ahí, y el rocker muere. Es como un juego. ¡Eso voy a hacer! El juego del rockero. Cayó la policía, va preso (risas), retrocede mil casilleros. Hablaste con la prensa, y hablaste mal. Justo salió la tarjeta de “hablaste boludeces”, retrocedés dos casilleros.

Daffunchio nos hizo escuchar alguno de los temas de "Brindando por Nada", su nuevo disco.
Daffunchio nos hizo escuchar alguno de los temas de “Brindando por Nada”, su nuevo disco.

RNB: Eso también te iba a preguntar, ¿cómo es la relación con la prensa?
Yo en realidad me preguntaría ¿qué pasó con los periodistas?. Siento que la gran mayoría de la prensa busca la parte amarilla. Siempre están buscando el título.

RNB: Como algunas bandas buscan el hit.
Claro. Pero para mí también, sobre todo con el periodista de rock, o de música, ¿desde qué lugar lo miden? ¿Cómo te explicó yo lo que me costó hacer ese disco? ¿Desde que lugar vos venís y lo criticás y me decís ‘las guitarras están bajas’?. Yo soy un convencido de, digan lo que digan todos, el ‘tema que está bueno, está bueno’. El tema que se te quedó adentro, está bueno. Lo demás es al pedo. Mirá “Imagine”, si vos la traducís, él (John Lennon) dice que el mundo sea uno. Y el mundo es uno. Es una gran corporación con 11 dueños. Pero esa es una canción que quedó en todo el mundo.

[su_pullquote align=”right”]Esto que los políticos utilicen un asesor de imagen, que te digan que tenes que decir para conquistar a la gente. Me parece horrible. Son como cantantes de rock. [/su_pullquote]

RNB: Y un buen tema lo define…
Tu corazón, no sé. ¿Qué define lo que le gusta a uno y le gusta a otro? Pero un buen tema es un bvuen tema. Y es eterno. Si existe la eternidad, claro.

Si algo distingue a Daffunchio es su ausencia total de filtro, lo que le ha costado algún que otro título amarillo y, aparecer, de pronto, hablando de cosas que nada tienen que ver con la música, pero sí con la vida. Como por ejemplo la política, el futuro del país y como es la vida de las Sierras, sin televisión…y sin música.

RNB: ¿Te preocupa el futuro de la Argentina? Hace no mucho salieron declaraciones tuyas en las que decís “no hay puto corrupto preso en este país”
Primero que nada te voy a aclarar (piensa) Me hicieron una nota, vinieron a las Sierras de un canal de Córdoba y yo siempre digo lo que pienso. Pusieron esa frase y todo el mundo “ohhh”. Yo no puedo creer que seamos tan pelotudos, me deprime profundamente. El periodismo chatarra, amarillo, oh, chocolate por la noticia que no hay un corrupto preso. ¿Y está mal? Sí, está mal. Y no quiero agregar más. Pero, ¿si me preocupa el país? Sí, muchísimo. Y también el mundo. Me da mucha tristeza y hay algo que está muy mal. Esto que  los políticos utilicen un asesor de imagen, que te digan que tenes que decir para conquistar a la gente. Me parece horrible, boludo. Son como cantantes de rock. Es un circo montado bastante parecido al del Rock. Y me deprime mucho. La realidad argentina es tremenda, lo sé yo que viajo. Es tremendo no entender como, siendo tan pocos, haya tanta gente con hambre, boludo. Y nadie se lo cuestiona, porque nadie lo ve. Porque cada gobernante está en su reino, en su castillo, en su feudo, tranquilo, y no va a ir a preguntarle a otro “Eh, loco, que estás haciendo con la gente”. Pero acá hay una historia muy mal contada, mi sensación de vivir recorriendo el país y ver. Me gustarían políticos que verdaderamente les importara. Es muy fácil decir cosas lindas y prometer cosas lindas. La gente se olvida. Y el ejemplo más claro es Menem. Yo después del gobierno de Menem me empecé a preguntar un montón de cosas. Hicieron una campaña que fue absolutamente lo opuesto de todo lo que hizo. ¿Y cómo se permitió? ¿Cómo se permite que pase esta payasada? ¿Cuánta guita se gasta en afiches que se pegan? ¿En nada? Ponele que le dan laburo a los que lo pegan, pero ¡están gastando un montón de guita en nada!. Con las Pelotas esto lo hemos dicho toda la vida. ‘Basta’, por ejemplo, parece un tema ideal para una manifestación, tenía hasta un ritmo justo de piquete. Pero que se yo, son las locuras de cada uno…

Distendida. Así fue la charla con el líder de "Las Pelotas".
Distendida. Así fue la charla con el líder de “Las Pelotas”.

RNB: Sé que no sos una persona de ver la tele, pero ¿qué música escuchás en tu casa en las Sierras, cuando no estás laburando con Las Pelotas?
Mirá, cuando no estoy trabajando, cuando “las Pelotas” están descansando, consumo pájaros. Me gustan mucho los pájaros. Me siento en el jardín de mi casa, hay muchos pájaros. Los conozco a todos, y me divierto mucho. La televisión, las series, me recontrapudre la adicción que crea todo eso. Me gustan las películas estúpidas, el mundo está demasiado oscuro. Estamos llenos de realismo. A mí como terapia me gusta la naturaleza, el silencio, los sapos, tengo como una laguna dentro de mi casa. Yo vivo en el campo. Es otra realidad. Argentina, es como una gran ironía, nadie dice nada. Yo lo llamo “porteñopólis”,  es otro país, y la gente no sabe lo que es Argentina. Lugares maravillosos donde podrían tener vidas fantásticas. Y no lo saben, y no lo hay, porque creo que en el fondo a nadie le interesa el verdadero desarrollo. Es cierto, el mundo está dominado por un grupo, pero las economía regionales…Yo pregunto, ¿qué producen? Hay muchísima gente en la Argentina, en el campo mismo, que no sabe trabajar la tierra. Y yo he estado con Vascos analfabetos que hacían haciendas de un metro y medio. Entonces, hay algo que está pasando que está muy mal. Pero no sé a quién le importa eso.

[su_pullquote]Sumo para mí es un espíritu. Si lo ves a través de la historia, fue una revolución. No por la música, si no por la actitud, por el ser. [/su_pullquote]

RNB: ¿Es por desinformación o porqué?
En el interior hay una gran creencia que en Buenos Aires está todo. La gente deja a su padre, que tiene 50 hectáreas y termina siendo portero, con respeto por los porteros. Pero te perdiste de tener 50 hectáreas. La gente cree que esto es como en los ’50, que en Buenos Aires estaban las fábricas. Ahora no hay nada. Yo cuando vengo acá, veo Camino del Buen Ayre, y yo lo llamo “Lomas de la miseria” Y no lo puedo creer. Es muy loco que se haya dejado crecer eso ahí.  Estoy muy preocupado, pero hasta cierto punto. Porque es importante ser feliz. Tratar de ser feliz. Si no, tenés que agarrar una Uzi, o empezar a tomar antidepresivos. O, como hacen en las villas, empezás a fumar paco.

Y volvemos a Las Pelotas, que cada tanto llena una Trastienda y que ahora, meses después de esta nota en cuanto a cuando fue realizada, se prepara para decir presente en los festivales más federales del país: el Cosquín Rock, donde tienen asistencia perfecta y el Baradero Rock.

RNB: La última, ¿cómo armás una lista de temas para un show de las pelotas? ¿En qué te apoyás? Lo que la gente reclama, la energía de los lugares, tus ganas
Casi todo eso entra. En los últimos 10 años, hacemos la lista con Gaby. Y tomamos en cuensta muchas cosas, como nos sentimos, que temas tenemos ganas de tocar ese momento, que temas nos pide la gente en la calle, que temas hace mucho que no tocamos. Eso es una cosa que a vos te parecerá una boludez, pero a mí me hace sentir orgulloso. Que no te de vergüenza ningún tema de tus discos. La peor condena que tiene un grupo es estar obligado a tocar ese hit y ver la gente para escuchar ese hit y el resto estar parados como una momia. Pero esa es la consecuencia cuando un artista o una banda busca “el” hit.

RNB: Entonces entendés a los viejos ‘peloteros’ que mucho nos les gustó lo que pasó con ‘Será’, ¿no?
Honestamente, antes de Será, teníamos un montonazo de hits. Es como Messi, en Argentina todavía se cuestiona a Messi es una cosa increíble. Eso es el ser argentino. Siempre buscarle…Nosotros pagamos un alto costo por ‘será’ nos enfrentamos a todo un aparato, a un mundo que no conocíamos, somos un grupo que durante años, años y años vivimos en el Under. Pero todos los discos que hicimos, todos nos parecía que nos iban a dar la chance de subir los escalones. Y ‘Será’ nos hizo subir como diez escalones juntos. Y ahora, viéndolo, con el tiempo, fue una situación difícil de lidiar. No tanto por lo que la gente diga, porque eso me recontra chupa un huevo, si no por el ‘Gran aparato del Rock Argentino’, el ‘Gran circo del Rock argentino’. Productores, artistas, lo que sea. Una maraña de gente con la que nunca participé. Soy un SUMO, no me importa un carajo todo eso. Atender a la prensa y no tirar mierda fácilmente, intentar no arruinar todas las notas que me hacían (risas) por eso hablaba del manual del Rock. Será fue un hit, sonó en todos lados, es lo que se llama cuando un tema hace “Crossover”. Será fue una obsesión particularmente mía. Yo quería hacer un tema de amor. Las Pelotas siempre nos negamos a hacer un tema de amor. “te amooo, te amooo, tu cuerpo, mi corazón se muere” (canta como bolero) . Entonces, queríamos hacer un tema de amor sin nombrar toda esa basura. Hablando del “Amor hace falta”. Eso que te digo no es amor, eso es ganas de garchar. Podés tener ganas de hacer el amor con alguien que vos ames mucho, pero para eso no hace falta ninguna canción. Pero no sé si te respondí la pregunta.

Y apaga el cigarrillo, una vez más, sobre el cenicero…