Entrevistas

Carlos Azcurra: “No sé que pasó por su cabeza cuando me disparó”

Nunca pensó que iba tener que pelear por su vida. En un cruce con Godoy Cruz, en la B Nacional, Carlos Azcurra sufrió un balazo. ¿Los culpables? La policía. Si, esa que está para defender.

Cinco periodistas sentados atrás de un escritorio grande discuten sobre la violencia en el fútbol. Golpean la mesa, levantan la voz y escupen al aire un grito indignado: “¿Qué estamos esperando? ¿Qué baleen a algún protagonista adentro de la cancha?”. Se olvidan que esto ya pasó. El 11 de septiembre de 2005, Carlos Azcurra recibió un balazo a menos de un metro de distancia. El agresor fue el cabo primero Marcial Maldonado, hombre que actualmente sigue en la fuerza como administrativo.

Rock ‘ N Ball: ¿Pensás que fue un accidente?

Carlos Azcurra: No sé. Sólo lo sabe él eso. La verdad es que, que se yo….

Al defensor no le gusta hablar del tema. En el medio de una dificultosa entrevista telefónica, el hombre hace silencios. Piensa cada respuesta y contesta con cortesía.

RNB: ¿Qué crees que pasó en ese momento por la mente de él?

CA: La verdad que no sé. Verdaderamente no sé que pasó por la cabeza de él cuando me disparó.

 RNB: ¿Alguna vez te cruzaste cara a cara con tu agresor?

CA: Si, me lo crucé en el juicio. Estábamos ahí y cuando condenan al policía, al salir de la sala yo estaba por ahí y a la pasada me pidió disculpas.

Marcial Maldonado ya lo había hecho. En una entrevista otorgada al diario UNO de Mendoza, el 14 de septiembre de 2005, el cabo le pidió disculpas a la familia y a Carlos por el balazo que se le había escapado. Sin embargo, en el juicio todo cambió. Las fuerzas policiales y sus abogados decidieron cambiar la estrategia. Ese perdón quedó nulo y tan sólo dos semanas después, su abogado defensor, el Dr. Darío Pérez Videla salió por los canales de noticias a decir: “En ningún medio hay prueba directa que se vea claramente o donde pueda observarse que sale el disparo del arma de Maldonado“. Tres años después del hecho, el juicio seguía stand by. Incluso hasta mayo de 2008 no se había podido probar la existencia del disparo.

 

Azcurra-2

En los últimos años, el ojo no está puesto sólo en las barrabravas. La Policía está cada vez más sometida a la opinión pública por los operativos de seguridad. Las muertes de Ramón Aramayo y Javier Gérez son algunos ejemplos de la brutalidad con la que se maneja la fuerza de (in)seguridad.

RNB Vos fuiste agredido por un policía. ¿Cuál es el problema que tiene el fútbol con la policía?

 CA: El problema es que (Se frena. Piensa y vuelve a comenzar) en el fútbol tiene que haber gente capacitada y, por ahora, no la hay para montar un operativo. Lo que pasa es que no se reúne la capacidad o la inteligencia para llevar un operativo de tal magnitud. Hay mucha gente que no tiene experiencia para montar un espectáculo deportivo.

La camiseta celeste y blanca se le tiñe en el pecho. Cada fin de semana, Carlos trota para ocupar su sector en la saga central. Ahora defiende los colores del Club Centro Empleados de Comercio de Mendoza. Junto a sus compañeros de equipo logró el ascenso al torneo Argentino B. Pensar que un año después de aquella fatídica tarde dijo: “No voy a poder jugar más al fútbol. Es lo más duro que me puede pasar”. Esas palabras quedaron atrás, ya que Azcurra retornó a la actividad en Deportivo Maipú en 2010 y siguió con su carrera. No obstante, sabe que podría haber llegado mucho más lejos.

 RNB: ¿Creés que podrías haber llegado a más lejos en tu carrera de futbolista?

CA: Si, sin dudas que si. Considero que tranquilamente podría haber jugado en Primera División. Mi representante me decía que tenía ofertas y que querían llevarme. Desde Ecuador inclusive. Creo que era el Emelec.

 RNB: ¿Y qué pasó?

CA: Yo terminaba mi contrato con San Martín de Mendoza. Ese año perdemos el reducido con Rafaela y le digo a mi representante que quería crecer en mi carrera. Pero me convenció de que me quedara meses más, que estaba listo el pase a Ecuador. Después ocurrió el hecho y la chance se diluyó.

A pesar de haber que su carrera haya quedado trunca, el central sigue junto al fútbol. Se desvive por él y disfruta su presente. “El tema fue superado hace mucho. C con el hecho de haber regresado y hacerlo en buen nivel estoy bien”.

 RNB: En el Argentino B vas a tener canchas complicadas. Peligrosas 

CA: Si. Lo que tiene es que muchas canchas son complicadas. Por la gente, por el lugar. Pero son partidos lindos para jugar.

 RNB: ¿Te gustan esos partidos?

CA: Si. Son lo que más me gustan

Por: @Fglamas