Ball

Borghi: “De fútbol y sexo hablamos todos y todos pensamos que tenemos la razón”

Esta es la segunda parte de la entrevista que Rock 'N Ball realizó con Claudio Borghi, entrenador de Argentinos Juniors, quien habló de todo: su paso por Boca, el descenso de Independiente (del cual se siente "responsable"), lo bueno y malo de su profesión, Maradona-Messi y el Mundial Brasil 2014. "Mi mujer dice que soy un pelotudo, porque en vez de ver los partidos en el televisor grande del - living, me voy a la cocina, a una tele muy chiquita, donde si me dejan fumar".

RNB: ¿Qué balance haces de tu etapa en Boca?
CB: Se armó un proyecto futbolístico que no se pudo plasmar en cancha al nivel que pretendíamos, y la paciencia se agotó. Siempre elijo donde quiero estar, y cuando no me quieren, me voy. Nunca me postulé para ir a Boca, pero me quisieron y yo quise ir. Pero cuando uno ve que molesta, se va.

RNB: ¿En qué cosas notaste que no tenías más crédito para seguir adelante?
CB: Una vez dije que era un técnico joven, que tenía que seguir aprendiendo. Y un periodista me respondió que Boca no era un lugar para aprender. El día que yo crea que sé todo, es que terminó mi carrera. Yo aprendo todos los días, de pequeñas cosas, de los jugadores, de mi equipo de trabajo, hasta de los hinchas. Uno nunca deja de aprender.

RNB: Tu relación con la prensa no fue la mejor en ese paso…
CB: Es que los periodistas preguntan muy mal, pero la gente se queja que los jugadores y los técnicos no saben hablar. Nos preguntan “¿para qué están hoy?” o ¿cómo se sienten?, y es obvio que estamos para ganar, y que nos sentimos bien. Las preguntas son siempre así, entonces nos ponemos el cassette.

Borghi dirigió su último partido en Boca en un 0-1 ante River. Esa tarde debutaba en el Millonario Juan José López, quién luego se iría a la B con el “Millo”.

RNB: ¿Cuesta dirigir al Xeneize?
CB: Imaginate que a Bianchi le cuesta, y es de de los técnicos más exitosos de la historia del fútbol argentino, una de las ligas más importantes del mundo. Él sabe perfectamente lo que es Boca, tiene una espalda muy ancha para aguantar resultados, y realmente quiere estar ahí como DT, aunque no sea sencillo. Debe tener un sentimiento muy grande por el club.

RNB: ¿Veías que era posible el descenso de Independiente, cuando te tocó dirigir allí?
CB: A pesar de que mi porcentaje no me involucra en el descenso, me siento responsable también. Un club con esa historia y esos pergaminos no debería estar pasando por el momento en el que está. Hay gente que dice que irse al descenso es bueno, te ordena, pero no es así. Es duro estar en la B. Y le pasó a casi todos los grandes, esto quiere decir que estamos en una locura deportiva que tiene que cambiar, porque nivela para bajo y no para arriba.

RNB: Entonces, ¿sacarías los promedios?
CB: Tienen que cambiarlo, porque los resultados están a la vista: no hay un lindo campeonato, no hay hinchada visitante, los técnicos no se pueden y los jugadores están tensionados todos el tiempo. Hay que parar los promedios, porque el espectáculo se está afeando, debido a que todos quieren ganar de cualquier forma.

[su_pullquote align=”right”]”Los periodistas preguntan muy mal, pero la gente se queja que los jugadores y los técnicos no saben hablar. Nos preguntan “¿para qué están hoy?” o ¿cómo se sienten?, y es obvio que estamos para ganar, y que nos sentimos bien. Las preguntas son siempre así, entonces nos ponemos el cassette”[/su_pullquote]

RNB: ¿Qué ligas te gustan o miras de afuera?
CB: La inglesa, claro, por el juego. Si le pones cinta al marcador de la pantalla, nunca vas a saber quién gana o pierde, porque ambos equipos atacan todo el tiempo. La mejor liga es la española, pero sólo dos o tres pelean el campeonato. Y un fútbol que me gusta mucho y no se ve tanto acá, es la liga portuguesa. Es muy lindo fútbol y atractivo, aunque tenga poca prensa.

 

[su_heading size=”16″]”Son frases sueltas sin pensar”[/su_heading]

– “No me considero una persona distinta, o rebelde del mundo del fútbol”.

– “Soy un apasionado, pero trato de no leer nada para no enfermarme la cabeza”.

– “Mi mujer dice que soy un pelotudo, porque en vez de ver los partidos en el televisor grande del – living, me voy a la cocina, a una tele muy chiquita, donde si me dejan fumar. Entonces, le bajó el volumen, me pongo cerca, fumo, hablo sólo y anoto cosas. No me contamino con el comentario del partido”.

[su_pullquote align=”right”]”Es duro estar en la B. Y le pasó a casi todos los grandes, esto quiere decir que estamos en una locura deportiva que tiene que cambiar, porque nivela para bajo y no para arriba”[/su_pullquote]

– “De fútbol y sexo, hablamos todos, y todos pensamos que tenemos la razón”.

– “Al técnico le pagan para mirar, y por eso debo observar todo lo que pasa en un plantel. Para mí, es muy importante con quiénes cuento, los objetivos que tenemos, su vida personal. Yo trabajo con personas, no con máquinas”.

[su_heading size=”16″]Selecciones: Argentina, Chile y España[/su_heading]

RNB: Siempre se habló de vos, y de la posibilidad de ser el sucesor de Maradona. ¿Algún vez te consideraste tal?
CB: Las comparaciones son odiosas, incluso estúpidas. A mí me comparaban con Diego, que era el número uno, y yo no figuró ni en el puesto 115 del ranking de mejores jugadores.

RNB: Y entre Messi y Maradona, ¿con quién te quedas?
CB: Es difícil, perol mejor jugador con el que compartí cancha, fue Diego. En la actualidad, Messi es el mejor de todos.

RNB: ¿Qué selección de la actualidad ves como candidata para el Mundial?
CB: España me llena los ojos. Es muy completo en todas las líneas, y tienen un excelente trato del balón.

RNB: ¿Y Argentina no lo es?

“Mi paso por Chile fue muy bueno, pero hoy no volvería a dirigir una Selección”.

CB: No digo que no, hizo una muy buena clasificación, sin correr ningún tipo de problema, y lega bien al Mundial. Tiene gran poder ofensivo, aunque le falta un 9 clásico, que bien podría ser Higuaín.

RNB: ¿Qué recuerdos te evoca la palabra Mundial, más allá del título que obtuviste en México 1986?
CB: El primer Mundial que vi, desde que empecé a jugar al fútbol, fue el ’78. No me enamoraron ni Argentina, ni Holanda, sino Perú. Comencé a pegarle con tres dedos, cuando vi que Cubillas lo hacía. Los mundiales siempre me marcaron.

RNB: Cuándo te tocó ser DT de Chile, ¿soñaste con llegar a estar ahí? ¿Te gustaría volver a dirigir una Selección?
CB: Mi paso por Chile fue una experiencia muy buena, pero hoy no volvería a dirigir una Selección. Te da un master en recorrer el mundo y ver fútbol, pero no tenes contacto directo con el entrenamiento y los jugadores. No vivis el día a día, y eso no me gusta tanto.

Por Alejandro Giordano (@AleGiordano11)