Entrevistas

Bigger: “Evolucionamos con una frescura diferente que nos hace disfrutar de todo”

A pocas horas de tocar por primera vez en La Trastienda, Bigger se encontró mano a mano a Rock And Ball en una charla a fondo donde se habló de todo.

Las cuatro mentes que compusieron Contraviento, el nuevo disco de Bigger, se propusieron regalar un abanico de momentos durante los 47 minutos que dura la placa. Basta escucharlo, al menos una vez, para darse cuenta de la búsqueda y de la manera en que lo lograron. Hasta hay tiempo para una intro que induce al oyente en el ambiente que transitará por los 12 tracks que lo continúan.

Luciano “Negro” Villacé en voz y guitarra, Oliver Knox en guitarra, Pablo Inda en bajo y Manu Fernández en batería fueron los artífices del tercer material discográfico de Bigger. El quinto integrante, durante todo el proceso de creación de Contraviento, fue Javier Robledo, baterista de Cielo Razzo. No fue la primera vez que aportó su mirada como productor en la banda. Para Humano, disco antecesor, también trabajó a la par de Villacé en las etapas de producción.

El barrio de Caballito le da hospedaje al Estudio Humano, espacio que vio nacer este nuevo álbum. Allí, sentados en el sillón que da a la sala donde se produce la magia, los integrantes del cuarteto recibieron a Rock And Ball. en una charla sin filtro a pocas horas de tocar por primera vez en La Trastienda.

[su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

IMG_5299

[su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

Rock And Ball: ¿Cómo fue la recepción de Contraviento?, ¿Qué les generó el disco cuando lo escucharon entero?

Luciano Villacé: Hasta ahora, fue muy buena la recepción. De hecho, nos sorprendió mucho la cantidad de gente que había en el Festival Ciudad Emergente, más allá del horario, y también que la gente ya sabía los temas nuevos. Eso para nosotros es muy importante porque el disco habia salido hace dos semanas. Lo mismo pasó en las otras ciudades que lo presentamos, vimos muy buena recepción de la gente muy copada coreando algunos temas. Nosotros nos sentimos muy bien tocándolo en vivo, además.

RNB: ¿Se sienten conformes?

Pablo Inda: Totalmente. Creo que se generó tanta expectativa alrededor que cuando lo pusimos en Youtube, porque el tema de la fabricación iba a tardar y realmente había mucha de ansiedad de mostrarlo, en menos de 24 horas ya había como 3000 reproducciones. Realmente hubo una respuesta de todo tipo, mucha gente mandándonos mensajes y en los medios empezó a girar por todos lados. Por el lado de las fechas, lo del Emergente fue lo más llamativo por el horario y la cantidad de gente que cantaba nuestras canciones pero eso ya nos lleva a pensar en cómo va a venir La Trastienda.

RNB: Ambos nombraron el Ciudad Emergente, ¿Qué les pasa cuando salen al escenario y ven una bocha de gente esperando por ustedes?, ¿Se cambian los roles entre el que genera y el que recibe?

LV: Es muy lindo. Es una sensación muy linda después de todo lo que peleamos en la música, recibir eso de la gente es algo impagable. No hay mucho más que eso, realmente lo siento de esa manera.

PI: Es salir y ver que la gente está mirando y escuchando los temas, estás compartiendo tus música. Más allá del disfrute de tocarlo, el otro quiere escuchar lo que estás tocando y quiere recibirlo. La otra vez que fuimos a Súnchales, llegamos al lugar medio tarde y el lugar estaba repleto con gente que cantaba nuestras canciones. Fue una cosa muy linda eso porque ya es una fiesta ahí.

[su_pullquote]”Nos importa que las canciones estén buenas… sean pop, chacarera o rock”.[/su_pullquote]

RNB: ¿Por qué eligieron la canción “Contraviento” para nombrar el disco?

Manu Fernández: Cerraba un concepto de lo que nos venía pasando. El tema de hacer un disco nuevo como banda nueva, porque si bien Bigger tiene casi 10 años pero es el primero con esta formación. También fue por todo lo que veníamos luchando y generando los últimos años de gira que nos pasaron cosas muy copadas. Entonces está bueno avanzar, seguir para adelante y meterle más allá de todas las cosas. No digo que nos haya pasado algo malo ni nada pero tener una banda independiente no es fácil y tenes que dejar mil cosas de lado…

RNB: Lo tenés que tomar como prioridad si o si, ¿No?

MF: Claro. Entonces el titulo está bueno el mensaje del título porque es lo que venimos haciendo hace un tiempo. Está bueno avanzar y saber que se puede hacer, es laburo nada más y mucho esfuerzo.

LV: También Contraviento es una canción muy importante en el disco. Es un poco la luz dentro de un disco que es bastante oscuro en general. Creo que es un poco representativo de lo que pasa adentro del disco, a diferencia de Humano que es un disco más brillante en cuanto a la lirica, este es más directo y crudo. Contraviento es un poco la contra de ese viento oscuranton que hay…

RNB: Hasta en la melodía se aprecia eso…

LV: integrate hampshiree parts once more using a similar trick to get dulox-foce lower bound. device example cf cheap Viagra super dulox-force new hampshire the sharp bluetooth compact flash card is built using a silicon wave chipset and uses a serial transport to carry hci packets. En todo sentido es un tema pop, tranca, es una canción linda.

MF: Por ahí Humano mantiene una estabilidad y todo tiene que ver con todo, tiene una cosa conceptual. No podes comparar “Contraviento” con “Preso”, hay muchas bandas que no lo harían capaz. La verdad que a nosotros no nos importa eso, nos importa que las canciones estén buenas, sean pop, chacarera o rock.

RNB: Está bueno también porque es lo que genera un clima distinto durante el disco…

LV: Es parte de Bigger. Todos los discos tienen esos matices, desde Despertares en adelante, la música fue cambiando, los colores, la estructura de las canciones, como se tocan ahora que somos cuatro. Hay un montón de diferencias pero en todos los discos está esa cuestión tranquila como en el primer disco está “A quien no tuvo” y también “Tu verdad” que son dos extremos super lejanos. Es una característica de Bigger el no encasillamiento en un género específico del rock. De cierta manera, el pop y el metal son desprendimientos de lo que es el rock que es un concepto super amplio también.

RNB: Lo que respecta a las liricas, ¿Hay algún tema que lo eviten?

PI: Hubo corrección en las letras y en la música. Más allá de las temáticas, nosotros trabajamos la estética de las letras, la manera en que formamos la metáfora. De hecho, los temas hablan de diferentes cosas y nos enfocamos mucho en la lirica que tenga que ver la música que se está tocando.

LV: Nunca dijimos de no tocar un tema porque es sensible. Este disco habla de cosas muy frontales y actuales como “Fuegos Cruzados” o “Vuelo En La Imaginación”.

PI: Hay metáforas, “Fuegos Cruzados” es una metáfora en sí misma. El tema es lo retorcido que sea, son metáforas muy visuales, no son cripticas.

LV: Son letras simples y muy claras. Vos decís: “El mismo perro con otro collar” y está claro que es un político.

 

[su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

IMG_5279

[su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

Bigger comenzó con el formato trío en medio de clases en la Universidad de Quilmes, allá por el 2006. Aquel trío se disolvió a principios de 2012 en plena grabación del disco Humano, quedando Villacé al mando en soledad. Grabó casi todos los instrumentos que suenan en el álbum junto a Robledo, productor de la placa. En la búsqueda de nuevos integrantes, se chocó con Pablo Inda, Manu Fernández y Oliver Knox. Ellos completaron el cuarteto y la nueva formación, con un formato diferente a lo que habían sido los primeros seis años de la banda. Tras dos años de girar por gran parte del país, vio la luz el primer material trabajado por los cuatro integrantes de Bigger.

 [su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

RNB: Es el primer disco que laburan los cuatro en esta nueva formación, ¿Con qué se encontraron en la sala?

LV: Es un disco que tiene un poco de todo, hay composiciones de los cuatro que está bueno y se escucha. El que viene escuchando Bigger hace mucho tiempo, se da cuenta que hay otras personas componiendo y creo que fue una experiencia muy copada. No hay una formula compositiva dentro del disco, hay un montón y casi que hay una por canción. Las canciones terminando surgiendo de una idea que trae alguno pero que terminamos entre todos y dándole la onda de cada uno. Javi (Robledo) fue también muy importante a la hora de cerrar los temas y de ayudarnos a cerrar nuestras ideas que tenemos dentro de una canción. Este disco es un muy buen primer paso y nos queda mucho para terminar de conocernos.

MF: Nosotros ni sabíamos que íbamos a hacer Contraviento, salió el disco así. No es que dijimos: “Che, vamos a hacer el disco de tal manera con tal tema”, el que viene saldrá de otra manera, quizás…

PI: El disco salió mientras girábamos. Estuvimos los dos últimos años tocando sin parar, entonces hay temas que se empezaron a cranear en el 2013 y durante el 2014. Prácticamente, no teníamos momentos para ponernos a zapar…

RNB: ¿No cortaron un tiempo para meterse en la sala?

PI: Nunca. En el único momento que paramos fue después del show en Calamuchita (Diciembre 2014), vinimos acá y estuvimos las últimas dos semanas de diciembre componiendo cinco temas.

LV: Tuvimos un par de semanas de composición y arreglos, nos tomamos unas vacaciones en fin de año, el 7 de enero nos juntamos y de ahí a los primeros días de febrero, ahí también hay varios temas nuevos que salieron de estar juntos. Nos costó mucho encontrar el tiempo para hacerlo pero también lo que tiene de bueno el disco es que es muy fresco. No tuvimos tiempo de pensar mucho las cosas que, quizás, para otros discos tenes más tiempo. Hay canciones que tuvieron desarrollo, como “Preso” que es la primera de esta nueva etapa, y después hay temas como “Fuegos Cruzados” que salieron diez días antes de grabar, entonces no hubo mucho tiempo de pensarlo demasiado.

MF: “Fuegos Cruzados” se hizo en dos ensayos. Se hizo en un ensayo y en el segundo se cerró. La intro se hizo un segundo antes de grabarlo en el estudio. Javi, antes de empezar a grabarlo, me pidió que haga un fill y tiré lo primero que se me ocurrió y fue el que quedó.

LV: La mayoría de las canciones grabamos las bases y yo no tenía ni las letras. Está bueno porque es un disco nuevo para la gente y para nosotros también, la mayoría de los temas.

RNB: Eso está bueno también porque cuando una banda está laburando los temas durante varios años y los saca a la luz, a veces no los quieren escuchar más y para la gente es lo nuevo…

LV: La idea de este disco siempre que sea rápido, más que nada de grabar, queríamos grabarlo rápido. Terminó siendo más rápida la composición que la grabación por el mismo hecho de no tener cosas compuestas al entrar en el estudio. Me llevó un mes grabar las voces porque me encontré con temas que no tenían letra ni melodía entonces me tenía que poner a improvisar. Está bueno porque lo estamos disfrutando mucho.

[su_pullquote align=”right”]”Un boliche no es cultura porque no hay creatividad ni una propuesta, es solo un entretenimiento”.[/su_pullquote]

RNB: ¿Grabar el disco en el Estudio Humano les dio una comodidad mayor? Por lo que recién nombrabas de las voces…

LV: Menos la batería, todo el disco lo grabamos acá. El Manu fue el único que sufrió un poquito la presión…
MF: El disco lo grabé en un día y medio. El tema de las batas no se puede dilatar mucho…

PI: En enero, estábamos los dos solos con Manu y ensayábamos todos los días cada tema del disco cuando ya estaba cerrada la lista. Y ya está, él grabo en un día y yo en dos.

LV: Estuvo bueno porque pudimos investigar mucho en el audio, que es algo que en otros discos no investigamos demasiado. Esta vez tuvimos colaboraciones externas y hay un cambio en el audio, por ejemplo, de guitarras con respecto al anterior. Que instrumento te calzas o en qué momento va una Les Paul o una Telecaster, Pablo grabó con cinco bajos…

RNB: ¿Influyó en eso la nueva formación donde hay dos violas?

LV: Sin dudas. Fuimos grabando temas intercalados pero estuvo bueno porque teníamos 10 guitarras y teníamos un pibe con 40 pedales. Estuvimos grabando una semana las guitarras, que no es usual porque si lo hubiéramos hecho en otro estudio no podríamos haberlo pagado.

MF: Gracias al estudio, se pudieron tomar sus tiempos para revisar pedales y probar guitarras. Se nota en el disco que hay una manito interesante ahí.

LV: Me dio mucha libertad con las voces. Estuve encerrado un mes solo e hice mucho la que me pintó a mí y terminé muy conforme con ese laburo de voces. Terminó quedando algo que está bueno y que si lo hubiera hecho en tres días no hubiera quedado ni un cuarto de lo que quedó.

RNB: Nombraron varias veces a Javier Robledo. Es la segunda vez que trabajan con él en la producción, ¿Fue la consolidación con él?

LV: Hicimos un laburo un poco menos minucioso que la vez anterior, por varias cuestiones. La mitad del disco la terminamos componiendo diez días antes de grabar, aprendimos ciertos conceptos del disco anterior y ciertas cosas que sabíamos que él nos iba a pedir. Su laburo fue un poco más simple pero su laburo fue muy importante a la hora de cerrar las canciones y elegir cuales entraban en el disco y más. Javi es un tipo muy completo, en un ensayo toca la bata, se cuelga una guitarra, toca el bajo y prueba cosas, es muy completo como productor.

RNB: Además, tiene que seguirle la corriente, ¿No? Si compusieron a falta de diez días de grabar, necesitaban a alguien que les siga esa sintonía…

LV: Justamente por eso. Ya compusimos de otra manera y con otros criterios. Nosotros le dimos menos laburo que en Humano. Me acuerdo que en mayo, vinimos al estudio a las 6 am después de una salida, que estábamos un poco ebrios (risas) y me miró y me dijo: “Si ustedes piensan sacar un disco con esto, están en cualquiera”. A esta altura con Javi somos hermanos, nos dice lo que nos tiene que decir.

[su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

IMG_5262

[su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

En los siete meses que lleva el 2015, Bigger logró romper ciertas barreras y conquistó nuevos escenarios. Comenzaron el año en Vorterix, por primera vez, gracias a la invitación de Cirse en el mes de febrero. Tres días después, pisaron suelo cordobés para detonar el Escenario Córdoba Rock del Cosquin Rock. Con el nuevo disco en sus manos, la gira por el interior del país no tardó en llegar. Rafaela y Santa Fe fueron las fechas que dieron el puntapié inicial a lo que será, según lo dicho por los integrantes, un largo recorrido. A mediados de junio, el Centro Cultural Recoleta tuvo el Festival Ciudad Emergente y ellos no faltaron a uno de los eventos más convocantes de la escena de la música nacional. Dieron un show en el escenario principal, al aire libre, con una buena cantidad de público.

Este sábado pisarán por primera vez el escenario de La Trastienda. La presentación de Contraviento será en un lugar a la altura del material discográfico. Desde las 21, el cuarteto tocará el nuevo álbum y repasará viejos clásicos de la banda.

[su_divider top=”no” divider_color=”#948787″ size=”7″ margin=”10″]

RNB: Ahora se viene el show en La Trastienda, ¿Cómo lo están preparando?

MF: Para los cuatro es la fecha más importante de nuestras vidas, es una gran alegría. Estamos re ansiosos, vamos a tocar Contraviento entero y después repasar los otros discos. Estamos haciendo algunos arreglos y cambios en los temas.

LV: Es un show especial que va a tener otros condimentos que los shows de Bigger no suelen tener o que a veces nos cuesta lograr. Un show más armado, más extenso de lo normal y nos hubiera gustado que sea más largo de lo que podemos. Es un show más controlado, prácticamente tiene visuales todo el tiempo y hay un par de invitados.

RNB: También la infraestructura del lugar te lo permite eso, ¿No?

LV: Obvio. También vamos a tener un tiempo lógico de prueba para ver que estamos haciendo, es un lugar muy lindo de exposición y eso te permite otras cosas que no tenes en todos los shows.

RNB: ¿Se les complica un poco más el tema del armado de las listas?

LV: De alguna manera, si. Cuando tuvimos que definir la lista de La Trastienda dejamos temas afuera que son complicados apartar. Vamos a tocar Contraviento entero y después serán doce temas que tenemos que elegir entre los otros discos, te van a quedar un montón de temas afuera. A partir de este disco van quedando afuera temas que la gente te pide.

RNB: ¿Cómo viven los minutos previos a salir a tocar?

MF: Cada uno tiene sus momentos. Todos los momentos antes de salir a tocar son distintos…

PI: Siempre hay un momento en la que los cuatro empezamos a saltar y cantar boludeces. (risas)

LV: Esos cinco minutos antes del show la adrenalina y los nervios son muchos. Cada vez nos tomamos las cosas con más calma, antes yo me solía levantar el día del show con placas y era todo psicológico. Esos últimos cinco minutos son picantes, si eso no te pasa es porque estás muerto por dentro y no tenes que tocar nunca más.

[su_pullquote align=”right”]”Está bueno el mensaje del título porque es lo que venimos haciendo hace un tiempo”.[/su_pullquote]

RNB: Este año llegaron al Cosquin Rock, ¿Qué experiencia les dejó?

PI: Sobrevivimos a una inundación. Fue toda una experiencia “survival”. (risas)

RNB: Eso le dio épica…

PI: Era la primera vez que se suspendió un Cosquin Rock y veníamos de tocar por primera vez en Vorterix con Cirse. Terminamos de tocar y nos subimos al bondi para ir a Córdoba. Fue un fin de semana de locos. De hecho, el mismo sábado que tocamos en Vorterix, yo terminé de grabar los bajos para el disco. Terminamos tocando el martes y había una increíble cantidad de gente, pensábamos que se iban a ir muchos.

MF: Además, el Cosquin tiene otras bandas que tocan al mismo tiempo y vas calculando y pensás que no va a ir nadie por las otras bandas que hay. Terminó Eruca y arrancamos nosotros, estaban por tocar Illya Kuryaki. Ese fin de semana fue muy bueno, arrancamos con Vorterix y Cosquin el año.

LV: Fue muy parecido a lo que nos pasó con el Emergente. Tocar temprano y que haya un montón de gente, en el Cosquin fue algo así.

RNB: Ustedes viven todo el tiempo en la escena under, ¿Sienten que quedan muchas cosas por mejorar?

PI: El gran problema es que no hay una legislación que obligue o fomente a que los lugares estén preparados. Podría haber un subsidio para mejorar sonido o achicar impuestos. Acá no hay una legislación que apoye a la música auto determinada, solo apoya a la música que ya venga armada, ya sea de manera académica o de mercado. La gente que quiere crear su propia agrupación musical no tiene ningún marco legal. Se aprobó la Ley de la Música y se creó el INAMU pero lleva su tiempo ver el progreso…

LV: La idea está muy buena. La verdad que a Aldana y a toda la gente de la UMI habría que hacerle un monumento porque consiguieron por lo que venían luchando hace años. Nuestros mayores respetos y agradecimientos a ellos.

RNB: Creo que la escena de las bandas independientes, en otro momento de la historia, no podrían haber tenido el protagonismo que tienen hoy en día porque no podían llegar. Con internet, la llegada es mucho mayor y eso es lo que produce la demanda de legislación…

PI: Hay un mercado que ya no existe que es el de la venta de discos. En realidad, el disco era un secuestro de la música, había que pagar para poder escuchar música. El músico se ponía en un lugar que ya no tenía que ver con lo artístico, hoy tenes la posibilidad de poner los discos en internet que eso lo vemos como algo muy positivo. Nos escriben de otros países que escucha la banda y nos pide que vayamos.

MF: Vino un loco a vernos desde Francia. Cada tanto chateo con el chabón y eso es lo que te permite youtube y todas esas cosas que hay ahora para escuchar música.

RNB: Antes para una banda “llegar” es que te pasen en tal programa y ahora no es tan importante…

LV: Yo creo que sigue teniendo un cierto peso dentro de la música, lo cual siendo independiente sigue siendo difícil pero es más amable y más abierto a lo que era hace cinco años atrás. Internet es el arma que tenemos para contraatacar eso, de cierta manera, para llegar a un lugar que si no tenes una moneda, no llegas. Tenemos un montón de amigos con bandas que queremos muchísimo que estén en sello y los sellos los super apoyando y eso está buenísimo.

RNB: ¿Qué les pasa cuando les escriben de lugares a donde todavía no fueron?

PI: Es todo muy surrealista ver un montón de letritas en una pantalla de un chabón de Corrientes que te pide que vayas. Por momentos, es medio increíble. Después terminamos yendo a San Juan, Mendoza, San Luis y vos te das cuenta que es gente de verdad.

RNB: ¿Sienten que faltan lugares para tocar? Quizás en el interior quedan lugares sin circuito todavía…

LV: En el interior hay un circuito respetable. Hay ciertos lugares pero bueno, tampoco no se puede derrumbar siempre al tipo del lugar. El tipo está poniendo su lugar para que las bandas toquen y bueno, por ahí la banda no lleva la cantidad de gente que le sirve para poder poner un escenario y sonido mejor. También es super valorable eso.

PI: Hay una realidad que está lleno de boliches, de la música de que sea. Ahora hay menos lugares para tocar y más boliches pero atrás de eso hay mil cosas, también por lo que pasó en Cromagnon. Se nota eso también, la gente decidió hacer otra cosa en donde había más circuito rockero. El tipo que tiene un sonido de mierda en un bar, por suerte lo abrió. Podría cerrarlo y poner un barcito, poner música y listo, ganaría más plata. Un boliche no es cultura porque no hay creatividad ni una propuesta, es solo un entretenimiento. La legislación, por ahora, va por el entretenimiento.

[su_pullquote]”Me acuerdo que vinimos al estudio con Javi Robledo después de una salida, que estábamos un poco ebrios (risas), me miró y me dijo: “Si ustedes piensan sacar un disco con esto, están en cualquiera””.[/su_pullquote]

RNB: ¿Bigger es lo que quiso ser?

LV: Bigger es lo que es y lo que quiere ser a cada momento. No estamos pensando en todo el tiempo a futuro.
Writing an essay
PI: Best Prices For All Customers! Generic Valtrex Pricing. Instant Shipping, Buy Valtrex online. Estamos muy contentos como se han dado las cosas. Más cuando nos acordamos cuando esta formación se armó y como vivimos entre nosotros. Somos cuatro personas bastante conscientes en el sentido de no dejarnos aplastar y sabemos disfrutarlo y es una familia esto. Nos vemos todo el tiempo hace tres años y se pasa por distintos momentos, todo evolucionamos de distinta manera pero con diferente frescura que nos hace disfrutar de todo.

LV: La banda siempre fue creciendo, eso es lo importante. Entonces cuando uno ve que hay tres tipos más que ayer, sabes que estás haciendo las cosas bien.

PI: Las fechas no tienen nada que ver como tocábamos hace tres años en condiciones, nuestro profesionalismo y todo eso.

RNB: Una cosa te lleva a la otra, vos tocas en mejores lugares y tenes más posibilidades a ser más profesional…

PI: Tocábamos tan seguidos que no nos dábamos cuenta de los cambios. No tocábamos una vez por mes, era todo el tiempo y de golpe las cosas cambian. Pasó un año, aprendiste un montón de cosas y ni te diste cuenta que las aprendiste. Pasa un mes sin tocar y cuando volves, lo sentís. Disfrutamos del lugar en donde estamos.

RNB: ¿Canción favorita de Contraviento para cada uno?

PI: Últimamente voy cambiando de tema porque los estoy conociendo. Los grabé en febrero y había violas que no estaban terminadas y letras tampoco. Actualmente es “El Juego” que es muy divertido de tocar. Disfruto todos los temas así que quizás la semana que viene elija otra.

LV: A mí “Al Final”. Es una canción que me transporta a momentos bastante oscuros personalmente pero es mi tema favorito. Es el tema que cada vez que lo ensayamos se me pone la piel de gallina y eso no me pasa con una canción nuestra. Nunca me pasó con una canción después de sacar un disco, escucharla muchas veces y que me siga generando eso.

RNB: ¿Son futboleros?

PI: Lo he sido, después me aburrió el futbol.

LV: Yo hace un par de años estoy mirando mucho futbol, debe ser el escape del estudio. Llego a casa y me tiro a ver un par de goles y Padre de Familia. Es algo que disfruto, que no me hace pensar.

RNB: ¿Hincha de?

LV: De Vélez y un poquito de mi corazón está con Atlético Rafaela, que yo soy de allá y siempre fui a la cancha pero era el equipo de la B. Cuando puedo, veo los partidos de Atlético también y quiero que ganen.

RNB: ¿Qué se proponen de acá a lo que resta del año?

LV: Por lo pronto, La Trastienda y de ahí en más la gira de Contraviento: lo que nos resta del interior y el Gran Buenos Aires. Vamos a seguir tocando todos los fines de semana hasta que termine el año. Tratar también de sacar cuestiones audiovisuales que podamos que es algo que nos interesa y nos gusta hacer pero cuestiones económicas no podemos hacerlas. Nuestra idea es seguir girando y seguramente cerraremos el año acá en Capital Federal.

 

descarga