Coberturas

THE KILLS EN EL KONEX: LOCURA Y ELEGANCIA ANGLOSAJONA

El dúo compuesto por la estadounidense Alison Mosshart y el inglés Jaimie Hince llegó por segunda vez a la Argentina y ofreció mucha distorsión y canciones tan oscuras como bailables.

The Kills - Cecilia Martin
The Kills - Cecilia Martin

El domingo 17 de septiembre, último fin de semana del invierno, despidió el frío con calor anglosajón en la zona del Abasto. En el patio del Ciudad Cultural Konex se presentó uno de los dúos más importantes de la escena indie actual. Con una mezcla de post punk y sonido garagero, la elegancia británica por parte del guitarrista Jamie Hince con sus sonidos tan distorsionados como correctísimos y la locura teatral de Alison Mosshart en la voz, The Kills se presentó por segunda vez en nuestro país para presentar su cuarto disco de estudio, “Ash & Ice”.

Todo comenzó pasadas las 20, para ayudar a que los madrugadores de lunes no sientan el concierto de domingo como un peso sino una fiesta que finalizó a horario de acorde. El público, que oscilaba entre veinteañeros con ganas de bailar hasta cuarentones con necesidad de escuchar una propuesta musical diferente a la monotonía mainstream, se acercó hasta el Konex para participar de un concierto con el que todos se fueron felices.

“Heart Of a Dog”, uno de los cortes del nuevo álbum, fue el primero de un breve set que si bien sumó más canciones con respecto a los últimos shows de The Kills por diferentes partes del mundo, entre los fans argentinos de cualquier género, las listas cortas son peores que tener que soportar lluvias o tormentas. Entre canciones y separadores se tocaron varios de la nueva producción: “Hard Habit to Break”, “Impossible Tracks”, “Echo Home”, “Whirling Eye” y la aplaudida “Doing It to Death”, otro de los cortes de “Ash & ice” y un nuevo clásico en la discografía del dúo. Su ritmo aletargado y bailable, sensual y agresivo a la vez, lo convierte en hipnótico para cualquier amante de la música.

La voz de Alison, una Debbie Harry (Blondie) de la nueva era, que acompañaba sus movimientos corporales con el humo del cigarrillo que fumaba cada tanto, creaban una escena perfecta sobre el costado derecho que se complementaba con los pasos sutiles de Hince en la otra esquina de las tablas.

La primera parte del show, también estuvo rodeada de hits, como “U.R.A. Fever”, y el blusero “Kissy Kissy”, tema con el que el violero hace gala de la afinación oscura de su instrumento. Desde “Blood pressures” se desprendió la melódica -dentro de lo que su repertorio y estilo les permite, claro- “Baby Says” y se le pegó “Tape song”, aquella con la que la “VV” enamora al agudizar el You’ve got your ghost in your head” que canta en el estribillo.

Alison tomó unas chanchas prestadas para hacer la percusión en “Pots and Pans”, tema que concluyó con el protagónico de Jamie con un solo extendido. La nostalgiosa “Monkey 23” funcionó como falso final. Minutos más tarde, la rubia volvió al escenario con una guitarra acústica, y tras decir al micrófono “Somos solo ustedes y yo”, comenzó los acordes de “That love”, otro de los temas de su más reciente álbum. Vale decir que “Ash & ice”, de alguna manera cierra el camino musical que The Kills anduvo buscando desde el comienzo de su proyecto en 2001, acercándose de manera más madura a un sonido más novedoso pero manteniendo la esencia de garage.

“Siberian Nights”, otro de los nuevos, tuvo gran recibimiento en la audiencia local, provocando un pogo bailable y amistoso entre los presentes desde que comenzó a sonar el sampleo símil alarma que tanto identifica al tema. “Shout when you wanna get off the ride”, repiten Hince y Mosshart en el popero Sour Cherry”, para ir despidiendo la noche a puro movimiento.

Pero la gente no se iría del lugar sin que suene la cabalgata electro de “No wow”, uno de los temas fundamentales de la banda, que tiene el ritmo perfecto para bajar la intensidad y mandar a la audiencia a descansar con una sonrisa de oreja a oreja.

Sin dudas, la dualidad creada entre las personalidades y talentos de “VV” y “Hotel”, apodos de los integrantes de The Kills, funciona como vías y durmientes para que pase a paso firme esa mezcla de influencias que van desde The White Stripes hasta The Velvet Underground, con quienes los suelen comparar.

Fotos de Cecilia Martin

[su_custom_gallery source=”media: 146200,146201,146202,146203,146204,146205,146206,146207,146208,146209,146210,146211,146212″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]aaa[/su_custom_gallery]