Coberturas

Si, amigos, ésta es la casa de Los Pérez García

La banda de Aldo Bonzi presentó en Museum Live su último disco "Más fuerte, más alto, más lejos". Invitados amigos, clima de fiesta y una convocatoria cada vez mayor a pesar de la tormenta en el último show en Buenos Aires antes de una gira por el interior.

Los Pérez García
Los Pérez García

Dos muchachos y una heladerita roja no encuentran lugar en la ochava que los resguarde del agua. La previa está complicada. En San Telmo, mientras la intensa lluvia marca el ritmo, va llegando la muchachada a la fiesta. Porque eso es lo que prometen Los Pérez García, a 20 años de su primer disco, Buenas Noches (1997), para darle la bienvenida en sociedad a “Más fuerte, más alto, más lejos”.

El nuevo trabajo de la banda liderada por Beto Olguín, grabado en Argentina y Uruguay, fue producido por el sello independiente Pirca Records y contó con la producción artística de Emiliano Brancciari, líder de “No Te Va Gustar”.
Cuando Museum rebosa de gente, empiezan a sonar por los parlantes las estrofas de Noche soñada mientras entra Beto, saco negro, lentes de sol y vaso Old Fashion en mano. Lo siguen Domingo “Mingo” Catanzariti en bajo, Fede Esquivel en guitarra y coros, Hernán “Tatú” Garibaldi en percusión, Julio Medina en teclado y coros, y Pablo Tofanari en la batería.

Para dar comienzo a la noche sonó “Capricho”. Pero había que sacarse la lluvia del cuerpo, y “Resaca de carnaval” funciona perfectamente, ya es un clásico para el público que, con la banda, pone primera y arranca. Sigue “La cañada” mientras se proyecta el videoclip con efecto espejado, quizás por la polémica que se generó.  La historia pasional entre un músico y una evangelista ofendió a algunos usuarios y hoy YouTube avisa, antes de la reproducción, sobre la restricción de edad y la posibilidad de que se lo encuentre ofensivo. La banda aclaró en redes sociales que no tenían intensiones de ofender a nadie con su el video, y pidieron disculpas a quienes se sintieron así.
Beto da oficialmente la bienvenida. Los Pérez entran en calor: salen los sacos y camperas, entran los vientos. El escenario se ilumina de verde y suena “San Patricio” el primer track de “Más fuerte…” y el primero de un set de cuatro temas estreno. La potencia de la canción hace que se arme la primera ronda de pogo. La canción con gusto a fiesta irlandesa también le hace un guiño a la banda de Patricio Rey, y no va a ser el único de la noche.

Beto toma la guitarra para tocar “Después de hora”, tema fiel al estilo de Los Pérez. En una estrofa pueden resumir un homenaje rockero a dos pasiones que forman una identidad bien argenta: fútbol y Gardel.
“Nos sobran las razones / para pedir revancha. / No vamos a hablar antes, mejor/ nos vemos en la cancha. / Vas a ver, el sol será distinto / el día que me quieras. / La noche más hermosa será / una noche cualquiera”.

Después llega el primer invitado de la noche: el rocker local Pablo Guerra, ex guitarrista de Los Piojos y Los Caballeros de la Quema, hoy solista y gran amigo de la banda que colabora en todos los discos. Con él en la guitarra, tocan “Bienvenida de soltero”, tema con toque reggae y espíritu coreable. El siguiente estreno va ser “Buenos Aires gris”, y para eso le dan la bienvenida a Patricio “Tripa” Bonfiglio y su bandoneón, exponente de la línea de continuidad entre rock y tango que la nueva generación de músicos está construyendo. La versión de estudio cuenta además con la voz de Emiliano, que no pudo estar sobre el escenario pero Beto le agradeció especialmente y le dedicó la canción. Latina, melancólica, hasta acertada para el día: “somos los que aguantamos el temporal”.
Empieza un set de temas clásicos y bailables con “Curarte” del recientemente reeditado álbum “La mesa está servida” . Enseguida suenan “Hablando solo” y “Ecos”. Todo Museum se despierta y se suma al pogo festivo, promesa que siempre cumplen Los Pérez García.

Para tomar un respiro de aire nuevo, la banda sigue con la presentación del nuevo disco. “Los años que vivimos en peligro”, “Postales”, “Viejo lobo” y “Con mi genio” se lucieron con parte del público que ya se sabía algunos versos. Beto, entre tema y tema, agradecía esa atención levantando su vaso y brindando a su salud. Se saca los lentes, mira, “¿Todo bien? Vamos a bailar un poquito ahora”, y agarra la armónica. “A callejear”, clásico poguero, abre una de las rondas más grandes de la noche y las piernas aguantan la combinación de cerámica y humedad. Sigue “Miro”¸ y antes de continuar hacen una pausa: apareció entre la valla y el escenario un reloj, que sería devuelto al que diga marca y color.

Pero además, Beto se tomó el tiempo de hacer una dedicatoria a Tití Fernández, a toda su familia y especialmente a María Soledad, fallecida en un accidente automovilístico durante el Mundial de fútbol de Brasil. En su memoria tocaron “Todo eso que nos queda”.
Un pibe se acerca al escenario, le pide algo al cantante que dice “¿Ahora tiene que ser?”. El flaco le hace un gesto como diciendo “Y, sí”. Beto le tira una púa. “No, el reloj, Beto”. Aplausos para el regreso del reloj.

Para casi terminar con la presentación en sociedad del nuevo trabajo, tocan “Perros de la calle” y “Vecinos”, “una vieja canción que finalmente terminó grabada en un disco” que Beto canta sentado haciendo del borde del escenario, un cordón de vereda.

“Así como nosotros devolvemos lo que se pierde, queremos que ustedes hagan lo mismo. Se perdió por acá. Exijo que me devuelvan mi elefante” vocifera Beto y arrancan los acordes de “¿Dónde está mi elefante?” que pone quinta en el último tramo del recital. Sin parar, aceleran y enganchan con el homenaje musical de esta noche: Rock del país, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Un paraguas negro con la PR pintada que dice “Aldo Bonzi” ya venía marcando las lealtades en juego: al rock nacional y al barrio. Para estos temas invitó a “Gonzo” de Los monos de Budapest. Le sigue “Festejar”, y un saludo a otras bandas del under como Sueño de Pescado, La medianera de La Plata y Malpaso de Córdoba.
Ya no hay vuelta atrás, la energía sólo va en aumento. “Magdalena”, otro hit de la banda, mueve a toda la masa de gente que colmó Museum que, se nota, lo estaba esperando. El single que fue adelanto del disco y que le dio nombre, “Más fuerte, más alto, más lejos” fue la canción más coreada de entre las nuevas. Tiene todo para ser otro hit ineludible para una banda que sigue sumando canciones, público y experiencia. Si la canción refleja la superación a la que apuntan, el público les mostró que sí, su música llega cada vez más lejos.

La fiesta termina, como siempre, con “Sigue la noche”. Los Pérez García se sienten como en casa, anfitriones y asistentes de la fiesta. De repente Beto baja del escenario, se sube hasta el borde de la valla a cantar mientras lo sostienen de las piernas. No paró de demostrar que tanto él como su banda están en el mejor de los estados, el del disfrute.

Los Pérez García se van de gira: el 14 de Abril van a estar en La Falda Rock junto a No Te Va a Gustar, Cielo Razzo, Ciro y los Persas, Guasones, Boom Boom Kid, entre otros. Luego van a recorrer ciudades del interior. Volverán el 10 de junio para tocar en Auditorio Oeste, con La Fuga Del Capitán como banda invitada.

Fotos de Cinthia Anabella Fotografía

[su_custom_gallery source=”media: 139790,139789,139788,139787,139786,139785,139784,139776,139778,139779,139780,139781,139782,139783,139775,139774,139773,139772,139771,139770,139769,139767,139768″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]sscs[/su_custom_gallery]