Coberturas

Revanchistas: cien veces a pleno

La banda de Villa Luro hizo una doble fecha a puro rock en Palermo para repasar sus dos discos y para festejar su centenar de recitales.

Foto: Facebook oficial de Revanchistas.

Bienvenidos al show, pase usted venga a ver…

El sábado, la noche abrió el telón con “Revanchista“, un tema insignia por el nombre y porque es la bandera que se planta desde su letra. Con ese tema se marcó el inicio de un fin de semana que sirvió para repasar los dos discos de la banda (27 y Sangrecaliente) y también para anticipar varios temas del próximo material que, según anunciaron, se empezará a grabar en diciembre. Ese comienzo prolijo siguió con “El gran perdedor“, “Diagonales” y levantó con el furioso “Preguntas”. Así, The Roxy se impregnó del espíritu de la banda de Villa Luro bien rápido. Con familiares en el VIP para una jornada especial, con globos de cumpleaños para decorar el ambiente de parte del público, y con un contagio que siempre nace de arriba del escenario hacia abajo, Revanchistas fue ganando en intensidad. “El buen vencedor” fue el primer tema infiltrado del segundo disco que apareció en la primera jornada. Es que la propuesta de la banda fue clara de antemano: cada fecha iba a ser dedicada a un disco completo. La del sábado fue destinada para el fénix anaranjado de 27.

Gustavo de Un Segundo es Demasiado apareció en la noche para sumarse a los festejos y para cantar “Basta y Sobra“. Con el rodrigazoMaldita Sea” y con “Mala Racha” se notó que el tono más potente de la banda le fue ganando a las primeras versiones. El agregado de los vientos, bien ensamblados, devolvió un “Brutalmente honesto” con un color especial.

La garganta áspera de Santiago Allasia, cantante de Manyucca, acompañó a Fercho Bertuccio en “Ponele” y presagió que sería un doblete con muchos amigos. A la banda de las tres guitarras le sobró energía. Guido Villafañe, Ignacio Caram y Nicolás Rossano brillaron en “Los Atrevidos“, un rock que invita a una descarga tal como la que se propuso en The Roxy: un maniquí negro fue el eje de un pogo que envalentonó a más de uno. Entre chilenas improvisadas al aire con cuanto globo merodeara el escenario, el cantante fue agradeciendo a todos por “hacer a la banda cada día un poquito más grande“. También se dio el gusto de invitar a la fiesta a su hermano Pali, quien se calzó el bajo en “Princesas” y se quedó para “Despierto en mis laureles“.

Con Juan Conti pegándole duro a los parches de la batería y con Matías Amarilla de nuevo como titular en el bajo, el sábado se fue con mucho rock. “Menester” y “Sangrecaliente” fueron la última curva antes de encarar la recta final, en la que entró el festivalero y contestatario “Viva la pepa“. El cierre, con “Pleno” (previa presentación de cada integrante) le puso el broche a una primera noche cargada de energía.

 

…. que siga siendo rock.

La fecha del domingo, lejos de calmar a las fieras, devolvió una noche con todavía más euforia. ¿Menos público? Lejos de eso, The Roxy se copó con gente que llegó desde Lanús, Temperley, Laferrere, Morón, Capital, la siempre fiel de Baradero y hasta de Bahía Blanca. Fue el día para repasar entero el segundo trabajo del grupo: Sangrecaliente. Y sonó con fuerza ese comienzo con “Menester“, “Arrebato de ilusiones” y “El Santito“. Hubo invitados también, claro: Matías Pereyra (Amantea) cantó “Preguntas”, Tonga de Sexto Sentido hizo el dúo en el “El gran perdedor” y Gastón Ciano, de Todo Vuelve, le sumó cuerdas vocales y corazón a “Ponele“. Una fiesta con rock, con amigos y hasta con ¡una torta! que apareció en el escenario para festejar las cien presentaciones de la banda que nació hace cuatro años y que no para de dar saltar escalones hacia lo más alto.

La lista del show 100 encontró “Amuleto“, “El ancla“, “El timón”, “Albedrío” y “Rebelión en la cuadra”. Y se notó que Revanchistas fue subiendo el volumen en sus temas más cercanos, una manera de empezar a imaginarse también cómo será el nuevo disco. Acompañados por un gran juego de videos proyectados que aportó un color visual especial, la banda encontró su punto más alto en el último tramo del show. Y también se repitieron rituales de cada presentación, con Fercho y Matías sumándose al público para saltar y cantar desde abajo del escenario, de frente a la banda. Es que así parece sentirse cómodo el grupo: logrando que abajo y arriba se viva con la misma intensidad.

La batalla por el tiempo recuperado” y “Viva la pepa” fueron la antesala del final. Entre anuncios de las próximas fechas (el 13/8 en Llavallol, el 27/8 en Mvseo Rock y con el horizonte puesto en el Teatro Vorterix del 27/11) y agradecimientos, con gente subida en los hombros de amigos (¿a quién se le ocurre prohibir eso en un show de rock?), con “Pleno” y “Sangrecaliente” cerraron un fin de semana cargado de emoción. Es que el primer finde de agosto selló a fuego el primer doblete de Revanchistas, la banda de Villa Luro que llegó a cien shows. Un centenar de veces saliendo a rockear. Siempre a pleno.