Coberturas

RESIDENTE EN EL LUNA PARK: UNA FIESTA DE LOCOS

El cantante puertorriqueño llegó a Argentina para presentar su último disco como solista y para poner a su público a “brincar como canguros”.

Residente en el Luna Park
Residente en el Luna Park

A las 9 en punto del día jueves el Estadio Luna Park estaba en su capacidad máxima. Todos estaban preparados para volver a ver a René, quien no daba un show en argentina desde 2014, cuando Calle 13 presentó Multi Viral”. Las luces se apagaron y los latidos de un corazón empezaron a resonar junto con los gritos del público al ver que Residente subió junto a su banda y comenzó a interpretar “Somos Anormales”, de su más reciente producción llamada igual que su nombre artístico.

“Baile de Los Pobres” siguió en la lista y puso a bailar a todo el estadio desde el primer acorde. “¿Qué pasó Argentina? Esta noche vamos a brincar” dijo Residente a modo de bienvenida para todos sus fans, y, además, hizo referencia a la desaparición forzada de Santiago Maldonado por lo que recibió una ola de aplausos.

Durante “El Aguante” los argentinos se encargaron de resaltar cada referencia al país, así como de saltar y darle lugar al primer pogo de la noche. “Desencuentro”, también de su último disco, siguió en la lista dándole un tono melancólico al estadio. Luego de interpretar su ultimo single, le dedicó unas palabras a un gran enemigo suyo: “La gente que está aquí me ha ayudado a pelear contra la corriente, este tema se lo dedico a los hijos de puta mafiosos de la industria de la música”, y a continuación interpretó “Calma Pueblo”.

La siguiente canción fue escrita en Argentina, y dedicada a todos los inmigrantes del mundo, se trata de “Pal Norte”, seguida del canto del público que se preguntaba: “¿Dónde está Santiago?”. Residente tomó el micrófono y dijo: “Esa lucha se tiene que dar hasta que aparezca, no lo conviertan en una cuestión de partidos políticos. Por los Derechos Humanos, tiene que aparecer” y fue nuevamente ovacionado por todo el Luna Park.

“Dagombas en Tamale” siguió con el show y le dio lugar a “Adentro”, la cual René dedicó a “los raperitos maleantosos” de Puerto Rico y en donde el estadio estalló al grito de una de las grandes frases de Calle 13: “Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”. A continuación, cantó algo “del presente y del futuro”, se trataba de “Atrevete te te”, el hit que lo vio crecer como artista y la cumbia favorita de sus seguidores. Para seguir con el baile llegó la “Cumbia de los Aburridos” que dejó entrever que Argentina es todo lo contrario cuando se trata de mover el cuerpo.

“Guarden los celulares, que el sistema puede con nosotros. Guárdenlos, abrácense y a saltar” introdujo Residente al instrumental que terminó de encender la fiesta. A continuación, comentó que su último disco está inspirado en su ADN, de todos los lugares que este proviene y mencionó a África como uno de ellos. Se refirió a este “La sombra del mundo” para darle lugar a “La sombra”. Para su próximo tema hizo referencia a sus viajes a Armenia, Rusia y Siria: “La guerra es bien jodida, estoy totalmente en contra, a veces la gente lo confunde con la resistencia. ¡Yo estoy a favor de la resistencia!” y tocó “La guerra”.

Saltando de temática completamente, y para levantar los ánimos, siguió en la lista “Fiesta de locos”, otro de sus más grandes éxitos, seguido de la romántica “Muerte en Hawaii”. René se puso una remera con la leyenda: “¿Dónde está Santiago?” resaltando una vez más su preocupación y compromiso con el caso. “Esta canción se la dedicamos a todos los latinoamericanos, los que están desaparecidos también” afirmó el ex Calle 13, y a continuación interpretó “Latinoamerica” junto a Mariana Carrizo, coplista argentina.

“Milo”, la canción que escribió a su hijo, quien se encontraba detrás del escenario junto a su madre, y “Apocalíptico”, una canción de sonidos extravagantes y minuciosamente seleccionados, sonaban alrededor de las 23 hs. Residente dejó el escenario y el clásico argentino comenzó a sonar: “Una más y no jodemos más”. Fue por ello que inmediatamente volvió e interpretó “La Vuelta al Mundo”.

“Hijos del Cañaveral” continuó en la lista, una emotiva canción que dedicó a Puerto Rico y en la que mostró orgulloso su bandera. Para el gran final, ¿qué mejor que brincar como canguros?, sonaron “El Futuro es Nuestro”, “No Hay Nadie Como Tú”, y “Vamo’ a Portarnos Mal”, donde no escatimaron los pogos, el baile y la alegría.

Un recorrido por todas las emociones y situaciones de la cotidianeidad que atravesamos. Un momento único para disfrutar con el de al lado, alejados del celular y de las preocupaciones. Un instante para recordar a los oprimidos y los olvidados. Canciones que reflejan a la sociedad y todas las problemáticas que atraviesa. Compromiso con las causas nobles de la humanidad. Muchos estilos, un artista único: Residente.