Coberturas

Siempre estarán

Como cada 30 de diciembre, la gente de "No Nos Cuenten Cromañón" realizó su acto en memoria de las víctimas de República Cromañón y de los sobrevivientes de la fatídica noche. Bandas, discursos sentidos, presencia de arte y un reclamo unánime: ¡Qué no se quede mi pueblo dormido!

Este 30 de diciembre se cumplió el duodécimo aniversario de aquella fatídica noche en Republica de Cromañón, donde 194 almas perdieron su vida. Desde hace 5 años la agrupación No Nos Cuenten Cromañón se reúne en el Obelisco punto neurálgico la Capital Federal, y este año no fue la excepción. La hora pactada del comienzo del acto era a las 18hs, pero pasadas las 19hs los sobrevivientes dieron comienzo al homenaje.

A medida que fueron pasando los años la organización para con la gente que decía presente, los artistas y mismos los organizadores fue mejorando. Y como siempre ocurrió, el clima cambió cuando en la pantalla que había en el escenario puesto para los músicos, pasaron los nombres de las victimas. Luego llegó el discurso de apertura recordando una vez más que esta para ellos es la mejor manera de recordarlos.

La música acompañó a un cálido ambiente, donde nunca faltaron los abrazos, las sonrisas cómplices, las caricias al alma, y el llanto. Esas fueron las sensaciones que se iban palpando a lo largo que pasaban las horas. La primer banda que subió al escenario fue El Mirador que como todos se sumó al mensaje de “Callejeros inocentes”.

Una de las sorpresas de la tarde noche llegó rápido, cuando Susana, la madre de Patricio Fontanet, con una carta muy emotiva conmovió los corazones de todos los presentes. Dejando en claro que su hijo solo podía decir gracias por cada aniversario que se juntaron para recordar y pedir la libertad de los músicos.

La segunda banda que dijo presente fue Peligrosos Inocentes que siente el acto de una manera muy especial, ya que Federico Claramut integrante de la banda estuvo aquella fatídica noche. En esta ocasión los mensajes de apoyo no solo vinieron de los músicos presentes, sino también de deportistas, actores y otros que no están directamente relacionados con la causa.

Desfilaron por la pantalla caras tales como la de Sampaoli, ex técnico de la Selección de Chile y con una estrecha relación con Pato, al cual, por ejemplo fue a visitar a la cárcel. Entre otros también estuvieron Lautaro Acosta, Guillermo López, Hugo Lobo, Rodrigo Guirao Díaz, Mario Kempes y Diego Capussotto.

Rápidamente otra banda amiga subió al escenario, fue el turno para Ases Muertos cuando ya iba cayendo la noche en el Microcentro porteño. Luego de estos acordes, pasaron al frente aquellos colaboradores que, desde hace un tiempo, dan una mano muy grande a los sobrevivientes para poder hacer un poco más fácil la tarea durante el año con la venta de remeras y para también armar el acto.

Cuando ya el calor y sentimiento iban haciéndose cada vez más fuertes, llegaron dos bandas para dar un golpe de energía al lugar, ya que Rock a la orden y Ojos Locos también estuvieron homenajeando a todos aquellos que dejaron sus sueños en Bartolomé Mitre 3060.

Entre medio de cada presentación, estuvo dialogando con el público presente Juano de La Caverna y quien también es parte de Don Osvaldo. Con muchas preguntas retóricas, y quizás no entendiendo como algunos todavía seguían culpando a la banda.

Cuando parecía que quedaba muy poco para el final, llegaron los chicos de La perra que los pario, quienes hasta hace algunos días estuvieron tocando en River como banda telonera de La Beriso, agregando que Rolo Sartorio dejó su mensaje de apoyo. Para algún desprevenido que quizás no entienda lo que significó para los músicos que sus pares hoy estén presos por hacer lo mismo que ellos, solo tocar con su banda.

El arte no podía faltar y por eso se sortearon dos cuadros. En el primero se podían ver unas alas, las cuales eran mitad alas y mitad zapatillas, como las de los pibes que fallecieron en Cromañón. Las zapatillas son un símbolo de aquellos que perdieron su vida aquella noche. El segundo tenia algún tipo de similitud al anterior, pero en este caso con la frase que identifico este año a la fecha en cuestión, “Tiempo de estar”.

La gente sin dudas no esperaba ver lo que luego iba a ocurrir, ya que Los Gardelitos como el año anterior estuvieron acompañando a las víctimas y sobrevivientes. Pese a por varios momentos ser un recital, el homenaje siempre se centró en los que ya no están en los sobrevivientes y a todo aquel que no lo entendió así, se le hizo notar y se le pidió el respeto necesario y el cuidado para todos.

Con el discurso de cierre ya dado, Juan Manuel Verdi (El Mirador), Santiago Gulli (Peligrosos Inocentes), Cristian Rabioso (Ases Muertos), Nahuel Amarilla (La Perra Que Los Pario), Eli Suarez (Los Gardelitos) le pusieron voz a una versión de “Imposible” que tocó la gente de “Peligrosos Inocentes”, con toda la organización de No nos cuenten Cromañón mirándolos.

Quedo tan solo una sorpresa en el final que estaba por fuera de todo lo previsto, ya que Fede Claramut decidió regalarle a sus amigos y compañeros de lucha, “Brillan los fantasmas”, con una imagen que sin dudas era una mezcla de sensaciones ya que su hermana Agustina mientras el tocaba los acordes de la banda de sus vidas se quebraba en llanto.

Nadie pudo imaginar, prever, o intentar creer que todo esto ocurrió, que lo que solamente iba a ser un recital de rock terminó en una de las peores tragedias de la historia argentina. El público rockero, en su gran mayoría, tomo la conciencia necesaria. Pero del lado político y estatal no podemos decir lo mismo, porque siguieron ocurriendo este tipo de sucesos.

Y , es cierto, quizás haya algunos que nunca lo van a entender, otros quizás no lo puedan creer, o incluso para alguno de ustedes todo esto tan solo sea una estupidez. Pero no, es real. Y es tan real que te pone la piel de gallina, te revuelve todo, te toca hasta el sentimiento más escondido y profundo que tenés. Porque se recuerda todo lo malo, pero tratando de hacerlo de una manera distinta, con una mueca en la cara que se acerque a una sonrisa, una pequeña caricia al alma.

Fotos de Silvana Marcote, Fabián Grandinetti, Héctor Palacios, Florencia Mascheroni y Martín Dutil

[su_custom_gallery source=”media: 136355,136356,136357,136358,136359,136360,136361,136362,136363,136364,136365,136366,136367,136368,136369,136370,136371,136372,136373,136374,136375,136376,136377,136378,136379,136380,136381,136382″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]sscs[/su_custom_gallery]