Coberturas

A LOS PÉREZ GARCÍA LE SOBRARON LAS RAZONES EN LA TRASTIENDA

La banda encabezada por Beto Olguín cerró su triplete de shows en el recinto de San Telmo con la mezcla justa de clasicos y canciones de Más Fuerte, Más Alto, Más Lejos.

Los Pérez García
Los Pérez García

A Los Pérez García les quedaba festejar. Festejar una vez en La Trastienda, tercera ocasión en un mes en el recinto de San Telmo. El doblete de entre semana se convirtió, ante las entradas agotadas, en una triple fecha para continuar en la ruta de presentación de Más Fuerte, Más Alto, Más Lejos.

Habían pasado una decena de minutos de las 21 cuando “San Patricio” comenzó la noche de la banda formada en Aldo Bonzi. Los coros que contiene la canción fueron la prueba de las gargantas de las almas que se acercaron al lugar. “Hablando solo” y “Ecos” permitían viajar a la historia del grupo pero siempre volviendo a la actualidad del último trabajo discográfico. Así se colaban “Los años que vivimos en peligro”, “Con mi genio” y “Viejo lobo”.

Se podría decir que Los Pérez García dividieron el show en dos. La primera parte fue protagonizada por una mayoría de canciones que generaban el baile y provocaban las voces de los presentes. Las bellas melodías encaraban los oídos de La Trastienda para endulzarlos, como sucedió con “Fakir” y “Diez vasos”. La fiesta dio el presente con la llegada de “Curarte”, que puso a los seguidores a bailar con la presencia clave de los vientos. La alegría ya se había esparcido en cada rincón del lugar y en todo el público.

Un público que rondaba entre personas de 20 a 40 años, con gran concurrencia en los balcones, lo que también marcaba las edades de los presentes. Aunque la planta baja también se mostraba colmada y en “Más fuerte, más alto, más lejos”, que contó con la voz de Daniel de La Fuga del Capitán, se oyeron los centenares de voces. “Bienvenida de soltero”, comenzaba a sellar los primeros 60 minutos de la noche.

La segunda parte fue una seguidilla de hits y canciones para celebrar con los vasos en alto. Y en esa lista de alegría, “A callejear” resultó clave. No quedó persona sin despegar los pies del piso con la arenga de Beto Olguin, de vestimenta negra como es clásico en él, para que la tercera trastienda festeje. La siguió “Miro”, idéntico al orden del álbum Santo Remedio. Un viejo amigo de la casa como lo es Juani Rodríguez, de Andando Descalzo, se sumó para poner su voz en “Buenas noches”.

Magdalena” y “Resaca de carnaval” fundamentan show a show porque son los mayores hits que cosecharon en las dos décadas de carrera. Una mezcla de emoción con abrazaron el recinto de San Telmo. El riff lleno de rabia que disparaba la guitarra de Federico Esquivel en “Festejar” traía la potencia de nuevo al lugar. La pregunta de la noche fue “¿Dónde está mi elefante?” y la frase “Fueron los tipos que tocaron rock and roll”, logró que algunas gotas de cerveza tocaran el suelo al escaparse de los vasos cuando el baile y los saltos eran protagonistas de la presentación de Los Pérez García.

Una de las canciones del último disco que se metió profundamente en su gente fue “Después de hora”. “Nos sobran las razones para pedir revancha”, exclama la primera oración y si, sobran las razones para transformar tres fechas en La Trastienda en un Teatro de Flores el 30 de diciembre, para bajarle la persiana al 2017. Pero también sobraron las razones para celebrar y se englobó en “Todo eso que nos queda”, cuando el cantante bajó del escenario y fue subido a los hombros de uno de sus seguidores para recorrer la sala. La última canción, como no podía ser de otra manera, fue “Sigue la noche” que reunió a todos los invitados del show para despedirse entre amigos, no sin antes mandar un saludo gigante a la familia de Santiago Maldonado.

Fotos de Cinthia Carrizo.

[su_custom_gallery source=”media: 147235,147236,147237,147238,147239,147240,147241,147242,147243,147244″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]aaa[/su_custom_gallery]