Coberturas

Kapanga en Vorterix: Un “Motormúsica” que no se funde

La banda de Quilmes se presentó durante dos horas en las que hubo clásicos, temas del reciente álbum e invitados.

Kapanga en Vorterix
Kapanga en Vorterix

El que no grita Kapanga, ¿Para qué carajo vino?”, rebotaba en el Teatro Vorterix mientras el telón se abría en dos. La pantalla mostraba el latido. Las primeras imágenes del videoclip de “Mis amigos” delató la canción que abría la presentación. La columna vertebral de la lista de temas fueron los hits cosechados por la banda en más de dos décadas. Así pasó “En el camino” y “Desesperado” con el factor común de la fiesta a la que se llegaba en el estribillo de las canciones tocadas hasta el momento.

Martín “El mono” Fabio tomó el micrófono para lanzar: “¡Se los pido un año más!”, a segundos del arranque de “No me sueltes” con el solo de guitarra de Miguel “Maikel” De Luna Campos incluido. El primer invitado fue Dany Jiménez, conductor de Delicias De Un Charlatán en Radio Vorterix. Se colgó una viola y realizó una “introducción radial” para “Fumar”, otro clásico en el repertorio kapanguero y de los predilectos de los presentes en el antiguo teatro de Colegiales.
Otro que se subió al escenario para acompañar a la banda fue Nahuel “El viejo” Amarilla, cantante de La Perra Que Los Parió. Desembarcó “Ramón” que tuvo el enganche de “Caballero rojo”, con las luces y visuales acordes al personaje de Titanes en el Ring.

Lo’ Pibitos también se ensamblaron al grupo, quienes los presentaron como “los chicos onda”. El dúo rapeó para el Teatro Vorterix y minutos más tarde aportaron su talento a “Descarte”, ultimo corte de difusión de Kapanga, con la presencia en la voz de Maikel. El guitarrista hizo lo mismo en “Juntos”, en el segmento del show que protagonizó Motormúsica, entre los que sonó el tema que le da nombre al álbum. El punk dedicado al “Gauchito gil” no faltó y tuvo la presencia de un hombre disfrazado de la popular figura religiosa.

Pasadas las 22:30 llegó “Contramano”, desde el disco Crece. El sintetizador de Mariano Arjones hizo bailar al teatro con la ya clásica “La crudita” cuando el final del show empezaba a visualizarse en el horizonte. “El universal” demostró la vigencia que tiene Kapanga arriba de los escenarios y abajo también, porque el Mono se bajó a saludar uno por uno a los que ocupaban la valla. Hubo un pequeño descanso, suficiente para que los cinco músicos se vistan de gauchos e interpreten “SPM” con instrumentos regionales.
La infaltable “Rock” apareció en el ocaso de la presentación, antes de que se colen dos canciones más en la lista original de 22 temas. “Labios”, con la aprobación y sorpresa de los fanáticos de Kapanga, fue la antesala de “Me mata”, para la cual no había tiempo pero los músicos remataron: “La hacemos igual, que el manager nos chupa la p*ja”, con seguridad pero sin abandonar las risas. “El mono relojero” finalizó con más de dos horas de recital en el Teatro Vorterix cargadas de hits y alegría, como el ADN de la banda del sur lo indica.

Fotos de Silvana Marcote.

[su_custom_gallery source=”media: 138432,138433,138434,138435,138436,138437,138438,138439,138440,138441,138442,138443″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]sscs[/su_custom_gallery]