Coberturas

Juanse: el rock y el roll siguen girando

El ex Ratones Paranoicos se presentó ante una Trastienda repleta, con mucho rock, grandes invitados y una lista de temas que deleitó los oídos de los presentes.

Juanse a pleno.
Juanse a pleno.

Cuando sigue girando el rock and roll hay tipos que siempre están presentes, el vicio de las distorsiones los seduce y atrae a los escenarios. Uno de ellos y entre tantos es Juan Sebastián Gutiérrez, “Juanse”. Tipos que en una noche fría de Buenos Aires encienden ese fuego que entibia las venas. Pero Juanse and The Band no necesitó de llamas, sino de un show con temas que calentaron la pista en el bar de San Telmo.

Se iban congregando los últimos rezagados en llegar al lugar poco después de las 21 hs, cuando una misteriosa guitarra sorprende detrás del telón cerrado. Un riff rasposo y arbitrario atrae la atención hacia el escenario, se apagan las luces y el rock se hace presente.  Y para que quede claro, Juanse canta en el primer verso de la noche: “No me preguntes donde estoy, estoy aquí”. “El sol” fue entonces el puntapié inicial, seguido por “Acompañado”. Un doblete de temas a mid tempo que funcionan como una especie de entrada en calor para evitar el desgarro. Aunque mucho no tarda en agitarse la velocidad del bombo del baterista, porque “Descomposición” y “Energía” sonaron en escena para mover las piernas de los presentes.

Cinthia Anabella.
Cinthia Anabella.

Agradecido y encendido con su guitarra ya caliente se escucha a Juanse decir: “Gracias por venir, como la otra vez: ¡Viva el rock and roll!”, para dar la bienvenida recién pasados algunos temas. La ceremonia es un tributo al rock y al roll en cada tema. La actitud de los músicos y de la gente describe el típico marco de cualquier show de rocanrol. Bajo ese cuadro suena “Bailando conmigo”, tema que anima algunas parejas a bailar en el fondo del salón. No hay freno y  la banda mete empuje a la lista de temas para que “Isabel” y “Carolina” funcionen como una pareja de enganchados que exaltan las gargantas en cada verso que va pasando.  Luego de que ese segundo tema sorprenda a los viejos paranoicos aparecen “La nave” y “Grand funk” desde el repertorio de Los Ratones.

Porchetto y Stuka junto a Juanse.
Porchetto y Stuka junto a Juanse.

La noche sigue, la lista sigue y el show ya casi va llegando a su mitad. “La esquina del sol” y “Para mi” entre cantos pasionales y melancólicos de la gente que todavía grita por Los Ratones Paranoicos. Recibiendo ahora al primer lujoso invitado de la noche, Juanse se engolosina presentando a Raúl Porchetto. “Fuerte ese aplauso para un gigantesco compositor… ahora vamos hacer un tema nuevo y después una belleza compositiva de Raúl” con esa anticipación hacen “El cielo”, un canción melancólica y de poca duración, para seguir a puro rock con “Nena sacate la careta”. Seguido despliegan un tridente Paranóico que revive imágenes de viejos shows de Los Ratones, “Tomo y obligo”, “La avispa” y “Estrella” pasan dejando las gargantas coreando fervientemente.

Juanse Parece no encontrar las palabras suficientes para recibir al próximo invitado y casi balbuceando vaticina: “Bueno ahora sí… recibimos a un grande… llegan los aviones, todo… STUKA” para que inmediatamente el público estalle en aplausos y gritos, por la presencia del integrante de Los Violadores. Como si el escenario fuera suyo, Stuka agita gritando “Bueno, primero beso loco” y sorprende  estrechando sus labios fugazmente contra los de Juanse. Actitud que enloqueció al público y disparó automáticamente la distorsión al borde del colapso para hacer “Ultraviolento”.

Una fiesta se vive sobre el final del show con la interpretación del legendario tema de la mítica banda del punk Argentino. La escena describe al rock en su estado más puro, Stuka rockeando con su guitarra al borde del escenario casi sobre las cabezas de la gente y Juanse inquieto agitando por detrás. Bajo ese contexto hacen “Líder” dejando al público extasiado para desaparecer del escenario.

La desaparición repentina del escenario anticipaba que faltaba un último bocado de rock, a la hora de los bises toda la banda y los dos invitados de lujo se hicieron presentes de nuevo sobre las tablas. Como cierre y broche a la noche hacen “Ruta 66”, un clásico tema del astro de la guitarra y el blues Argentino. Pappo dijo presente sobre el final y las almas se fueron felices a sus casas.

Fotos de Cinthia Anabella Fotografía

[su_custom_gallery source=”media: 126398,126399,126400,126401,126402,126403,126404,126405,126406,126407,126408,126409,126410,126411,126412,126413,126414,126415,126416,126397″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]