Coberturas

En Marquee, y con Peligrosos Inocentes, empezó el Mundial

Partidazo jugó la banda en un estadio a reventar. Goles, lujos, toques, gambetas para una victoria por goleada, sin atenuantes. ¡Golazo del Rock!

Está errada la FIFA. El Mundial no comenzará el próximo 14 de junio en el estadio del Spartak, en Moscú. No señor. Arrancó ayer. En Scalabrini Ortíz 666 (Canning para los 90tosos) con la final del mundo que jugaron los “Peligrosos Inocentes“. De locales, con el apoyo de un público fervoroso que hizo lo suyo, la banda demostró que, como diría el Bambino Veira, “la base está”. ¡Y suena de puta madre!

Clima de final desde temprano, la gente iba llegando, sin gorro, bandera, vincha, pero sí con remera, agite y birra. Los alrededores del mítico recinto, reformado hace no mucho, explotaban de público. Los clásicos que entran a la cancha cuando ya faltan minutos para que el equipo salga a la cancha.

Peligrosos formó con un 4-3-3 con un “9” bien abierto y un “5” bien plantado. En el arco, la batería de Emiliano Acerbie, una línea de 4 que sostuvo el equipo y bancó la apuesta, formada por la percusión y los tres vientos. En el medio, equilibrando el equipo, apareció el bajo de Nicolás Araujo para darle estabilidad al equipo, toque y distribución, tac, tac, tac. Bien abierto por la derecha, apareció el Mono Luciano Benítez, de Santo Cabrón, para hacer la banda las veces que fueran necesarias, sacrificado para dejar todo en la cancha. Se destacó desde temprano. Por la izquierda, la puesta en escena, el laburo del arte de Matías Cheriezze que ayudó a que el equipo tenga una salida clara y vistosa. Adelante, los tres puntas, con las violas de Mariano Codazzi, Federico Claramut, filosas, punzantes, bien al ataque, llegando al fondo, centro atrás. Lo que fuera necesario. Y de “9”, de punta, la voz de Santiago Gulli, siempre voraz, siempre atenta a la jugada, la cara más visible del poderío “Peligroso”.

No hubo equivalencias en Palermo. Peligrosos ganó, gustó y goleó. Rápido, bien al ataque, de punta, con “Bárbaros del Honor” que demostró (muy temprano) porque sumar el trío de vientos fue un acierto musical enorme que le dio estabilidad y firmeza al equipo. Ya ahí el equipo empezó a insinuar que tenía la idea fija con el arco de enfrente. El primer gol llegó rápido “Voz del Rock” llenó cada centímetro cuadrado y cúbico del lugar, con un rock fulgurante, presente, intrépido que no dejó espacio para evitar el gol. Con el 1-0, Peligrosos salió a jugar con tranquilidad, revisitó temas de su primer disco “Espadas de Cartón”, como “Entre Tanto” y “Cruel Realidad”, dónde llegó el 2-0, con unos solos potentísimos que llenaron el ambiente de distorsión bien entendida.

“Al Volverse” (para una de las hinchas más pequeñas) matizó el juego, que ya estaba tranquilo y no corría peligro. El 3-0 llegó rápido:una versión demoledora y emocionante de “Hippie de Manhattan” que arrancó el primer gran momento entre la gente y la banda y que terminó con Santiago dedicándolo al cielo, como hace Messi cada vez que vulnera la intimidad de una red rival. Y apenas iban 20′, 25′ de juego. Pintaba para baile. Y fue baile nomás: “Camino de Piedras”, con esos tufillos Callejeros puso a más de uno a moverse al compás de la música y desear en voz alta que varios molinos sean harina y luego pan.

“Será Tarde”, sin Luciano Napolitano, sonó igual de potente. El Rock volvió a hacerse presente, para otra ofensiva feroz de la banda que se volvió a dedicar al toqueteo para invitar al “Oléeeee” de la gente y el baile. “Rocanrol de ella” trajeron añoranzas del viejo Marquee, dónde más de una banda stone brilló en el pasado. “Lo que queda” con la trompeta en sordina y esos aires “mexicanos, caribeños” acentuaron el dominio de la banda sobre el partido, ya holgada en el resultado y dedicándose a hacer disfrutar a la hinchada.

Con la goleada en el bolso, el dominio absoluto de las acciones y las emociones, empezaron los cambios. Entró Gonzalo Pascual de “La Chancha Muda” para sumarse al ataque en la voz de “El Fiscal”. La dupla con Gulli derivó en otro golazo, esta vez contra el sistema, la corrupción, la memoria selectiva y la hipocresía de muchos que son “El Fiscal” en lugar de poner lo que hay que poner y ser Juez de la situación y hacer Justicia. La versión fue demoledora y fue antecedida de un cántico popular que entonan más de una vez las hinchadas: MMLPQTP.

“Bajen la Voz”, otro de los temas viejitos, dedicados a los hinchas más chiquitos y “Censurados” fueron el momento en que la banda “reguló”. Cómoda con el juego, conociendo de memoria la cancha, se dedicó a hacer que pasen los minutos, pero sin dejar de alegrar a la gente y de divertirse, como si fuera un buen equipo de Joseph Guardiola.

Para el último cuarto de hora, y con un 4-0 clarísimo en el resultado, “Peligrosos” lejos de dejar el apetito, metió tres últimas estocadas que llevaron el duelo al inapelable 5-0. “Uno Tras Otro”, desató, además, la fiesta en la gente, que ya se sentía campeona y daba rienda suelta a su alegría. Con globos inflables azules y rojos, los colores elegidos para el CD y para la vela de la nave vikinga de la tapa, el lugar se llenó de color y cánticos. El tema provocó el primer gran descontrol entre la gente, y mostró a la banda sonando ajustada, potente, prolija, sin fisuras. Además, ingresó Facundo “Changuito” Guaita relevo polifuncional, autor de algunas de las letras del disco y guitarra acústica en el tema, que tiene un comienzo tranquilo pero termina, por supuesto, al palo. “Esta Vez”, pegada, fue demasiado para cualquier rival. No había equivalencias, “Peligrosos” estaba ganando su final con holgura y luciéndose.

Ya sobre el final del partido, “Sisifo” terminó por certificar una victoria sin atenuantes. Para ser campeón del mundo, hay que cometer los menores errores posibles. Y “Peligrosos…” no cometió ni uno. El equipo que salió a la cancha brilló, el cuerpo técnico no erró nunca y todo salió como estaba planeado en el pizarrón. En su cancha, de local, Peligrosos jugó y ganó (¡y cómo lo disfrutó!) su Mundial. ¿15 de julio en Luzhnikí? No, señores de la FIFA. Ya hay campeón Mundial. Es Peligrosos Inocentes, y ayer levantó la Copa del Rock ante la vista de todos. ¡Salud, campeón! ¡Quiero verte otra vez!

Lista de temas

Bárbaros del Honor
Voz del Rock
Entre Tanto
——————–
Cruel Realidad
Al volverse
Hippie de Manhattan
Camino de Piedras
———————-
Será tarde
Roncanrol de Ella
Lo que Queda
El Fiscal
———————–
Bajen la Voz
Censurados
————————-
Uno Tras Otro
Esta Vez
Sisifo