Coberturas

B.A. ROCK DÍA 3: UN CIERRE A PURO HIT EN LA JORNADA MÁS POPULAR

Se realizó la última jornada histórico festival con el show de Las Pastillas del Abuelo como número final pero todas las miradas se las llevó Fito Páez.

B.A. Rock día 3
B.A. Rock día 3

La última jornada de un festival, como mínimo, accidentado contaba con la participación de grandes artistas que formaban una grilla atractiva en el feriado por el día de la diversidad cultural. El B.A. Rock no resultó como esperaban el día del anuncio del regreso del mítico evento a nivel nacional. La convocatoria del último día fue la mejor y se juntaron varios factores para atraer unas 10000 personas, según números oficiales.

De La Gran Piñata constantemente da pasos cuidadosos hacía adelante y comenzaron a ser una fija en los festivales nacionales. En este caso con aparición en el escenario principal. Es de las pocas bandas de la lista del día 3 que tuvo seguidores que pagaron la entrada solo para verlos a ellos y eso quedaba en evidencia por la cantidad de remeras del grupo que había en todo el predio. El show fue algo corto y se vio interrumpido por problemas en el sonido en “Ícaro” al comenzar pero se ajustaron y terminaron en buena forma.

En el Escenario Signos, Utopians armó una presentación cargada de emociones por la sensación de una despedida temporal, luego de las denuncias contra el guitarrista Gustavo Fiocchi. La suplente de lujo fue Lula Bertoldi, de Eruca Sativa. “Busqué a la mejor guitarrista del festival y era mujer”, comentó Barbi Recanati durante el recital. El setlist fue apto para que los oyentes ocasionales del grupo puedan disfrutarlo con cortes difusión de toda su carrera. El final fue frío, con la cantante descolgándose la guitarra y caminando directamente hacía el camarín, mientras el resto de los músicos se saludaban entre ellos.

Los dos platos fuertes del Escenario Artaud fueron de lo mejor de la jornada en el Malvinas Argentinas. Eruca Sativa hizo hincapié en las canciones de Barro y Fauna con 7 de las 11 tocadas y su núcleo de seguidores demostró que ya son conocidas para ellos. Ante un buen número de espectadores en el microestadio cubierto, invitaron a Adrián Bar, cantante de Orion, para hacer “Hasta que salga el sol”, en uno de los pocos actos de rememorar clásicos del rock nacional durante el festival. La cantante aprovechó para expresarse en contra de la censura contra cualquier artista, que se puede relacionar a la polémica en torno a la baja de Ricardo Iorio del BARock.

Carajo fue el encargado de cerrar el Artaud y la cantidad de gente que había durante el show, lo demostraba. El sonido logrado, que no es ninguna novedad, los colocaron en el podio del festival. Una lista repleta de hits carajeros encendió a su público que celebró temas como “El Error”, “La venganza de los perdedores” y el histórico “Sacate la mierda”. Las visuales que utilizan hace muchos shows no dejan de aportarle a lo escénico de su show, con las liricas de las canciones como eje para ellas. El final, que se ganó los aplausos de un Malvinas Argentinas al 70%, fue con el clásico medley de Pantera que acostumbra a ir sobre el cierre.

Uno de los nombres más resonantes de la grilla era Fito Páez y en la convocatoria del Escenario La Balsa quedó reflejado, cuando aún restaban dos bandas más por tocar en el último día. El rosarino aprovechó para estrenar su nueva canción titulada “Aleluya al sol” y después se encargó de llenar el predio de éxito tras éxito, todos en el cancionero popular argentino. Los coros de Fabiana Cantilo le aportaba a nivel musical y escénico, ya que el baile era constante por parte de la cantante que animaba al público. Los puntos más altos llegaron con “Circo beat”, “Un vestido y un amor” y “Brillante sobre el mic”, con todas las luces de los celulares iluminando el campo a pedido de Páez, que realizó su presentación de poco menos de una hora.

Los Bersuit Vergarabat fueron los grandes perjudicados por la distribución de horarios y escenarios. Si bien cerraban el Signos, la inminente llegada de Las Pastillas Del Abuelo hizo que su set sea algo corto para la hora y la cantidad de espectadores que se habían acercado hasta el lugar. La dupla “Vuelos” y “El tiempo no para”, en tiempos de turbulencia social, cobró aún más significado y fue de lo más cantado en la noche del lunes. La capacidad de poner a bailar multitudes es una habilidad que no se oxida con el paso del tiempo para Bersuit y piezas como “El viejo de arriba” y “La bolsa” evidencian ese talento. La despedida con “Negra murguera”, junto a una murga que invitaron, mostraba como el grueso del público ya se trasladaba al escenario principal para la última del día.

El número central coronó al B.A. Rock con una multitud, quizás fue el momento con más convocatoria del festival, y el sentido de pertenencia de los seguidores de Las Pastillas del Abuelo con su banda. Los trapos, los alaridos y las remeras del grupo evidenciaban el fervor que había en su gente. Los acordes de “Saber hacer” abrieron el juego de las 18 canciones interpretadas con picos altos en “La cerveza”, “Locura y realidad” y “Ojos de dragón”. Hubo espacio para invitados como Edu Schmidt, ex Árbol, en “¿Qué hago yo esperando un puto as?” y Migue Soifer, de El Bordo, en “Inercia”, cuando el telón comenzaba a bajarse.  Los liderados por Piti Fernández dieron un show correcto y desde la masividad de público demostraron porque no les queda cerrar un evento de tal envergadura.

Fotos de Cinn Carrizo.

[su_custom_gallery source=”media: 146839,146840,146841,146842,146843,146844,146845,146846,146847,146848,146849,146850,146851,146852,146853,146854,146855,146856,146857,146838″ limit=”75″ link=”lightbox” width=”180″ height=”150″ title=”never”]aaa[/su_custom_gallery]