Volvió el “Bianchi” de la comedia

El histórico comediante retornó de la larga siesta para hacer la novena temporada de una de las series más exitosas en la historia de HBO, Curb Your Enthusiasm. Y en contrapartida al DT, a Larry David le resultó pretty, pretty, pretty good.

¿Cuántas series de HBO han llegado a las nueve temporadas? ¿Cuántas series han llegado a las nueve temporadas? ¿Cuántas series, que han llegado a las nueve temporadas, han mantenido el nivel? ¿Cuántas series que han llegado a las nueve temporadas y han mantenido el nivel, han incluso subido el nivel temporada a temporada? En Curb Your Enthusiasm está la respuesta.

Para quienes no están al tanto de qué estamos hablando, Curb Your Enthusiasm es una serie creada y protagonizada por Larry David, co-creador de Seinfeld. Sentía, allá por los albores del 2000 y cerca del final de la mejor sitcom de todos los tiempos, que debía responder con un producto superior, o al menos, a la misma altura. Así se le ocurrió personificarse a sí mismo, con su nombre real, haciendo las veces de un guionista neurótico de Los Àngeles que vive el día a día sin ningún tipo de compromiso con nadie. Es, como lo denominan, un asesino de la sociedad”, puesto para hacer cumplir las reglas no escritas de la sociedad, y al mismo tiempo para romper con aquellas que sí están escritas. A lo largo de las temporadas, podremos ver a Larry David reclamando turnos por orden de llegada, eligiendo no saludar en la calle a las personas que conoce para no perder el tiempo, detectando a aquellos que se cuelan en las filas, y haciendo barbaridades aún más extremas como hacerse pasar por un hombre con síndrome de down sólo para que nadie alquile la oficina próxima a la suya, o saliendo con discapacitadas sólo para convencer de que “es una buena persona” a quienes piensan mal de él. Nos sucederá (y te sucederá, si es que aún no la viste) que coincidirás con más de una lucha de Larry David, y quizás no tanto con otras, pero en su mayoría las entenderás porque todo aquel que vivió en la ciudad seguramente pasó por situaciones similares. Incluye las participaciones ocasionales de Ben Stiller, David Schwimmer (Ross de Friends), Dustin Hoffman, Ted Danson, Richard Lewis, y hasta del mismo Jerry Seinfeld, haciendo de ellos mismos en algunos de los capítulos a lo largo de la serie.

Una cita es una experiencia que tenemos con otra persona y que nos hace apreciar estar solos”. Larry David

Curb apunta a la Cringe Comedy, este estilo de comedia que apunta a la incomodidad y que en los últimos años se pudo ver reflejado en las series de Ricky Gervais y Louis CK, como así también en It´s Always Sunny in Philadelphia y Hello Ladies, siempre partiendo desde la incorrección política y las situaciones menores para generar una empatía que hasta nos genera culpa sentir.

En esta décima temporada, Larry desea hacer un musical de Broadway sobre Salman Rushdie titulado “Fetúa”. Todo va viento en popa. Hay varios productores interesados y parece ser la obra que lo hará ser un hombre respetado dentro del mundo del teatro. Debido a esto, acepta a salir en vivo en el talk show de Jimmy Kimmel para promocionar la obra y que le lleguen aún más ofertas de las que ya está recibiendo, con la mala fortuna de que se permite una humorada e imita al ayatolá, ofendiendo así al ayatola iraní quien declara una real fatua (Sentencia de muerte) para con Larry David y que anticipa que “Toda persona que asesine a Larry David será considerado un mártir. Aún si Larry David se disculpara y se convirtiera al Islam, nada podrá salvarlo de la fatua”.

En este caso, el arco de la temporada es fuerte, pero no deja de ser una excusa para volver a ver a Larry David hacer de sus andanzas con los suyos. Sin ánimo de anticipar demasiado, lo podremos ver ofendiéndose por beber agua del grifo en una cena y pidiéndole al encargado de un restaurante que le cuenta porqué específicamente su comida está demorada en una de las momentos más graciosos y brillantes en la historia de la televisión.

 

“Cuando estoy en eventos sociales, me gusta tener un vaso en la mano para no tener que estrechar manos con nadie” Larry David

La ventaja de “Curb” es que podés comenzar viéndola desde donde sea. Si no desean arrancar desde la primera temporada, recomiendo comenzar desde la sexta. Lo más probable es que luego vuelvan para ver las primeras seis temporadas que siguen siendo imperdibles. Como verán, no existe ningún tipo de objetividad en esta nota. Curb Your Enthusiasm no sólo es una de las mejores series de comedia que nos ha entregado la televisión, sino que tras años de ausencia Larry David redobla la apuesta y confirma que tiene un don para el género que pocos han podido tener.

Related posts

Comment