Josh Homme y un doloroso cierre de año

En un acto por completo repudiable y lamentable, líder de los Queens Of The Stone Age, el pasado sábado pateó la cámara de una fotógrafa mientras llevaba adelante una presentación en un festival norteamericano. Las críticas no se hicieron esperar y Homme tuvo que admitir su error y pedir disculpas de manera pública.

El 2017 venía siendo un gran año para Queens Of The Stone Age. Con su nuevo disco, Villains, lograron demostrar que nunca se habían ido de una escena musical que los extrañaba y necesitaba en demasía. Apostando a la experimentación y a la reinvención, con Mark Ronson como productor, Josh Homme y sus buenos muchachos conquistaron el mundo una vez más.

Los anuncios de giras por todo el globo, incluida Latinoamérica (en marzo del año entrante llegan a la Argentina) junto a sus amigos los Foo Fighters, hicieron que las expectativas llegasen hasta los niveles más altos posibles. Pero lamentablemente, un hecho de innecesaria e inexplicable violencia por parte de su líder hacia una fotógrafa en su más reciente recital, ha teñido de negro un cierre de año que hasta allí era perfecto.

Durante el show que Queens Of The Stone Age dio en el KROQ Almost Acoustic Christmas celebrado en Inglewood, California, Homme golpeó deliberada e intencionalmente con el pie la cámara de Chelsea Lauren, quien se encontraba en la zona de la pasarela haciendo su labor como cualquier otro profesional de la fotografía presente en el recinto. La consecuencia del golpe fueron lesiones leves en la cara y el cuello – que la obligaron a pasar la noche en la sala de emergencias en observación-, además del daño material hacia el equipo con el que estaba realizando su labor.

Lauren habló en el día de ayer con la Revista Variety y explicó que la agresión fue intencional, por lo que realizaría la denuncia policial correspondiente: “Josh se estaba acercando y yo estaba muy emocionada, porque nunca le había sacado fotos en vivo a los Queens Of The Stone Age, por lo que estaba esperando el momento con ansiedad. Lo vi venir directo hacia mí y me puse a sacar fotos…Lo que siguió fue su pie golpeando mi cámara y mi cámara golpeando mi cara muy fuerte. Me miró a los ojos, tiró su pierna para atrás bien fuerte y me golpeó directo en la cara. Después siguió tocando. Estaba en shock, dejé de mirarlo, solamente me agaché y me tomé la cara porque me dolía mucho”.

La búsqueda de explicaciones – jamás de justificaciones, porque es imposible eso- tal vez pueda encontrarse en el estado en el que Homme se encontraba aquella noche. Durante el setlist, el vocalista y guitarrista de QOTSA se había cortado un poco la frente con un pequeño cuchillo y además había insultado a Muse (banda que cerraba la noche como cabeza de cartel). En otras acciones repudiables, llamó a la multitud que fue a presenciar el festival “retardada” e invitó a todos a sacarse los pantalones para poder darles “una noche que nunca recordarán”.

Unas horas más tarde, cuando ya había pasado más tiempo del necesario para referirse al tema, Homme ensayó una especie de disculpa a través de sus redes sociales: “Anoche mientras estaba perdido e inmerso en la performance, patee varias luces y equipos en el escenario. Hoy fui advertido que esto incluyó una cámara sostenida por la fotógrafa Chelsea Lauren. No fue mi intención que eso sucediese y lo lamento mucho. Yo nunca lastimaría u ofendería a nadie que estuviese trabajando o asistiendo a uno de nuestros shows y espero que Chelsea acepte mis sinceras disculpas”.

Claramente un gesto escueto, con varias omisiones e insuficiente, más teniendo en cuenta que hace más de una década, Homme echó a su bajista y amigo Nick Olivieri de la banda por haber abusado físicamente de su pareja y que en este momento lo coloca entre la espada y la pared por actitudes violentas bajo un estado que todavía resta definir con una prueba de alcoholemia y drogas.

La palabra de Josh Homme

Hoy por la mañana, ya dos días después del incidente y de la recepción negativa que tuvo entre sus fanáticos y usuarios neutrales de las redes sociales, Josh grabó dos videos de un minuto de duración en los que admite su error, se disculpa y acepta que tiene que sus acciones deben recibir un castigo. En una noticia de último momento, el programa Cbeebies de la BBC anunció que no mostrarán al aire los dos especiales – ya salió al aire el primero- titulados “Bedtime Stories” que Homme grabó hace unos meses “hasta que el conflicto esté solucionado”.

Compartimos con ustedes los dos videos cortos que Josh Homme publicó en la cuenta de Instagram de Queens Of The Stone Age con su correspondiente traducción:

“Hola… Ayer a la noche en un show de Queen Of The Stone Age patee la cámara de una fotógrafa y esa cámara golpeó a la fotógrafa en la cara. Su nombre es Chelsea Lauren y yo lo que quiero es disculparme con ella, no tengo ninguna excusa o razón para justificar lo que hice. Fui un imbécil total y lo lamento sinceramente y espero que estés bien…He cometido muchos errores en mi vida y el de anoche fue definitivamente uno de ellos y te pido disculpas por ello”.

“Quiero ser un buen hombre, pero creo que anoche fallé definitivamente en esa cuestión. Eso significa que le fallé a mi familia, a mis amigos también porque no quiero que jamás se sientan avergonzados por estar conmigo o por conocerme, así que también me disculpo con mis compañeros de banda, mis padres, mi esposa, mi hermano y mis hijos. Voy a tener que reflexionar y pensar mucho, porque el rock and roll es algo maravilloso, tiene como objetivo salvar y ayudar a las personas y no tornarlas algo peor. Así que Chelsea Lauren espero que estés bien, te pido mis más sinceras disculpas, entiendo que tendrás que hacer lo que tengas que hacer, pero quiero que sepas que lo lamento. Buenas noches”.

Related posts

Comment