El destino final de John Lennon y Dimebag Darrell

El cantante Beatle y el guitarrista de Pantera fueron asesinados el mismo día. Qué tenían en común ambos músicos y sus asesinos.

El 8 de diciembre es una fecha fatídica para el mundo musical. En esta fecha se conmemoran los aniversarios de los asesinatos de John Lennon ex Beatles y Dimebag Darrell, ex Pantera. Ambos volvían a los escenarios luego de un tiempo de ausencia, intentaban hacer una carrera por fuera de las bandas que los llevaron al éxito, y fueron asesinados a tiros por un fanático con problemas mentales. Hay más puntos de comparación entre la vida de ambos y la de sus asesinos.

John Lennon – Mark Chapman

Cuando nace su segundo hijo Sean en 1975, Lennon, ya un artista mundialmente famoso con una carrera solista, se dedica a su hogar y su familia, haciendo oficial su descanso de la música en 1977.

Ese mismo año, un joven David Chapman intentaba suicidarse después de tener problemas con su novia y en la universidad. Intentó conectar el caño de escape de un auto con un mango de aspiradora para llevar el humo tóxico al interior. Falló en el intento y fue diagnosticado con depresión y admitido en el Castle Memorial Hospital.

Pero ambos lograron un nuevo comienzo. Lennon regresó en 1980 con el sencillo “(Just Like) Starting Over” y el álbum “Double Fantasy”. Chapman fue dado de alta y su madre lo llevó a vivir con ehlla a Hawaii. Pero los rumbos en la vida de ambos cambiaron drásticamente cuando los problemas mentales de Chapman se combinaron con la lectura de El guardián en el centeno. Éste libro despertó una fuerte obsesión en él desde que se identificó con su protagonista, Holden Caulfield. Comenzó a escuchar voces, a tener problemas con el alchoholismo y la depresión, pero la música y el libro lo llevaron a un eje más problemático. La búsqueda por la trascendencia lo llevó a planear un asesinato que resuene en todo el mundo.

En Noviembre de 1980, Chapman viaja a Nueva York con el concreto objetivo de asesinar a Lennon, pero regresa a Hawaii cuando no se atreve a completar su misión autoimpuesta. Intentó empezar un tratamiento psicológico pero un mes después, el 6 de diciembre, se embarcaba en otro viaje a Nueva York. Ésta vez, el definitivo.

El 8 de diciembre esperó fuera del Dakota el departamento donde vivían John Lennon y Yoko Ono. Cuando salieron para ir a un estudio de grabación, Chapman consiguió un autógrafo del cantante en su último disco. Pero esperó a que volvieran. Cuando lo hicieron, Chapman le disparó cuatro veces en la entrada del edificio. Sin inmutarse, sacó su edición de “El guardián en el centeno” y se sentó a leer en la vereda hasta que llegó la policía.

 

Dimebag Darrell – Nathan Gale

El guitarrista y fundador junto a su hermano Vincent de la banda Pantera también fue asesinado un 8 de diciembre, cuando se cumplían 24 años de la muerte de John Lennon. La banda fundada en 1981 se separó en 2003 por problemas internos.

Ese mismo año un joven de 24 años oriundo de Ohio estaba siendo despedido de la marina. Su nombre era Nathan Gale y había sido diagnosticado con esquizofrenia. La obsesión de Gale con Pantera no vino de la mano del fanatismo sino de la sospecha. Según relataron sus amigos, acusaba a la banda de robar sus canciones. Uno de ellos, Jeramie Brey, contó al periódico The Columbus Dispatch que una vez le mostró unas canciones que había dicho que eran de su autoría, pero eran copias de temas de Pantera: “Dijo que eran sus canciones, que Pantera se las robó y que los iba a demandar”.

Cuando regresó su pueblo, empezó a trabajar en un salón de tatuajes y no parecía un tipo peligroso. A lo sumo, un tipo raro, que se había sentido defraudado con la separación de la banda que lo obsesionaba.

En 2004 los hermanos Darrell formaron Damageplan, y lanzaron su primer album “New Found Power”. Volver a los escenarios con un título que habla de empezar de nuevo es algo común en la industria musical y también es un punto de contacto entre Lennon y el guitarrista. El 8 de diciembre se presentaban en el club nocturno Alrosa Villa en Columbus, Ohio. El enojo, el sentimiento de traición y la obsesión llevaron a Nathan Gale, justo como a Mark Chapman, a asistir portando un arma de fuego. Cuando comenzó el show se subió al escenario por un costado, corrió hasta donde se encontraba Darrell y le disparó en la cabeza dos veces. Además, asesinó a otras tres personas del staff que habían intentado detenerlo. A su vez él fue asesinado por el primer oficial de policía que llegó al lugar.

 

 

Homenajes a dos íconos del rock

El asesinato de Darrell Abbott conmocionó al mundo musical. Los homenajes se rindieron desde su funeral, al que asistieron músicos como Eddie Van Halen y Jerry Contrell quien interpretó allí dos temas acústicos a su memoria. Van Halen le entregó como último regalo, con el que Darrell sería enterrado, una de sus guitarras favoritas que formaba parte de una colección artesanal. Darrell se la había pedido poco antes de ser asesinado.

Zakk Wylde le dedicó la canción “In This River”, del álbum “Mafia” de Black Label Society.

Nickelback hace referencia a Dimebag en la canción “Side of a Bullet” presente en el álbum “All the Right Reasons “

En cuanto a Lennon, los homenajes musicales no fueron menores. Su compañero beatle George Harrison compuso en su memoria “All Those Years Ago”.

Oasis le dedicó la canción “I’m outta time”, que incluye partes de una conversación con el cantante en los ’70.

Por Triana Obregón y Hector Palacios

Related posts

Comment