American Vandal: La revelación del año.

La nueva serie de Netflix es una comedia mockumentary que se encarga de satirizar los documentales de investigación a la perfección. 9 capítulos sin desperdicio.

En la preparatoria Hanover existe un misterio. Parece menor pero significa mucho. Un día por la tarde aparecieron los autos de todos los profesores con dibujos en aerosol de penes enormes en el estacionamiento del colegio. Esto abrió una investigación interna donde las autoridades dictaminaron que debían suspender a Dylan Maxwell, el alumno más irresponsable de la escuela, de conocidas manías por dibujar falos en los pizarrones y realizar bromas pesadas por Youtube. Todos los caminos conducen a Dylan, ¿pero realmente fue él? Dos compañeros que no guardan vinculo de amistad con Dylan deciden hacer un documental para analizar el caso, y así poder llegar a la verdad, con el amor a la objetividad.

“American Vandal” es un falso documental que nos presenta un conflicto aparentemente ínfimo que se convierte en tema de estado. Podremos ver cómo la sanción afecta al desmesurado Dylan, cómo los comportamientos de los profesores distan, a su vez, de ser los correctos, y cómo cada alumno que lo juzga un secreto, que sin querer, terminará divulgándose. En resumen, la hipocresía que rodea a adolescentes y adultos, igualándolos en maduración.

 

Explota con humor todos los recursos habidos y por haber en los documentales. La narración a cámara del acusado como derecho a réplica, la voz en off de los investigadores, los dibujos virtuales de tiempo y distancia, las cartas, fotografías y todo aquello útil para respaldar una teoría, las publicaciones en las interminables cantidades de redes sociales que existen hoy, el dilema moral sobre qué es información y qué no, qué se debe mostrar y qué se debe no mostrar, si ocultar un dato se debe a considerarlo no valedero o nocivo o si realmente significar mentir, y demás ejemplos que será mejor que los descubran por sí solos.

“Dan estaba mirando “Making a Murderer” y sabía que yo era un fanático de los documentales de crímenes verdaderos. Tuvo la idea para un corto, de algo de temática humorística pero tratado realmente en serio. En principio, se pensó como una serie web con capítulos de diez minutos, pero a medida que íbamos pensándolo, nos encontramos con que había demasiadas historias para contar, así que decidimos expandirlo”. Tony Yacenda, Creador de American Vandal.

Con una segunda temporada en camino (que no trataría sobre el mismo asunto), American Vandal es una comedia adolescente más inteligente de lo que parece y que inevitablemente, entre los temas menores y los chistes típicos de la edad, nos invita a reflexionar sobre la facilidad con la que elucubramos teorías y señalamos culpables sintiéndonos, en parte, jueces de todo lo que nos rodea.

9 capítulos de 35 minutos. No es nada. Denle una oportunidad.

Related posts

Comment